Diario Judío México - Ubicado en el borde de un acantilado a 1,000 pies sobre el nivel del mar, Belmond Hotel Caruso es mucho más que un hotel; es un portal de lujo, sofisticación y refinamiento a las maravillas de la costa Amalfitana.

El hotel fue construido originalmente por una familia adinerada que naufragó en su viaje a Constantinopla; por eso se llamaba el Palazzo d’Afflitto, el Palacio de los Afligidos. Hoy en día, el nombre no podría estar más lejos de la verdad. Este antiguo palacio del siglo XI nos sumerge en un lujo sofisticado y autentico.

Desde el azul infinito de la piscina de borde infinito hasta los arcos antiguos del bar atmosférico, cada detalle me deja sin aliento, recordándome constantemente que me encuentro en un lugar sin igual sobrevolando el mar Tirreno. Sus pasillos de mármol conducen a habitaciones repletas de antigüedades y pinturas de antiguos y reconocidos artistas.

A unos minutos de la fascinante «ciudad de la música» Ravello, pasando por limoneros y vides de olivos, el hotel es un portal para explorar esta hermosa costa. Esta joya de la costa Amalfitana es el mágico resultado de la unión de belleza natural, excelencia hotelera y el amor por la ‘dolce vita’ italiana.

Al caer la noche, el chef Mimmo di Raffaele inyecta un toque moderno en los platos italianos tradicionales en el restaurante Belvedere: cada creación utiliza productos locales de clase mundial. Con el aroma de las flores de la costa en la brisa, nos sentamos en una terraza llena de la luz de la luna y embarcamos en un viaje culinario, desde un tierno carpacho hasta un refrescante sorbete.

Antes de pasar al restaurante nos espera el clásico y atmosférico Piano Bar, donde podemos disfrutar de cócteles innovadores, vinos, champán y prosecco local. Aquí el ambiente nos seduce y nos vuelve parte de un estilo de vida fascinante.

Sentado en un trono de piedra caliza en el tranquilo pináculo de Ravello, Belmond Hotel Caruso cuenta con todos los lujos que cualquiera pueda desear. En el interior, las 50 habitaciones han sido cuidadosamente restauradas a su antigua gloria napolitana: pisos de terracota hechos a mano y paredes amarillas de Nápoles adornadas con antigüedades neoclásicas, flores frescas e impresionantes vistas de la costa completan la experiencia.

Un refugio paradisíaco entre el mar y el cielo, esta joya reabrirá sus puertas el 1 de abril 2021 para llevarnos de la mano a vivir experiencias únicas y memorables en uno de los destinos más bellos de toda Italia.

Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.