Diario Judío México - Los progresos y mayor conocimiento acerca del funcionamiento humano, ha llevado a un aumento en la longevidad de las personas.  Por ejemplo, en nuestro país  el promedio de vida hoy, es de 74 años, lo cual ha llevado a la ciencia médica a investigar situaciones médicas que con anterioridad no se tomaban en cuenta y como ejemplo está: la .

Por ejemplo para el año 2025, la Organización de las Naciones Unidas (ONU), contempla que para  ese año la población de más de 65 años se triplique.  Por ello especialistas como el Dr. Jorge Jaspersen Gastélum señala que se requiere construir una plataforma tanto sanitaria como productiva junto a conocimientos, para dar atención al proceso de envejecimiento y desde ahí mejorar la calidad de vida de esta población.

Dentro de esta población, mayores de 65 años, los varones a la fecha no toman en cuenta que al igual que las mujeres que viven la menopausia, los hombres enfrentan la .

Esta, la , es una pérdida paulatina de la hormona testosterona, pérdida que aparece paulatinamente entre los 50 y 67 años.  A diferencia con la mujer el cuadro clínico es variable y depende de la individualidad de cada varón.

Las manifestaciones clínicas son:

A.- Trastornos generales:

  1. Disminución del vello corporal.
  2. Trastornos en el aspecto y resistencia de la piel.
  3. Decremento en la masa muscular magra, lo cual ocasiona disminución de la fuerza, incremento en la grasa visceral, disminución de la densidad mineral ósea, que genera la posibilidad y riesgo de fracturas patológicas.
  4. Fenómenos vasomotores: bochornos, sudoración nocturna, insomnio y palpitaciones.
  5. Posibles trastornos en la esfera mental: dificultada para la concentración, disminución de la actividad intelectual, irritabilidad, depresión, fatiga y disminución de la habilidad de orientación en el espacio.
  6. Trastornos en la esfera sexual: deseo disminuido, disminución de fantasías sexuales y otros.

Manifestaciones que afectan tanto la calidad de vida como en la capacidad productiva, social y familiar, junto a la propia autoimagen y autoestima.

Por ello, al igual que la mujer acude con su ginecólogo, el varón debe de ir en la medida que hacen su aparición los primeros síntomas con su médico para que lo guíe en esta etapa de vida.

Dado que, ante los cambios hormonales y físicos que la longevidad da, es importante la esfera psicológica para un adecuado y sano transitar por las diferentes etapas de vida. Nosotros en Maayan Hajaim estamos para apoyarte.

Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

Artículo anteriorProfesores de la escuela “Yiddish Day” de Melbourne estarán en Nueva York
Artículo siguiente¿Cuáles fueron los nombres de bebé más populares de Israel en 2018?
Maayán Hajaim es una Institución que brinda apoyo psicológico a personas de la comunidad judía con necesidades emocionales o en crisis. Nuestro objetivo es orientar a las personas que se encuentran en crisis o simplemente desean mejorar su calidad de vida. Estamos para apoyarte en la línea telefónica: 5292 5131 disponible 24 Hrs. y de forma anónima. Brindamos intervención en crisis, prevención, contención, asesoramiento y apoyo psicológico emocional.