Diario Judío México -

Invariablemente el recuerdo de cualquier Súper Tazón siempre queda plasmado en la memoria del aficionado por el simple hecho de ser el evento deportivo más importante del año y porque define al ganador del trofeo Vince Lombardi, independientemente del nivel mostrado por los equipos en el emparrillado.

No obstante el Súper Tazón XLVII entre Baltimore y San Francisco contó con varios ingredientes extras que aderezaron el magno evento e incrementaron aún más sus proporciones épicas; tal fue el caso de Ray Lewis quien había anunciado su retiro al término de la campaña independientemente del resultado.

El hombre franquicia de los Cuervos inspiró de sobremanera a sus compañeros y se fajó en la defensiva con jugadas grandes que resultaron claves para poder llevarse su segundo título y lograr lo que pocas leyendas han presumido: retirarse en la cima.

Tras este resultado Lewis acrecentó aún más su mito y su figura con la que se dio a conocer en la liga hace 17 años, mientras que en Canton Ohio se abre más espacio para ser inmortalizado quizá como el mejor Linebacker central de todos los tiempos.

Otra memoria que nos dejó el Súper Domingo fue el inédito enfrentamiento entre coaches hermanos en esta instancia: John y Jim Harbaugh, entrenadores en jefe de Baltimore y San Francisco respectivamente.

Estos dos personajes que llevan el fútbol americano en la sangre, han mostrado ser muy competitivos, talentosos y con gran manejo de grupo a pesar de sus distintas personalidades.

Y aunque la madre de estos (Jackie) le solicitó al comisionado de la liga Roger Goodell la posibilidad de un salomónico empate para no despertar la ira fraternal, fue finalmente John quien se llevó toda la gloria en su quinta campaña al frente de la franquicia de Maryland.

Otro personaje importante del equipo ganador que logró su graduación fue el QB Joe Flacco, y vaya que lo hizo con honores luego de responder en los momentos claves conectando 3 pases de anotación sin pecado para llevarse la designación del MVP.

De hecho Flacco terminó los playoffs con 11 envíos a las diagonales sin una sola intercepción, emulando lo que alguna vez lograron Kurt Warner y el propio Joe Montana.

Con esto el mariscal de quinto año que no había extendido su contrato, tiene la sartén por el mango para negociar a su antojo la próxima transacción.

Asimismo, toda la institución de los Ravens se desempeñó con unas gotas extras de adrenalina y de dolor por el reciente fallecimiento de su ex dueño Art Modell, responsable de mudar la franquicia a Baltimore en 1996.

Para termina con la parte del equipo ganador, no podemos olvidar las grandes actuaciones de otras figuras del equipo, tal es el caso de Ed Reed, uno de los mejores safety libres de todos los tiempos y que pudo haber disputado su último partido con el equipo.

También me quedo con el desempeño del receptor veterano Anquan Boldin quien fue utilizado en los momentos más críticos no sólo del Súper Tazón sino a lo largo de los playoffs.

Claves también fueron las jugadas explosivas de Jacoby Jones con sus kilométricas recepciones que le dieron vida al equipo una y otra vez y por supuesto sus prolongados regresos de patada.

Mientras tanto, Torrey Smith recordará esta campaña con sentimientos encontrados, pues la victoria se la ha dedicado a su hermano Tevin Chris Jones, quien perdió la vida apenas a los 19 años de edad por un accidente en moto, apenas unas horas antes de enfrentar a los Patriotas en la temporada regular.

En el otro frente, los fanáticos de San Francisco pueden caminar con la cabeza en alto, ya que perdieron con toda la dignidad, compitiendo hasta el último segundo y estuvieron a punto de remontar una vez más, para continuar con la tónica mostrada en esta postemporada.

Además seguramente los Gambusinos serán protagonistas en la Conferencia Nacional durante varias campañas de la mano de su nueva perla, el joven QB Colin Kapernick quien mostró tener cualidades extraordinarias tanto a la hora de lanzar, como de pensar y por supuesto de correr.

De hecho al final del partido una de las interrogantes que quedará marcada será la selección de jugadas de San Francisco cuando estaban a punto de anotar y de darle la vuelta al marcador, y es que eligieron pasar en tres oportunidades por el lado derecho y una con el corredor, olvidándose por completo de Kapernick, pues se antojaba que con su explosividad intentara la personal.

Por supuesto que la polémica arbitral que nos acompañó durante todo el año no podía ausentarse en el momento cumbre, y es que en el último pase sobre Michael Crabtree parecía que estaba siendo sujetando por el cornerback Jimmy Smith, pero aún ante los reclamos de Jim Haurbagh no hubo ningún pañuelo.

Tras este resultado, los 49ERS vieron cortada su racha invicta en Súper Tazones y se quedaron a un trofeo de igualar a los Pittsburgh Steelers como los máximos triunfadores.

Por si estos sucesos no fueron suficientes para disfrutar de todo el entorno que envuelve a la gran cita, tenemos la anécdota del famoso apagón en el Mercedes-Benz Superdome que duró más de media hora y que evidentemente le favoreció al equipo de San Francisco pues le dio vida al comienzo del tercer cuarto.

Dicha falla eléctrica se contempló como inconcebible en lo que fue el centro del universo por varias horas y ante las múltiples teorías que surgieron, inmediatamente la liga descartó que el problema haya sido causado por el espectáculo de medio tiempo de Beyonce y el rencuentro de las Destiny’s Child, un show que seguramente los pseudoaficionados recordarán más que el propio juego.

Asimismo queda el recuerdo de la golpeada ciudad de Nueva Orleans que albergó un Súper Bowl por décima ocasión en su historia pero primera desde que fue devastada por el huracán Katrina.

De esta manera podemos recordar al Súper Bowl XLVII como uno de los más aderezados de todos los tiempos; ahora la interrogante es: de todas las historias, los momentos y lo héroes ¿con cuál se quedan?

Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

Artículo anteriorPara mi querido amigo Eloy
Artículo siguienteLa figura de pequeña entidad
Actualmente se prepara para ser Cronista Deportivo. Es Conductor y Coordinador de información deportiva en TDW 730 AM. (Juego Limpio, Estadio Total, Carrusel Deportivo, Por las Canchas del Mundo y Carrusel Español), tiene intervenciones en partidos de FMF, Liga BBVA y UCL. Una sección deportiva en el Programa Hoy por Hoy de W Radio. Participación en partidos de voleibol del campeonato europeo por televisión a través de TDN. Supervisión de las notas, cápsulas, efemérides etc. de los redactores. Creación de cápsulas especiales de diversos temas como Juegos Olímpicos, Eurocopa, UEFA, Champions League, NFL, Grand Slam de ATP y WTA. Sección de Estadios de Béisbol en el programa de Juego Perfecto. Jefe de información de Televisa Deportes Network Producciones. Encargado de armar, realizar y coordinar las dos emisiones diarias del noticiarios SKY SPORTS NEWS, transmitido en el canal 501 de SKY.