Despues de escuchar al Presidente retándonos como si fuésemos estúpidos o criaturas diciendo "querían salir, salieron; querían correr, corrieron; querían comprar ropa, compraron; y acá vemos los resultados": mostró una planilla a color con escala epidemiológica. Yo se los advertí, los cuido y ese es el compromiso ético que tengo con Uds.

Luego ante preguntas de la periodista Cristina Pérez sobre el tema Vicentin se pone nervioso y la ataca en la forma de hacer la pregunta y contesta una barbaridad, ignorando los art.17, 99 y 109 de la Constitución Argentina.

Hoy 19/6 en su programa Mauro Viale (otra joyita de la TV) reporteó a la vicegobernadora de Bs.As que discurseó sobre la pandemia y la cuarentena creando un clima de terror, mostró falta de memoria de cuando fue intendente de La Matanza y una ignorancia supina dando pronósticos médicos, pero en el fondo deseaba echar culpas a los ciudadanos de la Capital por llevar el coronavirus a los bonaerenses cuando los "invadimos" todos los días.

Tenemos una CFK y un séquito de La Cámpora que manda en el país, que tiene un Presidente obediente. que cambia de libreto contradiciéndose en forma constante y aunque lo niegue, rompió su ligazón moral y ética con el pueblo el día que le aceptó a CFK ser Presidente a cambio de impunidad para ella y su familia.

A.Einstein dijo:"Nada destruye más el respeto por el gobierno y por la ley de un país que la aprobación de leyes que no pueden ponerse en ejecución".

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorEncuentran desórdenes mentales entre sobrevivientes de COVID 19: alucinaciones, paranoia, deterioro de la vista, entre otros
Artículo siguienteEl jefe de salud pública de Israel renuncia en medio de un aumento en los nuevos casos de COVID-19
Nací el 9 de marzo de 1942 en Buenos Aires, Argentina. Tengo educación secundaria y algunos años de Derecho pero por razones de tiempo dejé para casarme y trabajar en una industria química de mi familia política desde 1964 hasta el 2001, comenzando en el sector costos hasta ser director financiero-administrativo de la empresa, que en aquel momento tenía 3 plantas y unos 300 dependientes. Mi esposa Irene es Profesora Nacional de Artes Visuales, es artista plástica y estudió entre otros con Urruchúa, Castagnino, Schurjin, Pujía, etc. Tenemos 2 hijos Juana Elizabeth, Abogada y con una Maestría en Derecho Internacional Público, radicada y ciudadana canadiense desde el 2002, casada y que nos dio una hermosa nieta de 7 años. Nuestro hijo varón se radicó en México D.F. también el 2002, montó una empresa que se dedica a la venta de aceros para la construcción de la cual es Gerente Comercial, soltero, 44 años. Mi suegra, fallecida en el 2006, fue escritora de cuentos y poemas, con muchos libros publicados y premios en distintos países, incluyendo el Fernando Jeno a la Poesía en México en 1979; sus libros figuran en diversas bibliotecas, incluyendo la del Congreso de EE.UU. Mis hijos siendo pequeños obtuvieron menciones y premios en el famoso Concurso Shankar de pintura, en la India y algunas de sus obras ilustraron libros de poemas de la abuela materna Arminda Ralesky. De esta mujer el Maestro Jacobo Ficher compuso una obra para coro y orquesta del poema Kadish Laico y además algunos de sus poemas formaron parte del repertorio de Berta Singerma. Yo soy socio vitalicio de la Sociedad Hebraica Argentina desde 1979 y fui parte del Consejo Directivo y del Consejo Consultivo en varios períodos. Siempre me interesó la política seria y desde hace unos años escribo a los diarios como una forma de participación activa.