Es difícil escribir sobre el amor, ya que este es un tema trillado, utilizado en exceso y además, es mal interpretado, porque cada quien habla según le va. Todos creen que lo conocen o lo entienden, asi que es complicado hablar del tema, sin tener opiniones subjetivas y encontradas.

Para muchos el amor es un sentimiento y una emoción candente. Para otros el amor es un pasatiempo que arruina la comodidad de las relaciones personales. Otros ven el amor como un compromiso formal o como un negocio. Algunos, insisten que el amor es un sueño encantador, viven en un castillo sobre las nubes esperando a su príncipe o a la princesa para vivir felices toda la vida. Hay unos que le den la connotación de verbo, limitando el amor solamente a la acción de dar. Otros tantos ven al amor como una inversión o una manera de vivir mejor.

Sea cual fuere la interpretación personal del amor, lo cierto es que el amor surge con el tiempo, como resultado de los momentos y las experiencias que se tienen a través de una vida compartida. Este amor es un conjunto de acciones personales que hacen más plena y le dan propósito a la vida.

Cuando se quiere, se quiere con todo el corazón y sin restricciones, este sentimiento llena al alma, nutre los pensamientos y toca a lo más profundo del ser. Por lo que es difícil de olvidarlo, aun cuando las relaciones se llegan a complicar, romper y hasta se terminan. El amor transforma la manera de sentir, de pensar y de percibir la vida.

Hay la creencia de que damos aquellos que amamos, pero en realidad amamos aquellos que les damos. Es decir, cuando uno invierte en una relación, la hace suya, y lo que se da… finalmente es lo único que en realidad se posee, eso hace que el sentimiento del amor perdure y se haga imposible olvidar ese amor.

Amar hace a la pareja uno, es decir crea cercanía, unicidad y nutre el sentimiento de pertenencia, fundamental para la mental. Pero el amor también implica respetar, ver al otro como es, sin condiciones, ni peticiones especiales. Es reconocer que: él, es él; ella es ella… juntos viven mejor, pero individualmente tienen su valor y funcionan también.

El amor no debe de enfocarse en las satisfacciones personales, convirtiendo la relación en algo condicional, donde se busca solo el placer y la persona que dice que ama, es la protagonista en la pareja, la cual insiste que si no hay gratificación no hay amor.

El amor que toca al alma, es cuando las personas aman, sin condiciones, sin miedo y sin esperar nada a cambio. Esta relación hace que el tú y el yo, sean lo que hace que el amor viva, se nutra y perdure aun cuando la vida se complica y las personas se van.

Es por eso, que es difícil dejar de querer a la persona que se ama.

La receta

recetas-titulo1

El Amor

recetas-titulo2Ingredientes:

  • Respeto – reconocer los límites de uno y la individualidad del otro
  • Compromiso – determinación para compartir la vida con otro
  • Lealtad – integridad, honestidad y confianza mutua
  • Buen humor- encontrar el lado bueno y divertido de la vida
  • Generosidad – dar sin condiciones, a manos llenas con gusto y sin pedir nada a cambio

Afirmación Positiva:

Soy generoso/a con la vida y con las personas que me rodean. Amo la vida, amo el amor y tengo la disposición de dar y darme la oportunidad de amar. Decido encontrar alegría, amistad, amor y ser feliz con lo que tengo. Comparto con gusto mi vida, porque cuándo la comparto, vivo mejor. Vivo con la certeza que el amor es grande y es capaz de sanar cualquier herida. Recibo el amor que doy.

Aprendiendo del amor:

  1. El amor es una decisión personal, nadie puede forzarlo o imponerlo. Solo cuando uno decide amar el universo conspira para encontrar personas que también están dispuestas a amar. Pero si no te quieren… ni porque les ruegues te pueden querer. El amor es una cuestión personal.
  2. Para amar el tú debe de ser primero que el yo. Para que el amor sincero suceda, la persona debe de estar dispuesta a ver primero por el otro y después por él. No se debe de imponer condiciones, ni tener más ilusiones o expectativas que estar y darse generosamente a la persona que se ama.
  3. Amar y ser amado es la manera óptima de la persona. Cuando el amor se da, la persona no solo vive mejor, también prospera, crece y se desarrolla con plenitud. El amor tiene la magia de hacer que todo se vea más fácil y más posible.

TÚ eres la persona que Yo amo. Porque el tú y el yo juntos, creamos el amor.

Ofrecemos sesiones de coaching personal. Pide tu cita hoy. En el sitio www.recetasparalavida.com o sigue esta liga y aparta tu cita.
https://www.paypal.com/cgi-bin/webscr?cmd=_s-xclick&hosted_button_id=CBJYD8CFYMFF4

SIN COMENTARIOS

Leave a Reply

Artículo anteriorPlan director de la Red de Juderías de Castilla y León
Artículo siguienteEl Arte de la Gastronomía

Becky Krinsky
Creadora en conjunto con la doctora Iliana Berezovsky de "Recetas Para la VidaTM" un proyecto basado en el concepto de que el sentido común, el hogar, la familia, la vida diaria y el éxito en la vida dependen de la suma de nuestras experiencias para alcanzar la felicidad. Actualmente escribe todos los jueves para el Diario San Diego con su columna Recetas para la VidaTM. También aparece mensualmente en Univision en el programa Despierta San Diego.