Diario Judío México - Para terminar esta serie que es consecuencia de haber tomado conciencia que nosotros respondemos a los lemas, pero los que manejan las cosas se olvidan de los lemas y nos manipulan.

En la olimpiada participan deportistas y todo mi respeto a estas personas que se esfuerzan en sacar lo mejor que tienen para consagrarse en lo alto del podio y aun sabiendo que no llegaran al mismo no dejan de prepararse, pues competir es lo importante. Y por supuesto también participan dirigentes y estos a veces son realmente problemáticos. No soy un historiador por lo tanto mi selección es absolutamente subjetiva.

Dos deportistas, olimpiada 1936

Atletas judíos: Marty Glickman y Sam Stoller
Una acción controvertida que tuvo lugar durante las Olimpíadas fue el reemplazo de dos corredores judíos estadounidenses: Marty Glickman y Sam Stoller. Ambos se habían entrenado para la carrera de relevos 4×100 metros, pero antes de la competencia, fueron reemplazados por Jesse Owens y Ralph Metcalfe, los velocistas más rápidos del equipo. Se ofrecieron varias explicaciones al respecto. Los entrenadores alegaban que necesitaban de sus corredores más rápidos para ganar la carrera. Según manifestó Glickman, el entrenador Dean Cromwell y Avery Brundage se vieron impulsados por su antisemitismo y el deseo de ahorrarle al Führer la embarazosa imagen de dos judíos estadounidenses en el podio de los vencedores. Por su parte, Stoller no consideraba que el antisemitismo tuviera algo que ver; sin embargo, el atleta de 21 años describió dicho incidente, en su diario, como el “episodio más humillante” de su vida.

Jamás en la historia olímpica de EEUU, que ya suma 2520 medallas y supera por mucho a cualquier otro país, incluida (ambas con casi 1200 medallas y ocupan el tercer lugar deportistas en condiciones físicas de competir fueron reemplazados.

Aparece aquí el nombre de Avery Brundage que casualmente fue el presidente del Comité Olímpico de EEUU en 1936 y el que impidió que EEUU se abstenga de participar en la olimpiada de Berlín. Extraigo de una excelente investigación.

El movimiento olímpico frente a la violación institucional de … – RACO

La presión internacional por la situación en llegó al COI no solo desde organizaciones políticas, sino desde la propia estructura deportiva. Concretamente, el mayor debate se produjo en Estados Unidos. La American Athletic Union (AAU) se había posicionado mayoritariamente por el boicot durante una votación, en 1933. El Comité Olímpico de Estados Unidos, confuso, decidió entonces que el presidente de la propia AAU, Avery Brundage, se desplazara a para realizar un informe. En las conclusiones del dirigente, se exponía que los nazis respetaban las normas de la Carta Olímpica. Brundage fue un personaje clave para que Berlín saliera adelante. Profundo antisemita y anticomunista, como comprobaremos a lo largo de este trabajo, pasó de inmediato a presidir el Comité Olímpico de Estados Unidos y, concluida la II Guerra Mundial, el propio COI durante 20 años. Ocupaba el cargo durante los Juegos de Múnich, en 1972, cuando se produjeron los atentados del comando palestino Septiembre Negro[1].A pesar de las víctimas sufridas, Brundage mandó que las competiciones continuaran.

Tenemos entonces en un pequeño texto la relación de 1936 y 1972 y una persona sumamente influyente.

Que más se sabe sobre Avery Brundage:

De esta forma Avery Brundage consiguió que Estados Unidos participara en aquella cita olímpica que se había organizado para mayor gloria de Adolf Hitler y el partido nazi. Como agradecimiento a su buena voluntad, la compañía de Brundage logró el contrato para la construcción de la nueva embajada de en Washington 

No solo antisemitismo, también intereses económicos ya que este personaje en su vida privada tenía una empresa de construcción. Este hombre tuvo el honor de ser:

Presidente de Honor Vitalicio del Comité Olímpico Internacional
11 de septiembre de 19728 de mayo de 1975

Su tercer matrimonio lo hizo con una princesa alemana de 37 años de edad y fue a vivir a donde sin duda alguna se sentía muy cómodo.

Los alemanes tienen una mancha que no se borra. En estos días, después de haber preparado esta nota se publicó la siguiente noticia: Conmoción: chicos de una escuela alemana agredieron a alumnos judíos

Los insultaron y, con símbolos nazis, se burlaron; para superar el hecho, visitarán juntos el Museo del

Viernes 26 de agosto de 2016

No son casos aislados, hay una permisión a la existencia del racismo.
Yossi May 11-9-2016

Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

1 COMENTARIO

  1. Gracias Señor Editor por publicar. No encontré que posición tenía Avery Brundage en relación a los juegos paralimpicos. Solo sé que tuvieron un gran empuje en el año 1988 cuando los organizó Corea del Sur.
    Encontramos que los juegos paralimpicos mejoran las condiciones de todos los discapacitados
    https://es.wikipedia.org/wiki/Juegos_Paral%C3%ADmpicosEl legado

    En el 2010 un estudio por la Universidad de Columbia Británica en Canadá en el impacto de los Juegos Paralímpicos, dejó ver que de 1600 canadienses encuestados, 41-50 % creen que los Juegos Paralímpicos de Vancouver en el 2010 dejó edificios con mejor accesibilidad, banquetas y lugares públicos. 23 % de los empleadores dijeron que los Juegos incrementaron su interés en contratar personas con discapacidad. Xavier González Director Ejecutivo del CPI dijo que los Juegos Paralímpicos de Verano en el 2008

    “Fueron una herramienta de transformación en todo China a favor de la gente con discapacidad, para crear accesibilidad en la ciudad, cambiar leyes, y aceptar a gente con discapacidad como parte de la sociedad”.

Deja tu Comentario

Artículo anteriorEn Lituania fue preservada la memoria del Holocausto por un agente de fútbol israelí y un escritor lituano
Artículo siguiente“El Boicot, BDS, es inexistente en México”
Julio Ioseph May (Yossi) nació en Entre Ríos, Argentina. Es Contador Público de la Universidad de Buenos Aires. Desde 1973 viviò  en el Estado de Israel y a partir de febrero 2014 reside en Barranquilla, Colombia. En vistas a la tercera edad comenzó a practicar su sueño de escribir que lo acompañó desde chico.Participa activamente en variados grupos literarios del internet. Comparte publicaciones de cinco antologías: De Paz y De Guerrasy Lazos Umbilicales publicadas en Israel en 2007, "primer antología" de Muestrario de Palabras (2007) y Libro del Haiku, Ediciones Artesanales Santoamor (2008) ambas en Buenos Aires. Pensamiento Antologico Universal, La poesia purifica la vida humana, Congreso Universal de Poesia Hispanoamericana, publicada en Mexico 2010. La revista virtual Palabras al Sol publicaba regularmentecuentos y poemas de su autoría. Su preferencia es la narración.