Este es el artículo 15 de 16 en la serie Templos

Diario Judío México - Si en El Cairo se ven minaretes de 2 mil mezquitas y son 20 o 30 millones de habitantes, en Roma se estima que hay 3 mil iglesias. No incluye el Vaticano que es un país independiente. A diferencia de El Cairo, en Roma hay solamente 4 millones de habitantes.

Desde cualquier techo se tienen imágenes de este tipo. No quiero pecar, me parece que esta foto tomamos desde otra iglesia, Trinita de Monti.

Es uno de los lugares más emblemáticos de Roma. La Iglesia es bella, la plaza es bella y la gente que está ahí también es bella. Causa un poco picazón pensar que Fernando El Católico regaló a Roma lo que recibió “regalado” de América.

No vendré a establecer en este marco quien es más religioso, más fanático o más santo. Siendo Italia tan religiosa, no comprendo como pudo surgir un tipo como Berlusconi, “papi”. Una impresión del paseo por Roma se puede recibir al leer la crónica en el blog.

No hablaré del Vaticano, hay muchos textos, solo diré que es inmensamente grande y cansadora la visita, por otra parte imposible no visitar.

Hay varias iglesias que selecciono para esta nota por el impacto que me causaron: La Basílica de Santa María de los Ángeles en Roma por tener obras de Galileo. La iglesia fue diseñada por Miguel Ángel y no olvidemos que Galileo no murió en manos de la Inquisición a pesar de sus enfrentamientos.

El Panteón, una impresionante y hermosa construcción que no tiene ningún lugar para sentarse. No hay que olvidarse que Roma se camina. Quise que este santuario de todos los dioses representase el globo terrestre y la esfera celeste, un globo dentro del cual se encierra la semilla del fuego eterno, todo contenido en la cueva esférica, Marguerite Yourcenar.

El Coliseo, el famoso coliseo que fue construido con los mármoles que trajeron del Templo de Jerusalén, por lo tanto es un templo.

El arco de Tito es el monumento que representa, precisamente, la conquista de Judea, tenemos una prohibición de pasar por el, En la foto podemos apreciar lo simbólico:


Los esclavos judíos portando la Menorah.

Sin duda no se puede separar el mundo judío del cristiano, se me ocurre pensar que ese conflicto es el que permitió desarrollar tantas guerras en el pasado. Cuando comenzaron a cansarse aparecieron los musulmanes, contra ambos. No dejo de ir en mis visitas a la Iglesia de San Pedro en Cadenas, bella como todas y tiene la hermosísima escultura de Moisés

Esa escultura tiene cuernos y estimo que de ahí salió el concepto de cornudo. Todas las parejas deberían visitar esta iglesia y luego prometerse, no cuesta nada, eterna lealtad.

La comunidad judía de Roma tiene una rica , como vimos antes desde antes del cristianismo, su templo es precioso.

Mi sobrina Paola me aporto el siguiente texto:

La estructura edilicia de la Sinagoga representa un referente histórico de la supervivencia del pueblo judío en Roma, en espíritu conserva algo del estilo original del diseño de los templos antiguos de Roma. La del pueblo judío en Roma fue trágica, hubieron persecuciones antes del advenimiento del cristianismo, durante la consolidación del cristianismo (S. III y IV a.C) en la edad media, el inicio del Renacimiento, el Renacimiento con la inquisición y en el período de la (1939-1945). Luego de tanta destrucción y persecución se vuelve a construir una Sinagoga en la zona del Trastevere a principios del siglo XX. Milagrosamente sobrevivió al período nazi. La estructura y diseño de la Sinagoga es bellísima, posee influencias del Art-Decó conbinado con un estilo oriental colorido y románico.

Roma, en tanto ciudad edilicia, mas allá de representar, en casi todas sus manifestaciones, un poder de colonización dominante, conserva una belleza pocas veces vista. Es la paradoja de los bellos aspectos del horror de la humanidad y como diría Quignard Pascal “Lo sórdido y lo hermoso danzan para revelar su ”.

Más Artículos en esta Serie

<< Templos, Capítulo 14: Europa (4a. parte)Templos, Capítulo 16: Europa (6a. parte) >>
Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

Artículo anteriorQué diría la madre judía de…
Artículo siguienteBar Refaeli es elgida “La mujer sexy del año”
Julio Ioseph May (Yossi) nació en Entre Ríos, Argentina. Es Contador Público de la Universidad de Buenos Aires. Desde 1973 viviò  en el Estado de Israel y a partir de febrero 2014 reside en Barranquilla, Colombia. En vistas a la tercera edad comenzó a practicar su sueño de escribir que lo acompañó desde chico.Participa activamente en variados grupos literarios del internet. Comparte publicaciones de cinco antologías: De Paz y De Guerrasy Lazos Umbilicales publicadas en Israel en 2007, "primer antología" de Muestrario de Palabras (2007) y Libro del Haiku, Ediciones Artesanales Santoamor (2008) ambas en Buenos Aires. Pensamiento Antologico Universal, La poesia purifica la vida humana, Congreso Universal de Poesia Hispanoamericana, publicada en Mexico 2010. La revista virtual Palabras al Sol publicaba regularmentecuentos y poemas de su autoría. Su preferencia es la narración.