“Estaba buscando una manera de educar a la gente sobre la ecología, pero también hacer esa conexión entre cuidar la Tierra y cuidarse a uno mismo, y las relaciones humanas”, dijo Rosen. «Sentí que el tarot era una buena manera de salvar todas esas cosas».

La artista Ava Sayaka Rosen creó la baraja de taro como miembro de 2021 de LABA East Bay, la beca de artistas judíos organizada por el JCC East Bay en Berkeley, California. Este proyecto une su pasión por la naturaleza y el arte enfocado en textos con raíces judías.

«Mi educación judía, combinada con el amor de mis padres por la naturaleza, realmente inculcó un profundo sentido de pertenencia y conexión con la naturaleza», afirmó Rosen. Quien se considera birracial (su madre es japonesa y su padre es judío asquenazí). «Y esa fue realmente la inspiración para hacer esta baraja».

Ella vive en Oakland, nació en San Francisco y posee una maestría en escritura creativa de Mills College. Artista y profesora de arte en la sinagoga de su ciudad natal, le da clases a estudiantes secundarios, quienes son sus asistentes judíos.

Más allá de que su estudio de arte fue en un ambiente escolar, su experiencia como tarotista se dio a nivel personal. “Inicialmente me atrajeron las imágenes. No sabía nada sobre lo que significaban las cartas o su historia”, comentó. «Cuando comencé a aprender más sobre esto, me involucré mucho en la práctica de la lectura del tarot como una forma de investigarme a mí mismo y a mis relaciones».

Por su profesión, Rosen agregó que crear su propia baraja era un paso natural. La diseñó como becaria de LABA, pero no es una obra de arte judía, aunque contenga textos judíos para profundizar la comprensión de cada imagen.

“Es un proyecto muy ambicioso para crear conceptos originales y tallarlos, imprimirlos, escribirlos, escribir las descripciones para ellos. Así que sabía que iba a necesitar algo de ayuda para la rendición de cuentas, de una manera importante”, añadió ella.

El proyecto fue llamado “TARO::TORA” por dos imágenes de la baraja tradicional Rider-Waite. Esta la ilustró Pamela Colman Smith. “La conexión entre el tarot y la Torá, a la que hace referencia el título, es misteriosa pero muy presente dentro de los arquetipos tradicionales de las cartas”, concluyó Rosen.