A estas alturas de la , pocas dudas quedan de que las vacunas y el proceso de su aplicación están siendo utilizados como medios para ganar posiciones políticas. Países, gobernantes, candidatos a un puesto de elección popular, todos ellos están experimentando, cada quien en su esfera de acción, esta ineludible tentación de tratar de beneficiarse de la urgente necesidad de inmunización contra covid-19, virus que flota sobre el planeta entero.

Esta novedosa realidad, aparecida tan recientemente, ofrece también la posibilidad de incentivar nuevos lazos políticos y económicos entre naciones, tal como es visible en nuestro entorno mexicano con la visita que prepara el canciller Marcelo Ebrard a y en razón del abasto de las vacunas, asunto que puede derivar en acuerdos adicionales que tiendan nuevos puentes de interacción entre México y esos dos países.

En ese contexto, la producción y exportación de vacunas por parte de los países que han logrado desarrollarlas se está mostrando como una eficaz herramienta para extender presencia e influencia en regiones antes fuera de su alcance. Uno de esos casos es el de , que está consiguiendo entrada en la zona de los países del Magreb africano al negociar ventas de vacunas con algunos de éstos. El 12 de febrero Argelia anunció que recibiría 40 millones de dosis de la vacuna Sputnik V y también que recibió de Moscú la licencia para manufacturar dicha vacuna en su suelo. A Túnez, que hasta ahora ha esperado en vano la llegada de vacunas vía COVAX, de la Organización Mundial de la Salud, le ha abastecido 30 mil vacunas, por lo pronto, pero existe un contrato que le promete la llegada de un millón más próximamente.

La zona del Magreb ha estado tradicionalmente bajo la influencia francesa, en razón del colonialismo que ejerció Francia sobre ella a lo largo de más de un siglo. No es extraño, así, que ante la situación actual se esté despertando un profundo malestar en el del país galo ante el ingreso de la presencia rusa, vía las vacunas, a espacios considerados desde hace mucho bajo la esfera de influencia francesa.

De hecho, en la reunión virtual de la Unión Europea llevada a cabo el 25 de marzo pasado, el presidente Emmanuel Macron expresó sus temores al respecto, declarando que “…estamos observando los ataques e intentos de y de ganar influencia a través de la vacuna…”, mientras que en una entrevista realizada tres días después por Radio Franceinfo, el canciller galo Jean-Yves Le Drian acusó a de usar su vacuna Sputnik V “más como un medio de propaganda y diplomacia agresivas que como un elemento de solidaridad y ayuda para la salud”.

Parecida situación se está registrando en los casos de Egipto y Marruecos, donde el abasto de vacunas ha provenido de , generándose así mayores posibilidades de expansión de negocios e influencia del gigante asiático en esos países norafricanos. No cabe duda que el divisionismo hoy existente dentro de la Unión Europea y las enormes fallas registradas en cuanto al manejo de la y del proceso de vacunación han generado la oportunidad para Moscú y Beijing de acercarse a la cuenca del Mediterráneo e imponer una presencia más visible en zonas que estaban alejadas de su esfera de influencia.

Es innegable que la de Trump, de desentenderse de muchas áreas en las cuales el involucramiento norteamericano había sido casi permanente, le ha facilitado a y a su actual despliegue. Y es innegable también que si vacunas provenientes de farmacéuticas de Estados Unidos y hubieran estado disponibles para la zona del Magreb, difícilmente habría habido una puerta tan abierta para el ingreso de los rusos y los chinos.

Mucho se ha repetido que la vida en general ya no será la misma después de la del . Entre los cambios que sobrevendrán destacarán, seguramente, los referentes a la distribución del poder político y económico a nivel mundial.

Así como las dos guerras mundiales generaron nuevos paradigmas y hegemonías, la y sus secuelas están anunciando, también, el inicio de una nueva distribución de poder, cuyo perfil exacto aún no conocemos.

FuenteExcelsior

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorTrastorno de Pica
Artículo siguienteSeñales Financieras: ¿Salgado Macedonio moverá el IPC y dólar?
Licenciada en Sociología egresada de la UNAM (1980), con estudios de maestría en Sociología en la UNAM y con especialización en Estudios Judaicos en la Universidad Iberoamericana. (1982-1985) Fue docente en la ENEP Acatlán, UNAM durante 10 años (1984-1994). Actualmente es profesora en diversas instituciones educativas privadas, judías y no judías.De 1983 a 1986 fue colaboradora semanal del periódico "El Nacional" tratando asuntos del Oriente Medio.Desde 1986 hasta la fecha es editorialista semanal en el periódico Excélsior donde trata asuntos internacionales.Es comentarista sobre asuntos del Medio Oriente en medios de comunicación electrónica.Publicaciones:"Los orígenes del sindicalismo ferrocarrilero". Ediciones El Caballito S.A., México, 1982.En coautoría con Golde Cukier, "Panorama del Medio Oriente Contemporáneo". Editorial Nugali, México, 1988.Formó parte del equipo de investigación y redacción del libro documental "Imágenes de un encuentro. La presencia judía en México en la primera mitad del siglo XX" publicado por la UNAM, Tribuna Israelita y Multibanco Mercantil, México, 1992.Coautora de "Humanismo y cultura judía". Editado por UNAM y Tribuna Israelita. José Gordon, coordinador. México, 1999.Coordinadora editorial de El rostro de la verdad. Testimonios de sobrevivientes del Holocausto en México. Ed. Memoria y Tolerancia, México, 2002.Redactora de la entrada sobre "Antisemitismo en México" en Antisemitism: A Historical Encyclopedia of Prejudice and Persecution". Ed. ABC CLIO, Chicago University, 2005."Presencia judía en Iberoamérica", en El judaísmo en Iberoamérica. Edición de Reyes Mate y Ricardo Forster. EIR 06 Enciclopedia Iberoamericana de Religiones. Editorial Trotta. , Madrid, 2007.Artículos diversos en revistas de circulación nacional e internacional.