Diario Judío México - El concepto de los hoteles W va mucho más allá de llegar a todos los estándares de excelencia que esperamos de un hotel de lujo, sino que buscan crear espacios y experiencias inolvidables, únicas en el mundo, que transcienden nuestro entendimiento del lujo y rompe todos los límites de la imaginación. Atractivos, caprichosos e inigualables, los W son más que hoteles, son estilos de vida.

A pocos pasos del Océano Atlántico se alza una de las joyas de esta creativa cadena: W South Beach. Un oasis de vanguardia en el corazón cosmopolita de la energética ciudad de Miami, su diseño icónico y palmeras ondulantes preparan el escenario para una experiencia inolvidable, donde los mundos vibrantes de la música, la moda y el diseño se unen al lujo contemporáneo.

Aquí, el equipo del hotel labora bajo el seductor lema Whatever/Whenever y está listo para proporcionarnos lo que sea, cuando sea. Sintiéndome como realeza moderna, me dejo llevar por los divertidos y sofisticados espacios del hotel, desde sus excelentes restaurantes hasta su famoso piscina WET en el primer piso, una increíble alberca al aire libre.

Abro la puerta de la suite para descubrir las habitaciones más grandes de South Beach, cada una con su propio balcón privado y una impresionante vista al mar. Las residencias y suites llegan a medir más de 270 metros cuadrados, con techos de casi tres metros y amplios balcones de vidrio que permiten vistas incomparables del reluciente Océano Atlántico.

Un mundo de diversión y seducción, donde cada instante es una oportunidad para crear, para vivir y para imaginar, W South Beach logra sumergirnos en su agitada vibra, deslumbrándonos con su carácter y sacando de lo más profundo de nosotros esa sed por aventura que llevamos dentro.

Siempre evocando lo más distintivo de donde se encuentran, sumergiéndonos a la vez en una sofisticación exquisita y un estilo único, la lujosa cadena hotelera de W Hotels, está presente en las más divertidas metrópolis del mundo. Miami es fascinante y W South Beach es el patio de recreo de lo chic, la pasarela del jet set de moda.