“Un rey fue hasta su jardín y descubrió que sus árboles, arbustos y flores se estaban muriendo”.

El roble le dijo que se moría por que no podía ser tan alto como el pino.

Volviéndose al pino, lo halló caído porque no podía dar uvas como la vid.

Y la vid se moría porque no podía florecer como la rosa. La rosa lloraba por no ser fuerte y sólida como el roble.

Entonces encontró una planta, un clavel floreciendo y más fresco que nunca.

El rey le preguntó: ¿Cómo es que creces tan saludable en medio de este jardín mustio y sombrío?

La flor contestó: Quizá sea porque siempre supuse que cuando me

plantaste querías claveles. Si hubieras querido un roble, lo habrías plantado. En aquel momento me dije:

—“Intentaré ser clavel de la mejor manera que pueda y heme aquí el más hermoso y bello clavel de tu jardín”.

Así a veces nos pasa a nosotros.

Vivimos marchitándonos; en nuestras propias insatisfacciones, en nuestras absurdas comparaciones con los demás… Si yo fuera, si yo tuviera, si mi vida fuera…

Siempre conjugando un futuro incierto, en vez del presente concreto, empecinados en no querer ver que la felicidad es un estado subjetivo y voluntario.

Podemos elegir hoy, estar felices con lo que somos, con lo que tenemos o vivir amargados por lo que no tenemos o no podemos ser.

Sólo podemos florecer el día que aceptemos que “SOMOS LO QUE SOMOS”, que Dios nos hizo únicos e irrepetibles, y que nadie puede hacer lo que nosotros vinimos a hacer.

“Comienza haciendo lo que es necesario, después lo que es posible y de repente estarás haciendo lo imposible”.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorDescanse en paz Sra. Lili Rabinovich Goldfeder Z”L
Artículo siguiente18 de enero de 2015: Muere el fiscal argentino Alberto Nisman
Nacido en Abril de 1982, en la ciudad de México. Autor de más de 25 libros de ética y filosofía judía. Entre ellos, La Dieta del Rambam, Consejos de Educacion de los Hijos, El Poder del Habla, Maaser Rafael, La Tefilá, y muchos más. Realizó el gran Juego: El Toratón, que consta de 2,500 preguntas y respuestas de Torá, Halajá (ley judía), Tanaj, Talmud, en forma de juego para los niños, adultos, etc. Conferencista y maestro de ética y filosofía judía. Sus vídeos y audios aparecen en Youtube y en SoundCloud. Dedica tiempo al día, mandando sus clases de Torá, vía mails, Whatsapp y Facebook.