Los aplausos y los homenajes acompañaron a Esperanza Iris en cada uno de los escenarios que piso a principios del siglo XX, cuando fue venerada y renombrada como “La Reina de la Opereta”, por un séquito de adoradores que desconocían todo el sufrimiento que acongojaba su corazón.

En la novela Esperanza Iris, (Planeta), recupera los avatares que marcaron a una de las mujeres que, aun cuando en ocasiones llegó a sentirse rota, llevó alegría y gozo desde los escenarios a los cientos de personas que acudían a verla no solo al teatro que llevó su nombre sino a los foros que pisó en diversos países.

Los amores y desamores que le causaron sufrimiento, pero sobre todo la pérdida de sus hijos, llevaron a la famosa tiple a equiparse con el célebre payaso de Garrick, incluso en sus mayores noches de gloria.

“Fui madre y dejé de serlo. Enterré a tres hijos. Tres tumbas de mis entrañas. Tres hijos que no dejaron sitio ni para mí misma. Tres que extinguen mi vela. Tres motivos que me condenan a arder en llamas, a sobrevivir sin consuelo a un escaso metro del infierno. ¿No son suficientes tres lutos inmisericordes?”, se lamentaba la diva.

Sin embargo, ni ese dolor la preparó para vivir lo que detonaría su última relación amorosa con Paco Sierra, quien, aunque le dio felicidad y gloria, también la hundió en un infierno que la autora desvela gracias a un minucioso trabajo para recuperar hasta el mínimo detalle de una historia que bien puede ser considerada una serie policial, gracias a la mezcla de conspiraciones, crímenes y persecución hasta sepultarla entre la indiferencia y el olvido.

“Como una ironía del destino, Esperanza murió sin deudas”, asegura la autora. “Aseó su reputación, pagó hasta la última cuenta pendiente de Paco. No fue, sin embargo, capaz de borrar el estigma contra su persona”.

ganó el Premio Nacional de Periodismo 2005 en la categoría de Crónica, por la serie Yo sobreviví al tsunami, y tres veces semifinalista del Premio Nuevo Periodismo de la Fundación para un Nuevo Periodismo Iberoamericano. Publica crónicas seriadas, de largo aliento y reportajes especiales de temáticas nacionales e internacionales, especialmente en los periódicos del Grupo Reforma. Entre sus libros destacan Entre la historia y la memoriaTrazos y revelaciones. a diez pintores mexicanosUna vida por la palabra. Entrevista a Sergio RamírezExamen final. La educación en  2000-2006, Al grano. Vida y visión de los fundadores de BimboPor la izquierda. Medio siglo de historias en el periodismo mexicano contadas por Granados Chapa e Israel a cuatro voces. Conversaciones con David Grossman, Amos Oz, A.B. Yehoshua y EtgarKeret. Su entrevista a Octavio Paz titulada Soy otro, soy muchos, forma parte del tomo 15 de las Obras completas del Nobel de .

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorPeriodismo clandestino: así se realiza el reclutamiento de yihadistas europeos
Artículo siguienteIsaac Artenstein: Telling Frontier Jewish Stories