Es el compromiso elevado y científico de dos profesiones que se dan la mano, al momento de asumir responsabilidades: la humana y la veterinaria. Ahora, con motivo de esta pandemia que tiene aún en alerta al mundo entero, estas dos ciencias volvieron a entrecruzar sus saberes, para lograr un objetivo común: la salud del hombre, como expresión suprema de su esfuerzo, ajeno a lo actuado por las organizaciones de salud universales, que sin justificación alguna, margino a la segunda de su principal objetivo; pero esa actitud más bien ha estimulado a la veterinaria a demostrar su importancia social y fundamentalmente científica, a tal punto que, son las mismas organizaciones las que han conmutado sus acciones para aceptar una verdad inobjetable: la fusión científica de estas dos ramas, sumando ahora una tercera relacionada con el manejo del ambiente, denominada “Una sola salud”.

 

La unión de las dos medicinas deja de ser un simple enunciado, en la formación profesional de ambas, se comparte varias disciplinas, sobresaliendo la salud pública, materia que permite a la veterinaria desarrollar una enorme experiencia en el manejo epidemiológico de las pandemias, muchas de ellas, de carácter zoonótico (enfermedades trasmitidas de los animales al hombre y viceversa), apareciendo el término “cuarentena”, de mucho uso en la pandemia que padecemos. El origen del término, data del siglo XIV, en Venecia, como medida de control de las epidemias de peste negra que azotaban a Europa y que obligaba a los barcos y personas que provenían de Asia a esperar 40 días, justo al lado de Lido en el borde oriental de la laguna veneciana, que lleva el nombre de Lazzaretto Vecchio o Lazareto Viejo, antes de entrar en la ciudad, tras la comprobación del estado de salud de los viajeros, enfermedad está zoonótica, que me priva aumentar comentarios de esta histórica relación.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorIom HaShoá. Parlamentario del Likud a la presidenta del Bundestag: “No olvido, ni perdono a los alemanes”
Artículo siguienteEl ciclista debe dominar el cuerpo, la cabeza y el corazón: Sandro Cohen
Originario de Zaruma, El Oro, Ecuador, José Manuel es Doctor en Medicina Veterinaria y Zootécnica por la Universidad de Guayaquil. Ha recibido diversos reconocimientos por sus actividades académicas y culturales. Editorialista y colaboradr en diversos diarios como La Hora, El Universo y El Comercio entre otros. Es también autor de varios libros entre los que destaca la novela costumbrista "Relámpago y algunas expresiones escondidas" así como libros técnicos relacionados con su profesión.