Diario Judío México - A finales de junio de 1967, cuando llegué a mi kibutz en , podría darse el siguiente escenario en cualquiera de los jardines de infantes del lugar. Una maestra jardinera pregunta a los niños: «¿Quién quiere helado?» Todos juntos responden al unísono: «Nosotros».

Al cabo de algunas horas, la maestra, esta vez con tono enojado, vuelve a interpelar: «Quién rompió esta silla?». Un silencio total invade el salón principal; por un instante los niños se miran unos a otros, dudan algunos segundos y contestan a viva voz: «¡No nosotros!».

Esa era la realidad israelí en los primeros treinta años desde la creación del Estado. Todo estaba basado en ese «nosotros», en una entrega total a la causa en cualquier lugar del país: en el Ejército, la educación, la , la sociedad, el Parlamento, los tribunales y la cultura.

Dos mil años de humillaciones, calumnias, restricciones, vejaciones, persecuciones, expulsiones, pogromos y hasta un plan de exterminio total, eran demasiado como para que cualquier ciudadano israelí se ponga a pensar de forma egoista en si mismo sin siquiera tomar en cuenta al colectivo.

Hasta que llegó Shula.

Cuando Shulamit Aloni irrumpió en la atmósfera hebrea, , además del «nosotros», descubrió que también existían «ella» y «él», y que sin tener en cuenta a «ellos», todo esa epopeya podría estar condenada a una catástrofe social.

Alcanza con ver hoy en día qué es lo que reclaman los ciudadanos de nuestros países vecinos para entender la magnitud de su accionar y la tozudes de su perseverancia.

Shula desarrolló una labor intensa en defensa de los derechos humanos, creó el primer refugio en para mujeres maltratadas, presidió la comisión ministerial legislativa que nos otorgó la «Ley Básica del Honor del Ser Humano y su Libertad» a falta de una Costitución por la cual también lucho, sin éxito, para que sea redactada y promulgada.

Shula tenía su programa radial en el que escuchaba problemas de ciudadanos para buscarles solución y fue pionera en la organización de matrimonios civiles fuera de .

Shula nos acaba de dejar, pero su legado es tan grande que actualmente casi el total de la sociedad israelí da por sobreentendido lo que en su época ni siquiera se tenía en cuenta en todo lo relacionado con los derechos individuales.

Personalidades como los ya fallecidos Moshé Dayán o Ezer Weizman, ambos altos oficiales del Ejército y machistas hasta la médula, que pensaban que cualquier acción relacionada con el sexo opuesto les estaba permitida, hoy serían procesados por acoso sexual, tal como lo fueron Moshé Katsav, Haim Ramón y decenas de funcionarios que varias décadas atrás eran considerados «Intocables».

Su pasión por la paz hizo que aguardara más de una hora a que el entonces primer ministro israelí, Menajem Begin, saliera de su oficina privada en el Parlamento rumbo a la sesión en que se votaría el Tratado de Paz con Egipto, conseguido por éste, para decirle: «Señor Primer Ministro, lo que usted logró es excepcional. No me alcanzan las palabras para agradecerle. Sea fuerte y valiente», agregó citando la frase bíblica que Moisés le dijo a Josué.

Begin, visiblemente emocionado, y haciendo uso de su hidalguía polaca, no dudó en besarle la mano.

Según Pirkei Avot, Hilel el Sabio solía decir: «Donde no hay seres humanos, trata de serlo». Shulamit Aloni cometió muchos errores, pero sin duda lo intentó.

Y fue Albert Einstein quien destacó que nuestra madurez comienza a manifestarse cuando sentimos que nuestra preocupación es mayor por los demás que por nosotros mismos.

Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

Artículo anteriorEntrevista sub realista a licenciado en política inter racional especializado en: derechos des- humanizados
Artículo siguienteExponen fotos de Gilberto Bosques, diplomático mexicano que salvó a miles en II Guerra Mundial
Educador, profesor y maestro; más de 30 aňos de experiencia en educación formal e informal, dentro y fuera de Israel.Escritor y periodista, Últimos libros publicados:"Dos aňos en el desierto"; Ed. Milá; Bs.As; 2005."Sobre encuentros y despedidas"; Ed. Milá; Bs.As.; 2006.Ambos fueron presentados en la 33ª Feria Internacional del Libro de Buenos Aires bajo el título "Libros sin Fronteras" en 2008.Numerosos artículos sobre historia del pueblo judío, análisis político de Oriente Medio y pensamiento judaico fueron publicados en "Proceso" de México, "Excelsior" de México, "Nueva Sion" de Argentina, "Revista Horizonte" para América Latina, "Radio Jai" de Argentina, "Paz Agora Br" de Brasil, "Semanario Hebreo" de Uruguay, "Semana.co.il", "Argentina.co.il", "Porisrael.org" y en decenas de portales, sitios y blogs de Internet en Israel, América Latina y España.Instrucción académica:Licenciado en Educación Social, Historia, Filosofía, Historia del Pueblo de Israel, Historia de Oriente Medio y Pensamiento Judaico; Universidad de Haifa.Maestría en Ciencias Políticas; Universidad de Haifa.Título de docente para universidad y escuelas secundarias; Universidad de Haifa.Idiomas: hebreo, espaňol, portugués, inglés.Ocupación:2009 - 2010* Director editorial de www.semana.co.il y www.argentina.co.il2008 - 2009* Director de Contenidos de la empresa Zeeng - Comunicación en alta tecnología: www.zeeng.com2003 - 2008* Director del proyecto educativo-vivencial "Coexistencia Pacífíca" entre judíos y árabes del Kibutz Metzer y la aldea árabe Meisir. Organización de seminarios en todos los idiomas para grupos de jóvenes estudiantes de Israel y de todo el mundo y diferentes organizaciones en general. Galardón CICLA 2009. www.metzer.org.il/dukium/index.htm* Director ejecutivo y de contenidos de "Latina Media Group", empresa que construye y difunde portales comunitarios latinos en Internet en español, portugués y hebreo: www.latinamediagroup.com2000 - 2003* Representante de la Dirección Sionista Mundial en México y América Central. Director del Departamento de Aliá del la Agencia Judía en la zona. Responsable por la hasbará israelí en toda la región, desde México a Panamá.1997 - 2000* Centralizador de recursos humanos del Kibutz Metzer y de susindustrias. Responsable por la instrucción académica de sus miembros.1993 - 1997* Secretario General del Movimiento Juvenil Educativo Hashomer Hatzair y la Unión Mundial de Meretz. Director del Departamento de Educación y Latinoamericano del movimiento. Director de todos los grupos de jóvenes que llegaban a Israel en diferentes planes educativos. Organizador de los viajes a Polonia y sus seminarios.1985 - 1993Profesor, educador y maestro en la Universidad de Haifa y en laescuela secundaria regional israelí Mevoot Irón.1980 - 1984Sheliaj Educativo-Comunitario de la Agencia Judía en la Comunidad Sefaradí de México, en el Movimiento Juvenil Educativo "Dor Jadash" y en el Colegio Sefaradí de México.