Dedicado, en la memoria de Manuel Lizama. “Escogí la pintura porque me era más necesaria que la comida. Y también el arte por ser, sobre todo, un estado del alma”. Marc Chagall.

Doce espectaculares vitrales en amarillos, rojos, azules, naranjas y dorados te dejan anonadada hacia esa capacidad de expresión creativa y me hicieron sentir pequeña hacia la genialidad del autor.

Chagall, presente en la inauguración de la sinagoga donde están los vitrales que él creó dijo: “mi deseo, al hacer este presente, es de extender mi mano a poetas y artistas en nuestro pueblo y los pueblos vecinos en la búsqueda de la cultura y considero que esto es un modesto obsequio al pueblo judío, que siempre ha soñado, con amor a la Biblia, en la amistad y la paz entre los pueblos… Se lo ofrezco a sus habitantes que viven aquí, hace miles de años, entre otros pueblos semitas”.

Chagall escribió poemas, ejecutó escenografía y vestuario, diseñó ilustraciones de libros, hizo numerosos vitrales, elaboró esculturas y, su obra gráfica es numerosa. Pablo Picasso escribió sobre el artista: “cuando Marc pinta no se sabe si está durmiendo o soñando. Debe de tener un ángel en algún lugar de su cabeza”.

La sinagoga —que es iluminada por una lámpara colgante mientras que el sol con sus rayos de luz— completa la magnificencia de los vitrales, se encuentra dentro del centro Médico de la universidad Hebrea Hadassah. El lugar, para alguien que no conoce, es difícil de encontrar pero los hebreos, con gentileza te van guiando hasta conducirte a la maravilla que conservan con amor y esmero.

El hospital, que se encuentra sobre el Monte Scopus, pertenece a una organización médica que incluye escuelas de medicina y todo lo relacionado con la salud y programas comunitarios. El sanatorio es servido por un grupo de voluntarios cuyos miembros hacen guardia para asistir a los pacientes internados, y realizan actividades recreacionales para los niños pacientes. También patrocinan una librería circulante, una tienda para la venta de regalos y una cafetería. Los vitrales representan a los 12 hijos del Patriarca Jacob de los cuales procedieron las 12 tribus de Israel. En la inauguración Chagall expresó: “durante toda mi vida he trabajado y he visto caer delante de mí a mi padre y a mi madre. Detrás de ellos había judíos que aguardaban idéntico destino. Y así como ellos millones de judíos fueron aniquilados ayer y hace miles de años”.

El artista, en el trabajo que le llevó más de dos años, se iluminó y tuvo la inspiración en la Biblia. En la placidez del lugar, percibes de manera sutil, cuando Jacob bendijo a sus 12 hijos y, lo que dice el Deuteronomio cuando Moisés bendice a las Doce tribus. El color dominante en cada vitral es inspirado por esas bendiciones. La creación de los vitrales fue el resultado del trabajo arduo de Chagall y su ayudante Charles Mark que desarrolló un proceso especial de pigmentos enchapados sobre cristal, sobre una simple lamina de vidrio ininterrumpido, decidiendo utilizar la técnica tradicional de separación de cada vidrio para llevarlo a las láminas.

La obra de Chagall parece insistir en unir dos polos opuestos: un profundo enraizamiento en la vida, la práctica de las tradiciones judías enmarcadas en su primer núcleo familiar y una aspiración a la libertad de pintar y expresar lo universal. El uso del color y la búsqueda formal son parte del expresionismo y del cubismo, como también del surrealismo francés. Con el tiempo, como todos los grandes artistas, logró un estilo propio, sugerente y emotivo. Tuvo el privilegio, como Monet de ser longevo —murió a los 97 años— rodeado de reconocimiento y en el marco de continuos homenajes. Nuestro querido amigo Manuel Lizama, murió a los 90 años.

Presidenta del Patronato Pro Peninsular

FuenteYucatan

4 COMENTARIOS

  1. Abraão Winogron 9 de agosto de 2021 às 11 horas
    Fiz minha Pós-graduação no Hospital Hadassa, em Jerusalem, no Departamento
    de Ortopedia. Quase semanalmente ia à Sinagoga com os vitrais de Chagall.
    São belíssimos ecom bela iluminação. Chall e seus vitrais são um Ponto de Visitação maravilhoso.

    • Privilégio ter essa possibilidade. Tenho paixão pelos vitrais de Marc Chagall mas só conheço pessoalmente os vitrais da Catedral de Reims. Você me estimulou a conhecer Jerusalém. Abraços Eliane Alfani

  2. Abraão Winogron 9 de agosto de 2021 às 11 horas
    Fiz minha Pós-graduação no Hospital Hadassa, em Jerusalem, no Departamento
    de Ortopedia. Quase semanalmente ia à Sinagoga com os vitrais de Chagall.
    São belíssimos ecom bela iluminação. Chall e seus vitrais são um Ponto de Visitação maravilhoso.

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorDescanse en paz Sr. Marcos Posternak Sigal Z”L
Artículo siguienteMarvel decidió que Scarlett Johansson no apareciera más en el MCU antes de la demanda