Las relaciones entre los Seres Humanos, han sido desde siempre complejas, principalmente cuando las mismas, se encuentran condicionadas por prejuicios construidos en torno a las diferencias, sean estas de carácter religioso, ideológico, políticas, económicas, étnicas, culturales, en fin todo aquello que impida reconocerse en el otro, más allá de sí mismo.

Así, podría dedicar gran parte de este artículo a citar los planteamientos de una serie de
filósofos humanistas desde Juan Luis Vives, hasta Unamuno y escritores como Primo Levi,
solo por mencionar a quienes desde siempre, abanderaron la lucha contra toda visión
sesgada en torno a su prójimo y a la condición de que le es propia.

Lo anterior debido a que después de la Segunda Guerra Mundial y a la negación rotunda
del Ser Humano, adoptada por el Nacional Socialismo para justificar el genocidio de más
de 70 millones de personas, a raíz de las ansias de poder y conquista, es que es necesario
dejar claro que la condición de Ser Humano, no se encuentra supeditada a ninguna teoría
ni filosófica, ni sociológica.

Porque los horrores provocados durante el Holocausto, no deben olvidarse para que así
no se repitan jamás, como lo expresa la Declaración Universal de los Derechos Humanos,
la cual establece el hecho de que todos somos diferentes, pero a la vez iguales y por ende,
Seres Humanos más allá de todo.

Esto lo expongo en torno a un seminario de carácter interreligioso, al cual hace unas
semanas asistí y donde el profesor que lo impartió, trató de negar mi condición de Ser
Humano, al afirmar que por ser cincuenta por ciento sefardita y cincuenta por ciento etnia
Nahua, yo no era nada; frente a lo que le respondí que se equivocaba, porque yo era un
cien por ciento y a lo que me replicó: “Yo no estoy tan seguro de ello, eso
habría que verlo”.

De esta forma, este artículo está orientado en recomendarle al académico que se tome el
tiempo para releer la Declaración Universal de Derechos Humanos y así, poder superar
cualquier tara mental que lamentablemente, le impida verme más allá del recurso
humano que pagó la matrícula de ese curso, pero como el que soy, semejante a cualquier otro y por ende creación de Di-s, indígena al igual que todos mis
hermanos latinoamericanos y judía tal cual lo fue Jesús.

El contexto histórico-social del cual provengo, es el resultado del proceso de colonización
española y por ende de un mestizaje y mulataje evidente en la condición de Ser Humano,
no solo mía, sino también del mencionado docente.

Hace más de 500 años la Inquisición abrió una herida muy profunda en España, al igual
que en gran parte de Europa y el Nuevo Continente, cuando expulsó sin razón a los judíos
Sefarditas de la Península Ibérica. Pero hoy un Rey Justo entre las Naciones, reconoció el
error de sus antepasados y les otorgó la posibilidad de regresar a Sefarad.

Este artículo pretende, concienciar al académico Ignacio Sepúlveda del Rio, en cuanto a
que la Condición de Ser Humano, no puede ni debe relativizarse bajo ninguna premisa y
menos, desde ningún contexto histórico-social, ya que nos es inherente a todos por igual y
a simple vista…

(Especial para el Diario Judío.com de México.) 02 08 2019.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorLos Alpes franceses, destino de verano de los judíos ortodoxos
Artículo siguienteNueva evidencia sugiere que el abuelo de Adolfo Hitler era judío
Licenciada en Filosofía de la Universidad de Costa Rica, UCR, especializada en identidad nacional costarricense; ética; y comunicación social, Máster en ética y democracia por la Universidad de Valencia. En la actualidad investiga sobre los judíos sefardíes en Costa RIca. Además tiene estudios en la Facultad de Derecho de la Universidad de Costa Rica y trabaja como consejera en razonamiento jurídico en una firma de abogados. Publica artículos en El Semanario Universidad, de la Universidad de Costa RIca, en esefarad.com, revista argentina en internet sobre cultura sefardita y ha publicado en el diario La Nación de Costa RIca. Es Poeta. Publicó poemas en la Revista Tópicos del Humanismo de la Universidad Nacional, UNA, en el Semanario Universidad de la UCR y en el diario La Nación. Forma parte de la Junta Directiva de la Ong Instituto para el Desarrollo, la Democracia y la Ética, IDDE.