Diario Judío México - Rosh Pina es una “moshavá” pequeña pero muy pintoresca, la primera de la Galilea, con más de 125 años de historia sionista y un sitio con encanto turístico que, precisamente por su entorno, se convirtió en un lugar adecuado para abrir varios restaurantes y rincones que atraen visitantes de todo el país, que llegan, entre otras cosas, a probar platillos especiales.

La historia de Rosh Pina comenzó en el año 1881 cuando un grupo de jóvenes pioneros estudiantes de una ieshivá de la Galilea decidió abandonar la muy poblada ciudad de Safed y fundar un nuevo asentamiento agrícola, en las cercanías de la aldea árabe llamada Gai Oni y la casa PICA, que servía como centro administrativo y residencia de los empleados que envió el barón Edmundo de Rothschild para supervisar las actividades agrícolas.

Hay varios sitios legendarios, entre estos “Habait shel Rafa”, un restaurante argentino ubicado en uno de los sitios más bellos e históricos de Rosh Pina, el “Bosque del Barón”, desde donde se ve un hermoso paisaje rodeado de árboles y mucha vegetación.

En este famoso parque, el barón mandó construir un gran jardín al estilo Versalles para uso de los empleados de alcurnia, que lo recorrían con carrozas de lujo.

Cuando Rajel y Rafa llegaron a la zona, encontraron en uno de los más bellos rincones de Rosh Piná un sitio abandonado, una casona que fue el hogar del Prof. Mar, famoso por haber hallado la manera de curar la malaria, enfermedad que acosaba a los habitantes de esa región en la época del Barón.

Este médico fue el abuelo del famoso actor Giuliano Mar, y su hija (madre del actor) se casó con un árabe, por lo cual el padre la desheredó y la hermosa residencia fue donada al Keren Kayemet.

El restaurante está situado a dos pasos (o cuatro peldaños) de dos sitios muy conocidos: la Casa PICA, que se halla en la calle Rishonim y actualmente es el museo con el show audiovisual de tecnología más avanzada, donde se ilustra la historia del lugar, y el hotel del rabino Alter Schwartz, el primero de la zona, que es ahora una importante galería de arte plástica.

“René” es el nombre de otro sitio preferido por los turistas, que desde el año 2003 ofrece un menú lácteo todo el día, a precios accesibles.

Fuente: Aurora

FuenteAurora
Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.


Artículo anteriorDescubren en Egipto almacenes de armas destinadas a Gaza
Artículo siguienteJóvenes israelíes y palestinos desarrollan juntos proyectos de alta tecnología
Noticias, Reportajes, Cobertura de Eventos por nuestro staff editorial, así como artículos recibidos por la redacción para ser republicados en este medio.