Una famosa melodía de Sholom Aleichem que esta canción describe a un padre que se queda en casa con el niño mientras su esposa sale a bailar Charleston. Ken Bloom en la guitarra, Jane Peppler en la voz.

Para que puedas disfrutar de esta canción, y las miles más que vamos rescatando necesitamos de tu ayuda. Manda tu donativo hoy mismo y ayúdanos a preservar este tesoro. Disfruta la canción de hoy…

suscribete-titulo

SaveTheMusic.com tiene como propósito el preservar la música judía en yiddish, hebreo, ladino y otros idiomas.

Fundada por Roman Ajzen en 2006, Save the Music es ahora el principal colector de LP’s de en el mundo. Igual de importante es su objetivo de convertirse en un lugar de encuentro virtual para que los artistas interactúen y promuevan gratuitamente sus conciertos, eventos y nuevos lanzamientos.

Este proyecto abarca el descubrimiento de grabaciones antiguas, enriqueciéndolas con letras, traducciones, transcripciones, partituras, y biografías de los artistas intérpretes y compositores. Cuando se escribió la canción? ¿Por qué? ¿Cuál era el contexto social de la canción? ¿Qué le dijo que tiene la intención de transmitir al oyente?

Múltiples representaciones de la misma canción con diferentes ritmos, ritmos, idiomas, y en varias fechas están disponibles para inspirarte. Incluso ofrecemos un sistema de “aprender hebreo” para aquellos que quieran aprender canciones con las transcripciones significativas y traducciones.

Todos estos tesoros están disponibles en línea en SaveTheMusic.com, un proyecto del Internet Development Fund, una organización sin fines de lucro, 501c3 California.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anterior29 de octubre de 1994: Fallece Shlomo Goren, primer Gran Rabino de la Fuerza de Defensa de Israel
Artículo siguienteEl Pioniero de la Medesina Moderna en Erets Israel
Noticias, Reportajes, Cobertura de Eventos por nuestro staff editorial, así como artículos recibidos por la redacción para ser republicados en este medio.