Diario Judío México - El sufijo -cidio se ha convertido en muy popular. A los antiguos homicidio y suicidio se han ido agregando el parricidio o el fratricidio, el uxoricidio (término casi olvidado de la muerte de la mujer a manos de su marido, hoy día sustituido por el más general de feminicidio). Y luego vienen los de carácter público o colectivo, como el magnicidio o el genocidio, entre otros. Sin embargo, últimamente se prodigan los nombres de crímenes más allá del cuerpo físico, como el etnocidio (la eliminación de una cultura), que sería un caso especial dentro del crimen más general que atenta contra la memoria de un colectivo, el mnemocidio, palabra acuñada por el alemán Harald Weinrich hace apenas dos décadas para explicar el objetivo de los nazis respecto a los judíos que consistía, más allá de su aniquilación física, en la eliminación de toda huella y recuerdo de su existencia.

La historia no escrita del mundo está repleta de culturas, lenguas y grupos humanos de los que no ha quedado más herencia que algunos hallazgos arqueológicos o su huella en la mirada distorsionada de otros, un recuerdo a veces incluso falseado y manipulado para fines políticos. Ejemplo de ello son los filisteos, cuya propia denominación (de la que deriva el nombre de Palestina, con el que el emperador romano Augusto decretó el mnemocidio del nombre del reino de Judea en el año 135) en realidad surge del testimonio y mirada de sus vecinos, que en hebreo los llamaban invasores (polshím, paleshet, plishtím). De ellos se habla en la Biblia en relación a Sansón y especialmente al gigantesco Goliat. El concepto actual de “palestino” no tiene ningún vínculo con aquellos “pueblos del mar” que desaparecieron como cultura y como memoria viva.

Quienes hayan sufrido los estragos del en alguien muy cercano, conocen cómo la pérdida de la memoria evapora dramáticamente la personalidad de quienes la padecen. Cuando se impone el olvido sobre un colectivo, sus vínculos desaparecen: la cristalización que los cohesionaba se licúa o sublima directamente, y se confunden y funden en un mar impersonal. A veces, como no en pocos ejemplos del final del holocausto judío, el dolor nos empuja a olvidarnos de nosotros mismos. Cuántos sobrevivientes se llevaron sus pesadillas a la tumba para no turbar a las familias que con tanto esfuerzo lograron volver a construir. Otros tardaron décadas, pero hoy militan con las fuerzas que aún poseen en devolver también la dignidad a los que no lograron superar las barreras del odio irracional por medio del recuerdo, el testimonio, la primera persona de la memoria. Porque, aunque nos atormenten las imágenes y nos erice la piel pensar qué hubiéramos podido hacer en aquellas circunstancias en el laberinto sin salida de la muerte, tenemos el deber de reencarnar (guilgúl neshamá, en hebreo) el terror de quienes las vivieron y que su indignación nos imponga por instinto la supervivencia de su recuerdo, para que no se consuma el peor de los destinos: la muerte de su memoria, el mnemocidio.

SIN COMENTARIOS

Leave a Reply

Artículo anteriorSe publica “La Llama”, obra póstuma de Leonard Cohen
Artículo siguienteEl Festival Darom Adom’ 2019 nos trae muchas novedades, ¡¡¡no se lo pierdan !!!
En 1989 empieza a desempeñar labores de redacción y traducción (Inglés, Francés y Hebreo a Español) para diversas publicaciones informáticas: PC Magazine Actual, Personal Computing, Amstrad Magazine, Redes, Sistemas, Tribuna Informática, etc.). De 1992 a 1996 es responsable de las secciones de sonido y vanguardias tecnológicas en la revista de nuevas tecnologías OnOff (Editorial Globus). Realiza proyectos de ediciones técnicas también para las editoriales VNU, Infolaser y Tecnipublicaciones. De 1994 a 1998 trabaja como corrector para temas de informática para la Editorial McGraw-Hill. En 1996 realiza traducciones técnicas para KDC y para CT. *  Desde 1995 a 1999 es Jefe de Redacción en la agencia de comunicación Aleph, encargándose de las Notas de Prensa, Comunicados y Columnas para empresas como Lotus, Autodesk, Acer Computer Ibérica, Pinnacle, BEA, etc. Entre 1999 y mayo de 2000 es nombrado Director de Servicios Especiales de la misma empresa, a cargo de los servicios de traducciones (folletos técnicos, de marketing, anuncios, etc.), boletines (LotusClub, ATC Noticias, BEA News, etc.) y clipping. TRAYECTORIA PROFESIONAL (música) Desde 1989 colabora como redactor para revistas de música (Sociedad Española de Musicología, Guitar Player, Keyboard, etc.) y generales (Avalon, Panama Jack, etc.). En 1990 funda y dirige la revista trimestral de nuevas tendencias musicales MUSICA GLOBAL (Mandala Ediciones), que funciona hasta 1995. Se encarga del apartado de música en la versión española de la enciclopedia en CD-ROM Encarta 97 de Microsoft (para Me&Ta Multimedia). De 1996 a 1999 colabora con Marketing Editorial en varios proyectos para el Club Internacional del Libro (redacción de fascículos de la colección Historia de la Música Deutsche Grammophon y fichas de la colección La Gran Música). Desde 1995 participa en el grupo de música antigua de Eduardo Paniagua, como intérprete de cítola (guitarra medieval) y cantante de música judía sefardí, con los que ha actuado en España, Portugal, Marruecos, Francia, Italia, Suiza, Alemania, Bélgica, Dinamarca, Noruega, Canadá, Costa Rica, Panamá, Honduras, Croacia, Bosnia e Israel. Junto al grupo ha editado los discos “Música de las Tres Culturas” (1998), “Moradas del Corazón” (2003) y “Maimónides” (2004, todos en Pneuma Records). En 2006 forma el grupo Klezmer Sefardí (con CD del mismo nombre para Pneuma Records). TRAYECTORIA LABORAL * Desde junio de 2003 colabora desinteresadamente con la web Musicasdelmundo.org en la redacción de artículos sobre música e instrumentos del mundo. * Desde enero de 2004 y hasta marzo de 2005 colabora como redactor y traductor de la revista Musitec Magazine de F&G. * Desde enero de 2004 y hasta enero de 2005 colabora como traductor y redactor para la agencia de comunicación empresarial Aleph Comunicación. * Desde abril de 2001 y hasta marzo de 2005 colabora como redactor y traductor de las revistas DVD Total y Future Music de LarPress * Desde abril de 2001 y hasta mayo de 2003 colabora como redactor de la web de noticias de Nuevas Tecnologías de Tecnipublicaciones. * Desde junio de 2000 trabaja como traductor y redactor freelance para empresas como DyR, Prensatec, Aqua MassMedia, Aabam, Crimson, iTerracom y Premdan. Desde abril de 2007 trabaja en Radio Sefarad como director musical y desde finales del mismo año y hasta septiembre de 2011 como editor, a cargo de la creación y puesta en marcha de nuevas secciones. Desde octubre de 2011 es el director de Radio Sefarad.