El trastorno bipolar, conocido con anterioridad como una enfermedad maníaco depresiva, es una enfermedad mental que se caracteriza por movimientos a veces drásticos o no en el estado de ánimo, alterado para quién lo padece en su vida familiar, académica, laboral y social.

Estos cambios en su estado de ánimo se generan dado que los mecanismos que regulan el estado de ánimo están alterados y quién lo sufre pierde el control sobre su humor, puesto que se le presentan períodos en que siente euforia desorbitada (manía), a los que le siguen períodos depresivos o mixtos.

Es un trastorno que afecta a las personas de todas las edades y hace su aparición alrededor de la adolescencia o en la juventud temprana y se prolonga a lo largo de la vida. En estudios recientes señalan que disminuye su aparición a partir de los 50 años y se considera que entre un 3% y un 6% de la población, desarrolla alguna forma leve de bipolaridad. A la fecha, es un trastorno crónico tratable mediante fármacos y psicoterapia.

Dentro de las causas, consideran los expertos que el trastorno es producto de la combinación de una serie de factores tanto genéticos, psicológicos y bioquímicos.

En relación con lo genético, la herencia familiar es importante y en estudios recientes consideran que un 80%-90% de las personas que la sufren, tienen familiares con alguna forma de depresión. Otras hipótesis señalan que junto a la predisposición familiar factores ambientales la desatan.

Otras investigaciones señalan que puede ser causado por un desequilibrio bioquímico, producto de una producción irregular de hormonas y cambio en los transmisores cerebrales (sustancias químicas cerebrales, que actúan como mensajeros entre las neuronas).

A su vez, otros estudios señalan como desencadenantes, factores psicosociales o acontecimientos estresantes.  Enfermedades orgánicas como cambios en el ritmo vigilia-sueño, uso de fármacos como lo son los corticoides, antidepresivos, alcohol, droga o anfetaminas la pueden hacer presente. 

Sintomatología:

Se caracteriza por períodos maníacos o eufóricos, los cuales pueden durar por espacio de dos semanas y cuatro a cinco meses, con episodios depresivos, con una duración aproximada de 6 meses.

Este es un trastorno crónico y su ciclo varía en relación con la frecuencia y al número de episodios y la base para su control es la asistencia del paciente al médico-psiquiatra para ser medicado.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anterior19 de noviembre de 1988: Alter Mojze Goldman es admitido en la Legión de Honor Francesa por su rol en la resistencia contra los alemanes
Artículo siguienteCine Judío en Jerusalem: Filmes nacionales e internacionales
Maayán Hajaim es una Institución que brinda apoyo psicológico a personas de la comunidad judía con necesidades emocionales o en crisis. Nuestro objetivo es orientar a las personas que se encuentran en crisis o simplemente desean mejorar su calidad de vida. Estamos para apoyarte en la línea telefónica: 5292 5131 disponible 24 Hrs. y de forma anónima. Brindamos intervención en crisis, prevención, contención, asesoramiento y apoyo psicológico emocional.