Diario Judío México - DE LUTO

Desde París llegaban a México todas las corrientes de la de 1900, siendo la del luto la más aceptada con docilidad por las damas de sociedad. Las reglas fueron las siguientes: como el duelo de viuda era el más riguroso, exigía vestir de negro mate durante dos años, llevando crespón (gasa que cubría cabeza y cara) durante el primer año. Después podrían usar telas de seda durante tres meses y finalmente ciento cinco días de medio luto. El luto de padre o madre lo llevaban mínimo un año con seis meses de crespón. Para abuelos y hermanos seis meses de negro riguroso. Y si una dama, cuyo novio estuviera de duelo, llegara a casarse con él, inmediatamente después de celebrado el matrimonio, debía vestir también de luto.

 

POR PUDOR

A raíz de la introducción en Europa del ómnibus, la femenina de 1890 tuvo que cambiar radicalmente: evitaron los voluminosos sombreros, redujeron la amplitud de las faldas y las damas se vieron obligadas a usar pantalón interior, pero no por higiene, sino por pudor, pues así evitaban las miradas indiscretas de los señores cuando subían los elevados escalones del transporte colectivo. Y hablando de pantalones, a los hombres de esa misma época les fue prohibido dejar de usarlos aún en los eventos deportivos, lo que ocasionó que un despistado en París pasara 8 días en la cárcel por no llevarlos cuando paseaba en bicicleta con shorts (pantalón corto).

Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

Artículo anteriorEspecial del día: “Yom Hazikaron” (A capella)
Artículo siguienteLibro “Historia de Israel”, de Gerardo Stuczynski

Kalóniko (Lupita Garnica)

Durante más de cuatro décadas fue la asistente personal del periodista mundialmente conocido Jacobo Zabludovsky. En ese tiempo aprendió la mecánica del periodismo, misma que aplicó a su afición preferida: investigación de la historia de la indumentaria. En Televisa creó y dirigió una serie de cápsulas acerca de la historia del traje, transmitida tanto en Televisa como Galavisión con cobertura internacional. Produjo un videocasete sobre la historia del traje con tres horas y media de duración.

En prensa publicó artículos acerca de la historia del traje ilustrados con diseños suyos en los diarios Novedades, Ovaciones, El Heraldo de México, Summa y colaboró en el periódico Reforma con una columna semanal que también fue subida a Internet con el título de Moda y Vanidad, durante más de diez años. Sus artículos fueron solicitados en las revistas: Varón, Vogue, Hombre Saludable, Voices of México (en inglés), la revista Carolina y la revista española Dunia.

Ha editado en México el libro “La historia del traje“ con Editorial Diana, ahora de Planeta, y en España “Caprichos de la moda“ con la Fundación Hispano-Mexicana Castilnovo, Madrid 2011. Libros inéditos: “Trajes típicos de las Américas“, “Diccionario del vestuario“ y “Así te ven, así te tratan“. Actualmente vive en Benidorm (Alicante) España y es coautora del blog:

www.kaloniko-nykur.blogspot.com

Diseñadora de modas, de todos sus dibujos y de las portadas de cuatro libros y un disco LP.