Diario Judío México -

Nos encontramos ante la festividad de SHAVUOT, que es “la fiesta de las primicias” como dice el versículo, “Que tomaras las primicias de todo fruto del suelo… ” (שמות ל”ד כ”ב) Fuimos ordenados a traer al Templo las primicias de nuestra tierra de las siete especies – trigo, cebada, vid, higo, granada, olivos y dátil – expresando el agradecimiento al Santo Bendito Sea, que nos otorgó la tierra de y nos brindó lo mejor de ella.

Shavuot es la fiesta de la cosecha; la fiesta recae en época de la cosecha del trigo y se conoce también como “la fiesta de la entrega de la Torá”. Por lo tanto, una parte central de la festividad es nuestra alimentación y lo que hemos producido de nuestra tierra.

El relato de esta historia lo encontramos en el libro de Ruth, donde se relata sobre Ruth y Naomi, mujeres humildes que se alimentaban básicamente de la cosecha y de la shijeja, (espigas olvidadas por los recolectores que debían dejarse para los pobres), mitzvot esenciales de la religión judía, la historia de Ruth es una historia de benevolencia hacia el prójimo.

Existe también la costumbre del Tikun leil Shavuot: Para corregir el comportamiento de nuestros antepasados, acostumbramos a dedicar la noche de Shavuot al estudio de la Tora leyendo el libro “Tikun leil Shavuot” que es una compilación de pasajes de la Biblia, Mishna y Talmud. El objetivo es lograr la corrección de nuestro cuerpo y alma. Esta idea del Tikun, nos ofrece una maravillosa oportunidad de prestarle más atención a las costumbres alimenticias de la sociedad moderna que se basan en valores como: “De mayor cantidad”, “de mayor tamaño” “ahora mismo” y poder corregirlas.

La sociedad a nivel mundial se ha ido alejando de los alimentos que encontramos en el cesto de las primicias.

La gran mayoría de los alimentos de hoy en día no se parecen en lo absoluta a los alimentos que se acostumbra cosechar en la tierra, sino al contrario, son totalmente escasos de todo contenido nutricional.

La comida de hoy viste nuevas caras, la mayoría se basa en el uso de harinas blancas en combinación de ingredientes como diferentes tipos de margarinas azucares y sales, estos producto sintéticas son ricos en calorías, grasas, azucares y sales que se saben que son enemigos de nuestra salud y escasos en ricos nutrientes, como los que encontramos en las frutas, verduras, el grano entero de maíz, las nueces, el pescado y los productos lácteos bajos en grasa.

Shavuot nos ofrece la gran oportunidad de de conectarnos de nuevo con los alimentos originales y sanos que nos brinda la naturaleza con todos sus beneficios, por lo tanto la importancia de disfrutar de todos estos productos que son una fiesta de sabores, colores y riqueza nutricional y no concentrarnos en esta fiesta únicamente en el consume de productos lácteos.

De la misma forma que es maravilloso corregir nuestras costumbres alimenticias tomando en cuenta las cantidades correctas de las porciones ingeridas, comparándolas con las porciones a las que estamos acostumbrados nosotros y a las porciones al as que están acostumbrados las personas más humildes que nosotros que son parte de nuestra sociedad humana. Lo que nos da la oportunidad de unión con todo aquel que la suerte lo ha favorecido menos a nuestro alrededor.

No hay duda que el poder daré es una de las acciones más recompensable que existen, por lo tanto es importante tomar en cuenta que si vamos a dar donaciones a los que lo necesitan, los alimentos sean de alto nivel nutricional y no alimentos y bebidas que pueden se dañinos a la salud.

Estamos a sus órdenes para aportar nuestra ayuda profesional al respecto.

La costumbre de comer comidas lácteas es parte de todas las comunidades judías, es una costumbre de los últimos tiempos que se menciona por primera vez en los escritos judíos del siglo XVI. Productos lácteos bajos en grasas constituyen gran parte de las recomendaciones nutricionales de nuestros tiempos.

Es importante poner atención que en gran cantidad de las recetas de cocina para Shavuot, vamos a encontrar el uso de productos lácteos de alto contenido de grasa como quesos, cremas y pastelitos que no son recomendables.

En las últimas investigación se ha comprobado que la alimentación rica en verduras, fruta y lácteos bajos en grasa, son de gran ayuda para reducir diferentes problemas de salud como alta presión sanguina y hasta para el mantenimiento del peso saludable, por lo cual las comidas que se basan en productos lácteos, ricas en verduras, granos enteros, legumbres, nueces y pescado son las más recomendables De esta forma si hacemos lo adecuado, lograremos convertir toda fiesta en una verdadera festividad para la vista y el paladar y que nos conecte de regreso con el cesto de primicias de nuestro pasado.

¡Les deseamos un feliz Shavuot!

Dorit Adler y y el personal del Departamento de Nutrición y Dieta de Hadassah Ein-Kerem (clic aquí)

Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

Artículo anteriorPety y Chola
Artículo siguienteLa política me da risa

Hadassah México es una organización sin fines de lucro que tiene como finalidad promover la mejor imagen de Israel a través de la salud estableciendo puentes de paz entre las personas.

NUESTRA MISIÓN:

• Brindar la mejor imagen de Israel a través de la salud

• Difundir los avances médicos del Hospital Hadassah de Jerusalén

• Apoyar a la Organización Médica Hadassah

Ofrecemos programas de:

• Intercambios médicos y académicos

• Seminarios de enfermería con la Secretaría de Salud

• Conferencias médicas con hospitales privados y públicos

• Cursos de primeros auxilios

• Prevención de cáncer de mama

• Asistencia turismo médico del Hospital Hadassah

• Publicación de avances médicos y de investigación