Diario Judío México - Se acerca el día 11/8 en que debemos tomar una decisión entre dos alternativas: en medio del río, con un bote viejo y destartalado haciendo agua que nos dieron los antiguos pobladores en la orilla en el 2015, decidimos volver y nos quejamos, damos por olvidados los latrocinios de que fuimos testigos, los pactos firmados por traidores, las persecusiones a periodistas y medios, etc.etc.etc.

La otra alternativa es seguir remando y avanzar hacia la otra orilla, que no está lejana y nos puede dar cobijo, mayor seguridad para rehacer nuestras vidas y un futuro con mejores perspectivas para todos, seguramente con esfuerzos y sacrificios que valen la pena realizarlos.

El pasado está lleno de mentirosos, soberbios, insolentes, violentos, ignorantes y charlatanes. Eligiendo con criterio podremos evitar que el pasado tambien cruce el río y nos niegue el porvenir.

Isabel Allende dijo: “Memoria selectiva para recordar lo bueno, prudencia lógica para no arruinar el presente y optimismo desafiante para buscar el futuro”.

Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

Artículo anteriorEn carne propia
Artículo siguienteGantz promete que en la próxima guerra Israel “vencerá a Hamas”
Nací el 9 de marzo de 1942 en Buenos Aires, Argentina. Tengo educación secundaria y algunos años de Derecho pero por razones de tiempo dejé para casarme y trabajar en una industria química de mi familia política desde 1964 hasta el 2001, comenzando en el sector costos hasta ser director financiero-administrativo de la empresa, que en aquel momento tenía 3 plantas y unos 300 dependientes. Mi esposa Irene es Profesora Nacional de Artes Visuales, es artista plástica y estudió entre otros con Urruchúa, Castagnino, Schurjin, Pujía, etc. Tenemos 2 hijos Juana Elizabeth, Abogada y con una Maestría en Derecho Internacional Público, radicada y ciudadana canadiense desde el 2002, casada y que nos dio una hermosa nieta de 7 años. Nuestro hijo varón se radicó en México D.F. también el 2002, montó una empresa que se dedica a la venta de aceros para la construcción de la cual es Gerente Comercial, soltero, 44 años. Mi suegra, fallecida en el 2006, fue escritora de cuentos y poemas, con muchos libros publicados y premios en distintos países, incluyendo el Fernando Jeno a la Poesía en México en 1979; sus libros figuran en diversas bibliotecas, incluyendo la del Congreso de EE.UU. Mis hijos siendo pequeños obtuvieron menciones y premios en el famoso Concurso Shankar de pintura, en la India y algunas de sus obras ilustraron libros de poemas de la abuela materna Arminda Ralesky. De esta mujer el Maestro Jacobo Ficher compuso una obra para coro y orquesta del poema Kadish Laico y además algunos de sus poemas formaron parte del repertorio de Berta Singerma. Yo soy socio vitalicio de la Sociedad Hebraica Argentina desde 1979 y fui parte del Consejo Directivo y del Consejo Consultivo en varios períodos. Siempre me interesó la política seria y desde hace unos años escribo a los diarios como una forma de participación activa.