Diario Judío México - Un gran favor te pido a ti lector, previamente a la lectura de lo que sigue, levántate y guarda tres minutos de silencio por  las anteriores, las recientes y desafortunadamente futuras victimas mortales de islamismo radical y los asesinos terroristas que rampantemente y en forma brutal asesinan inocentes por todos lados del mundo, por la muerte de la libertad de pensamiento y de expresión en el planeta, por la perdida de valores o de la cultura alcanzada por la “civilización” en general hasta este siglo XXI y por los millones de víctimas sufridas en el Holocausto durante la Segunda y de la Tercera Guerra Mundial, que ya se libra y en el futuro se librará aun con más intensidad”.

Parece ser una petición y un titulo muy atrevido, apresurado, aventurado o terrorífico para ser considerado en forma sería, pero, yo en personal, definitivamente no pienso que estemos viviendo una época de paz y tranquilidad mundial.

Los últimos hechos violentos internacionales, en los que han estado involucrados principalmente terroristas islámicos fundamentalistas de todo tipo de facciones asesinas que en nombre de Alá, Mahoma, el Islam, Sharia y Jihad, asesinan a diestra y siniestra inocentes, sean estos adultos, jóvenes o niños en cualquier parte del mundo civilizado o en sus mismos países y no se detienen en  asesinar también a sus propios correligionarios por no querer someterse a sus  demandas y condiciones totalitarias, con lo que nos demuestran fehacientemente que dicha “Tercera Guerra Mundial” ya está sucediendo, y tristemente ocurre desde hace mucho tiempo. ¡Lástima que muchos apenas se están dando cuenta en forma violenta de esta triste y dolorosa verdad…!

Es una guerra entre el mundo moderno, civilizado y creyente en valores, respeto a los derechos humanos, en la importancia de la mujer en la vida diaria, el conocimiento y el desarrollo la tecnología, la libertad de expresión y pensamiento y la democracia contra el mundo de la sumisión obligatoria a sus creencias, las matanzas del Islámico, que además forzosamente lo que pretende y quiere es regresar por cualquier método posible a sus orígenes de hace más de mil cuatrocientos años, durante el sigo VII de nuestra era. Un mundo donde el totalitarismo y el fundamentalismo Islámico apoyan su fe y pregonan “Sharia” como la única forma de vivir y el “Jihad” como la forma barbárica de lograrlo. Ejemplos sangrientos y muchos vemos con más frecuencia suceder ante un mundo temeroso de involucrarse con cada segundo que pasa en tu reloj.

Algunos de los lugares que han sido atacados durante los últimos años por terroristas e islamistas radicales por todos lados del mundo los podemos enumerar a continuación: , Canadá, Francia, Australia, Somalia, Pakistán, Bélgica, , Inglaterra, España, Siria, Egipto, Turquía,  Argentina, Nigeria, Alemania, Noruega y otros muchos más…

El número de personas ya fallecidas y heridas es sumamente elevado y el mundo civilizado sigue esperando que los líderes de los países árabes y musulmanes, incluso que lo haga el presidente de los , y se pronuncien fuertemente y mencionen y hagan y demuestren que están en contra de este tipo de ataques y barbarie. Pero, eso no parece estar sucediendo, ¿Por qué? Pues porque muchos de ellos son parte de la misma mentalidad y soportan este tipo de acciones con dinero y apoyo moral, y finalmente no quieren arriesgar la vida, y que tampoco no lo hacen por las potenciales consecuencias que tendría hacerlo para sus propios intereses, vidas y familias.

Ahora, me pregunto: Revisando los mortales eventos recién vividos en la “Ciudad que se dice de la Luz”, pero que ahora se muestra sombría y tristemente alumbrada con la luz negra del luto, ¿cuál creen ustedes que sería la razón principal de los terroristas islamistas asesinos de que entraran a tomar rehenes en una “Tienda Dely Kosher exactamente unas horas antes de la entrada del venerado Shabat, momento en que seguramente estaba el local de lo más concurrido con mujeres, niños y hombres de fe judaica o no, intentando hacer sus compras para celebrar la sagrada cena de los viernes por la noche o para degustar los exquisitos manjares de la cocina israelita”, esto, en la parte central de Paris, además de la brutalidad y antisemitismo demostrado a lo largo de los últimos conflictos y asesinatos en nombre de la Jihad? ¿Cuál…? ¡Pues a mí humilde entender, -“Matar a la mayor cantidad posible de judíos en el mundo y de ser posible a todos, doquier que estos se encentren o moren…! Eso, es lo que diario pregonan sus Imanes en todas las redes sociales, mezquitas o cárceles donde incitan a los fácilmente manipulables, a los presos y criminales a convertirse al Islam y a perseguir infieles y de no ser posible convertirlos, matarlos…

¿Y por qué digo, sin lugar a equivocarme que los últimos sucesos terroristas perpetrados en Paris representan una batalla perdida más en la guerra contra el fundamentalismo y fanatismo terrorista islámico radical en esta Tercera Guerra Mundial ya en marcha?

Porque la matanza en la revista “Charlie Hebdo”, además de la pérdida de vidas inocentes, implica un ataque artero al corazón de la libertad de pensamiento, de expresión y de libertad de prensa mundial, y los sucesos posteriores de secuestro y nuevos asesinatos a policías y a “marchantes privados involuntariamente de su libertad o de la vida” en la tienda de víveres judaicos “Kosher”, especialmente confirman el antisemitismo y el odio fraticida de los sanguinarios terroristas islámicos, creyentes fervientemente en Alá y la Sharia como el único dios y la única y verdadera religión respectivamente y que sólo esta religión y sus creencias debieran de existir en las mentes de todos los habitantes del planeta y que sus diferentes preceptos son los también verdaderos o únicos permisibles, ya que están establecidos en el Corán, o que  pueden o son modificados a su conveniencia.

Sus expresiones llenas de odio, de haber finalmente vengado a su profeta Mahoma posteriormente al cobarde asesinato de periodistas y caricaturistas, lo demuestran fehacientemente una vez más… Su júbilo en las calles después de cometer sangrientos secuestros y asesinatos, lo validan. Su hipocresía en culpar al fallecido lo confirma. El Talibán lo aplaude y reconoce. ¡Vaya demostraciones de depravación y criminalidad y falta de respeto por las leyes o los derechos humanos! ¡Asesinos…! El aprovecharse de la muerte de tantos y tantos para incitar más violencia no tiene nombre…

¿Por qué los terroristas asesinos no seleccionaron un restaurante alemán, japonés, italiano, mexicano, francés, chino, ruso o inglés o una tienda que manejara ese tipo de viandas o especialidades para cometer su secuestro y posteriores asesinatos?  No lo hicieron porque premeditadamente ya habían decidido que lo requerido en ese tipo de situaciones bélicas e infrahumanas, lo adecuado o necesario por su ideología nacida en el siglo VII, era entrar en un establecimiento judío y aprovechar la situación para asesinar a algunos más de sus “enemigos mortales” de ser posible. Lástima verdad, “tan buena que es la cocina italiana o la mexicana”.

¿Por qué los terroristas asesinos no seleccionaron los dormitorios de los deportistas olímpicos del equipo alemán, o el japonés, o el italiano, mexicano, ruso, francés, americano, canadiense, venezolano, brasileño, chileno, chino, canadiense, húngaro, nicaragüense o inglés u otro disponible en la villa olímpica en Munich, mientras se celebraban allí los “pacíficos” juegos olímpicos durante el año de 1972, para secuestrar y asesinar mejor a los deportistas israelíes?

Wikipedia comenta lo siguiente al respecto:

El terrorismo ha afectado a diversos Juegos Olímpicos, entre ellos, Múnich 1972. Cuando los Juegos Olímpicos de verano se celebraron en Múnich, once miembros del equipo olímpico israelí fueron secuestrados por el grupo terrorista palestino Septiembre Negro. En lo que hoy se conoce como la masacre de Múnich, los terroristas asesinaron a dos atletas poco después de haberlos secuestrado y asesinaron al resto después de un intento fallido de liberación. Un oficial de la policía alemana y 5 terroristas también fallecieron. Avery Brundage, presidente del COI, se negó a suspender los Juegos y 34 horas después de la masacre los reanudó con una polémica frase: «los Juegos deben continuar».”

¿Por qué los terroristas asesinos no seleccionaron alguna casa de retiro de alguna colonia como la alemana, o la japonesa, o la italiana, mexicana, rusa, francesa, americana, canadiense, venezolana, brasileña, chilena o inglesa u alguna otra disponible en Buenos Aires, Argentina, y sí seleccionaron para bombardear la de la comunidad judía de ese país sud-americano y asesinar a la mayor cantidad de judíos que pudieran en un solo ataque mortal, artero y previamente planeado con toda la saña y maldad asesina posible de este planeta? ¿Por qué?

La anteriormente mencionada enciclopedia Wikipedia, comenta respecto a este mortal atentado terrorista en Argentina lo siguiente:

El atentado a la AMIA fue un ataque terrorista con coche bomba que sufrió la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA) de Buenos Aires el 18 de julio de 1994. Se trató de uno de los mayores ataques terroristas ocurridos en la Argentina, con un saldo de 85 personas muertas y 300 heridas. La comunidad judeo-argentina es la más numerosa de América Latina y la quinta mayor del mundo.

El 25 de octubre de 2006, la justicia argentina, después de años de investigar el caso y tomar cientos de declaraciones y evaluar pruebas, representada por los fiscales Alberto Nisman y Marcelo Martínez Burgos, formalmente acusó al gobierno iraní de planificar el atentado y al Hezbollah de ejecutarlo. Según la investigación de la fiscalía, Argentina fue elegida como blanco del ataque tras la decisión del gobierno argentino de suspender un acuerdo de transferencia de tecnología nuclear a Irán. Posteriormente el juez Canicoba Corral ordenó la captura de los siete ex-funcionarios iraníes y un miembro operativo libanés del Hezbollah acusados por la fiscalía.

El 7 de noviembre de 2007, Interpol ratificó las conclusiones de la justicia argentina, y ordenó la emisión de circulares rojas para capturar a Mugniyah y cinco de los fugitivos iraníes, y llevarlos ante la justicia. Desde entonces, el gobierno argentino ha requerido a Irán la extradición de sus ciudadanos acusados por el ataque para ser juzgados por un tribunal argentino o extranjero, pero Irán se ha negado a acatar el fallo de la justicia argentina.”

¿Por qué o como logran los terroristas asesinos de Boku-Haram o del Talibán que una inocente niña de apenas diez años de edad, portando un cinturón explosivo en su cuerpo, se explote o sea explotada a distancia, frente a una tienda y asesine inmediatamente 20 personas y hiera a muchas más? ¿Por qué?

¿Por qué los alemanes nazis se ensañaron y mataron a 6,000,000 de judíos en los campos de concentración o en las ciudades que ocuparon durante la Segunda Guerra Mundial? ¿Por qué? ¿Por qué nadie los cuido o protegió ante tal barbarie?

¿Por qué cuando se defiende del ataque indiscriminado de miles de cohetes lanzados mañana, tarde y noche a sus ciudades, con el único propósito de matar a la mayor cantidad posible de sus ciudadanos israelíes y judíos, el único culpable de las consecuencias de su lógica reacción ante tal intento asesino del del grupo terrorista “Hamas”, que domina en forma totalitaria y fundamentalista la Franja de Gaza, es como siempre el pueblo judío e ? ¿Por qué?

¿Por qué el mundo civilizado estuvo y ha estado callado ante todo este tipo de barbaridades y no reacciona y las detiene de una vez por todas antes de que ya sea demasiado tarde…?

¿Por qué el presidente de la misma Francia recientemente masacrada por estos ataque y asesinatos de terroristas islámicos, en forma temerosa declara que: -“Los ataque perpetrados recientemente no tienen nada que ver con la religión musulmana”, pero finalmente si organiza y marcha condenando finalmente el radical musulmán. -¡Patrañas…! Miedo a lo que dirá y hará la ya existente población de ese credo islámico en su país. Sí, el 10 por ciento de su población ya es musulmana y día a día crece. Tanto así, que Marsella, su segunda ciudad en importancia, ya goza de la mayoría de sus habitantes con esa religión y su idioma mayoritario no es el francés, sino el Árabe. Y, muchos o la mayoría de ellos, ciudadanos franceses por nacimiento. Pero, no por cultura o credo o convicciones… ¡O por lo que sea…!

Pero la siguiente es la mayor inquietud que me genera toda esta tragedia: ¿Por qué el presidente actual de los de Norteamérica, el país paladín, pionero y defensor de la libertad y los derechos humanos, haciéndolo a capa y espada por todo el mundo anteriormente, no condena a los terroristas islámicos con toda la fuerza de sus palabras y acciones? ¿Por qué…? Pues, porque sus propios orígenes musulmanes, que no puede negar y las alianzas con ese tipo de pensamiento o el miedo a ser derrocado, no se lo permiten. Y según lo hemos visto declarar, no osa llamar a los grupos asesinos que llevan a cabo tales atroces actos de por su verdadero nombre “Musulmanes radicales o islamistas radicales”. Además, su veneración por el Corán y sus conocimientos sobre y por el “Libro”, son vastos y de temerse. Si no me creen, revisen su discurso en la Universidad del Cairo, apenas había asumido el poder de su país, donde lo eleva al grado de mencionarlo innumerables veces como: -“The Holy Corán”. Yo ya vi y escuche dicho discurso, el primero que dio fuera de su país después de ser coronado como “Presidente de  los ”. ¿Por qué tampoco ha querido llamar al islámico por su nombre y lo llama de mil maneras, menos la requerida: “Terrosismo Islámico Radical”? ¿Por qué se inclinó ante los dirigentes máximos de Arabia Saudita cuando los visitó durante su errar por el mundo recién fue electo? ¿Por qué el secreto de estado sobre su verdadero lugar de nacimiento o religión? Personalmente nunca pensé que fuera a jurar al inicio de su presidencia sobre una “Holy Bible”. ¿Burla, Miedo…?

¿Por qué el recién mencionado presidente o sus representantes más directos, no marchó junto a todos los líderes de diferentes naciones que mostraron su solidaridad, repudio y unidad ante los brutales ataques de los terroristas islámicos radicales en la Ciudad de Paris el domingo por la tarde, apenas después de sus brutales atentados cobardes asesinatos? ¿No tenía dinero para la gasolina o el combustible aéreo para el Air Force One? O lo que no tenía ganas de hacer, como no lo ha hecho durante su última o la primera administración es enfrentar, hablar o hacer nada en contra del islamismo radical creciente día a día en el mundo.

¿Pero, por otro lado, que es o nos demuestra ser el fundamentalismo Islámico radical y asesino que avanza imparable por todos lados y a todas horas, por las buenas o por las muchas malas, por todos los medios a su alcance, incluyendo los tecnológicos, y sin que el mundo le ponga un alto definitivo?

Según mis humildes investigaciones y reflexiones al respecto de tan contundentes hechos anteriores o actuales, he llegado a la conclusión que el fundamentalismo y radicalismo musulmán y su doctrina principal, pregonan o es algo parecido a lo siguiente:

Fundamentalismo Islámico: Si no piensas o actúas como yo creo y digo que tienes que hacer, tengo el derecho de matarte. Y lo haré sin el menor remordimiento, miramientos o discusiones y menos, conciliación o negociación posible, ya que tú y tú vida o la de tú familia, para mí, no valen nada. Si ni siquiera mis hijos, mi familia o yo valemos nada, y todo lo que hacemos, lo llevamos a cabo por una causa mucho más importante, lo hacemos por Alá y por nuestro profeta Mahoma. Y. al hacerlo así, nos volvemos mártires por tan importante objetivo, ya que gozaremos de mil y una recompensas en el cielo y en forma inmediata”.

Para finalizar, una serie de preguntas adicionales para el lector que llegó hasta aquí: ¿Qué sigue después de la multitudinaria “Marcha de la Unidad” efectuada y vista por millones por las calles de la Ciudad de Paris la tarde del Once de Enero del año de 2015? ¿Qué sigue después de dar sepultura a los fallecidos en tan cobardes atentados terroristas? ¿Qué sigue para las pobres familias de los caídos defendiendo sus libertades y valores mancillados o para aquellas por pertenecer o estar relacionadas de alguna forma con la fe judía también se vieron nuevamente afectadas? ¿Qué esperanza tenemos de que el mundo repudie y enfrente al terrorismo Islámico Radical y le ponga un verdadero y definitivo alto sea cual fuere su origen?

Lo que sigue debiera de buscar por todos los medios lograr un lugar, un mundo donde no haya más temores de ir a la escuela o a la tienda o al lugar adonde a ti te guste ir a rezar al dios al que te guste rezarle o a trabajar sin que alguien que no piensa como tú lo haces, te quiera secuestrar y o asesinar porque cree en algo diferente a lo que tu crees o piensas. Sobre todo si no lo afectas, tal y como Don Benito Juárez lo pregonaba a los cuatro vientos hace ya tantos años: “El respeto al derecho ajeno es la Paz”. Y si tal mensaje no te parece que tal este: “Ama  a tú prójimo como a  ti mismo”, ¿tampoco? ¿Qué tal este: “No hagas a otro lo que no te gustaría te hagan a ti”, pregonado por Rabí Hilel?

Pero, si no te atrae ninguna de estas, por qué no inventas la tuya propia que contribuya a un mejor entendimiento entre todos nosotros y al logro de una verdadera y duradera paz mundial…

Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

4 COMENTARIOS

Deja tu Comentario

Artículo anteriorPresunto “suicidio” del fiscal Alberto Nisman
Artículo siguienteDesde Banyan Tree Cabo Marques con Amor
Desde 1996 es Presidente y CEO de CONSULTORIA E INGENIERÍA, S. C. Tiene doctorado en Administración por la Universidad de Texas en Austin y el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM), maestría en Administración del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM) y maestría en Análisis de Operaciones e Ingeniería Industrial por la Universidad de Wisconsin Milwaukee. Es Ingeniero Mecánico Electricista por la Universidad Iberoamericana de la Ciudad de México. Actualmente funge como editor, miembro del consejo editorial y colaborador de la Revista Pulso PyME, y ha desempeñado diversos puestos directivos y gerenciales en varias empresas manufactureras y de servicios desde 1974. Es también consejero de diferentes empresas, así como conferencista de foros nacionales e internacionales. Autor de cuatro libros gerenciales y de consultoría empresarial como “Esquezofrenia. Un manual para una nueva vida” y “El Tour de Francia, una novela mexicana de Calidad, Productividad y Cultura”, y un par de manuales sobre “Autodiagnóstico Organizacional” y de la “Ruta Crítica”. Sus ensayos han sido reconocidos favorablemente en diferentes certámenes literarios. Durante más de 30 años a la fecha ha desempeñado diferentes actividades académicas para instituciones educativas de nivel superior como el Tecnológico de Monterrey, la Universidad Anahuac, la Universidad Iberoamericana y recientemente para la Universidad Virtual de Banamex.