Muchos dicen que las redes sociales son meras ilusiones y vidas pre-construidas para generar buenas impresiones y en parte en cierto, pero por otra, las redes sociales han sido de gran ayuda en nuestra generación para: interconectar, expresar y darte a conocer. Y lo que es más cierto aun, es que si les das un buen uso: puedes conseguir cumplir cualquier sueño. Mira a los bloggers, a los youtubers o a los instagrameros que ganan miles al mes por hacer lo que les gusta a partir de la comodidad de su casa.

Alguna vez navegando por la página de Facebook de mi facultad me encontré con una alerta de trabajo. La paga era buena, las prestaciones también y los beneficios todavía mejores. Casi terminando de leer el post decía “mándanos un email con tu nombre, edad y redes sociales”. La mera realidad era que, ellos estaban conscientes de nuestra falta de experiencia laboral (por eso en algunos casos no piden CV) sin embargo proveen oportunidades a quienes tienen un buen desenvolvimiento en las redes sociales (seguidores, buen feedback, etc) para así poder conseguir empleo. Es como una cuestión de filtro: veo quién eres online y luego decido si vienes o no a la entrevista.
Es inteligente para las empresas ya que, por medio de redes sociales puedes conocer cómo se desenvuelven las personas en línea, cómo se comunican (qué tipo de vocabulario utilizan), cuáles son sus intereses, su estilo de vida (fiestero, intelectual, social, etc) o quizás su visión de la vida (fatalismo, positivo, creativo, rebelde…) entre otros.

Y no es una cuestión de generalizar sino que, es una oportunidad de saber qué tipo de persona te podrá representar. Claro, no debe ser el único parámetro… pero desde mi punto de vista es uno extraordinario para tomar en cuenta. Así que te muestro 4 tips que posiblemente te puedan ayudar a conseguir buenas impresiones y quizás el trabajo que más anhelas:
1 Concientiza tus contenidos: Se inteligente. No publiques cualquier cosa que te venga a la mente que involucre quejas, groserías o mala vibra, al contrario, haz que cada publicación cuente. Piensa ¿esto daña a alguien? ¿esto dañara la reputación de alguien? ¿esto es negativo o malicioso?
2 Planea y déjate llevar: Se vale planear contenidos ¿qué se ve bien?, ¿qué ajusta? Pero también es importante saber que las redes sociales no son la escuela, son tuyas y son una representación de ti mismo. Intenta generar un foco de interés, cohesivo y fluido. No intentes seguir reglas, ni tampoco quedar bien con nadie. Sí ten cohesión y sí también sigue tu instinto.
3 Limpia: Todos tenemos momentos vergonzosos, fotos de la pubertad, de la fiesta del fin de semana pasado o la foto cero artística hace 124 semanas en IG. Limpia y encárgate de tener redes presentables que muestren una versión positiva de ti. Evita vocabulario corriente o contenidos que representen cosas que no eres verdaderamente. Its all about credibility
4 Se tú mismo y la mejor versión de ti: Se creativo, comparte temas interesantes, genera discusiones sanas, da tu opinión y respeta las de los demás. Púlete, nunca sabes quién estará “scoutiando” para su empresa o quizás para hacerte una marca.

Anímate!! Y haz de tus redes sociales no solo un medio de likes y double taps, sino de galerías de artes y de buenos contenidos, aprovéchalo a tu favor.... y la siguiente vez que pongas tus redes sociales para una empresa....me cuentas que pasó.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorEl rabino Foreman regresa al cuadrilatero y gana su pelea
Artículo siguienteSong of Januke

Judía, mexicana y 19 años. Soy estudiante de la carrera de Comunicación en la Universidad Anáhuac en donde me especializare en periodismo y dirección de empresas editoriales, en un futuro pretendo escribir una novela y trabajar en alguna revista de alta moda. Para mí, no hay y no existe un poder mayor al que tiene la palabra y la escritura; creo que es un arte y a la vez es guerra…

Soy intensa y lucho por lo que quiero, y al decir esto me refiero a que me encargare de empujar las cosas en las que creo para así poderlas compartir con todos: para generar un cambio o quizás una discusión.

Creo en el cambio y creo en el poder de la juventud, en el mérito y el espíritu apasionado de los  chavos de nuestra comunidad, sin embargo también creo en el esfuerzo y en el “si algo se ha roto… arréglalo”. A nosotros los jóvenes nos falta un largo camino por recorrer y por aprender, por luchar y por entender que la vida no somos “uno mismo” sino que somos todos, bajemos el ego, abramos nuestras mentes y hagamos de este país un lugar mejor.