Tener paciencia y actitud positiva cuando las cosas no son como las que te gustaría es un reto que pocos pueden superar.

A pesar de que muchas veces uno tiene buenas intenciones, trabaja duro y es constante con sus acciones la vida no siempre funciona como uno planea o espera. En el amor, los negocios o las oportunidades surgen de maneras complejas. Algunas veces son claras y fáciles de reconocer, pero en otras ocasiones, se encuentran disfrazadas y requieren más esfuerzo y preparación de lo normal.

Hay personas que pueden captar con claridad su realidad, por lo que aprenden y pueden aprovechar las oportunidades. De hecho, hasta pareciera que la vida les es más noble o que tienen menos percances para lograr lo que se proponen.

Sin embargo, hay otras personas que les toma más tiempo poder entender lo que está sucediendo o simplemente nunca pueden superar el hecho que la vida no fue lo que ellos quisieron y por lo tanto se dan por vencidos. Hacen de la derrota un fiel compañero y se aprenden a conformar con lo que ellos creen es lo que les toca.

Para el triunfador, tener visión, ser luchador y encontrar las oportunidades cuando nadie las puede reconocer, es un acto casi natural y lógico.  Además, que entre mejor les va, más astutos se hacen.

Pero para el que la vida fue un reto con luchas continuas contra adversidades, la perspectiva es diferente. La carga emocional y la depresión se impregnan al alma y a pesar de que hacen lo posible para despojarse de estas… su experiencia los limita y sus creencias los imposibilita para continuar tratando con mayor alegría y esmero.

No quiere decir que se den por vencidos, solo que su carga cada vez es mayor por lo que es difícil moverse y pensar con agilidad.

Tener fe, paciencia, esperanza y ser positivo no son solo palabras que dan aliento, son los fundamentos que construyen y pavimentan el camino de las personas que no tienen intención de rendirse hasta poder conseguir lo que buscan.

No hay edad, ni fecha de caducidad para seguir luchando. No hay límites o justificaciones. Solo tiempo, constancia y determinación. Pareciera ser palabras cliché, pero en verdad son la realidad y el testimonio de la vida personal de aquellas personas que nunca se dejaron caer aun cuando estaban en el suelo.

Ser positivo y optimista puede ayudar a no darse por vencido. Pero hay que tener cuidado de no quedarse solo con las buenas intenciones. Detrás de los sueños y aspiraciones tiene que haber un plan articulado el cual se repite día tras día con persistencia.

Establecer metas pequeñas metas y fácil de concretar motiva a poder levantarse cada mañana esperando dar un paso más y sentir que se está haciendo algo para conseguir lo deseado y previene la tentación de darse por vencido.

 La flexibilidad es la consejera más sabia para recordar que las cosas no siempre salen cuando uno las planea, sobre todo cuando entran en juego terceras personas.

La Receta

recetas-titulo1

Persistencia

recetas-titulo2

INGREDIENTES

  •  Metas claras – fijar pequeños objetivos que sean alcanzables y relevantes a lo deseado.
  • Determinación – esfuerzo a las pequeñas acciones que conducen a seguir intentando
  • Tolerancia – reconocer la frustración y decepción resistir con sabiduría y aprender a mejorar
  • Perspectiva – reconocer los pequeños logros y retos vivir con gratitud y realismo
  • Flexibilidad y creatividad – curiosidad para intentar otras posibilidades y repasar el plan

AFIRMACIÓN PERSONAL PARA NO DARSE POR VENCIDO

Mis sueños son realizables, aunque algunos días parezcan imposibles. La vida me puede sorprender, pero no me va a despojar de mi esfuerzo y mis deseos para lograr lo que me propongo. Tengo fe y esperanza que las cosas eventualmente se van a dar. Puedo resistir y adaptarse a los contratiempos porque sé a dónde quiero llegar. Cada día es una nueva oportunidad y mientras tenga vida, voy a volver a intentar para poder triunfar. Puedo esperar a que las cosas se den porque mi tiempo también va a llegar.

CÓMO NO DARSE POR VENCIDO:

  1. Ser flexible, repensar y ajustar los planes para adaptarse a la nueva realidad. Es natural sentir un poco de desesperanza, derrota, tristeza o enojo cuando las cosas no salen como uno espera la realidad es imprescindible.
  2. Aprender del dolor y la frustración sin perpetuar su sentir.  Estar enfocado en salir adelante, progresar y recordar que el dolor y la frustración son el camino al éxito. No hay opción ni justificación que detengan el camino.
  3. Persistir y soltar lo que no está funcionando es la actitud para triunfar. No se trata de insistir, cuando las cosas no se dan, mejor hay que cambiar el plan y recordar que antes de rendirse hay que volver a intentarlo una y mil veces más.

Nunca hay que dejar de creer en uno mismo, esta fuerza que sostiene los sueños y nutre la persistencia. *Prohibida su reproducción total o parcial sin el permiso escrito del editor y sin citar la fuente. Copyright © 2005-2021 © Todos los Derechos Reservados 

Tenemos citas, presenciales y virtuales disponibles, pide tu cita hoy. www.recetasparalavida.com
https://www.paypal.com/cgi-bin/webscr?cmd=_s-xclick&hosted_button_id=CBJYD8CFYMFF4

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorHistoriador palestino Dr. Ashraf Al-Qasas: Los judíos eran ‘un cúmulo de basura’ arrojados a los árabes por los europeos
Artículo siguiente¿El mundial de fut cada dos años?
Becky Krinsky Coach de vida, conferencista, escritora y columnista ganadora de premios internacionales por sus libros de superación personal y transformación. Licenciada en Ciencias de la Educación, con estudios en Desarrollo Humano, y Consejería. Egresada de la Anáhuac, Universidad de México. Fundadora de Recetas Para la Vida © / Recipes for Life © y de la columna Pregúntale a Becky, que contesta preguntas de todas partes del mundo, colaboradora con la revista Mujer actual por mas de 10 años. Con importantes participaciones en plataformas internacionales y nacionales, participa en conferencias presenciales y en línea, transmisiones en la radio y segmentos de televisión semanales. Su mensaje y su concepto único de recetas para la vida, ha servido de gran inspiración, entretenimiento en el mundo hispano alrededor del mundo. El cual tiene como fin ofrecer concientización y responsabilidad para vivir en plenitud, crear una actitud positiva y despertar el sentimiento de gratitud y aceptación ingredientes necesarios para ser feliz y tener una vida emocionalmente nutritiva. Con importantes participaciones en plataformas internacionales y nacionales, en conferencias en vivo, transmisiones en la radio y segmentos de televisión semanal, con el mensaje y su concepto tan único de recetas para la vida, el cual ha servido de gran inspiración, entretenimiento y sobretodo concientización de la importancia de tomar responsabilidad para despertar el sentimiento de gratitud y aceptación ingredientes necesarios para ser feliz y vivir en plenitud. Premios y nominaciones Medalla de oro por sus columnas con el tema del éxito y la superación personal, premio José Martí, a nivel Nacional en EUA. Medallas de plata y bronce por publicaciones de temas relevantes para la comunidad hispana en el mundo. Ganadora del primer lugar en el Latín Book Award por su libro “Como tratar con gente difícil”- en la categoría de auto transformación en español. Nominada y con premio en el latín Book Award por su segundo libro “Mujer actual mujer de valor”- categoría temas de la mujer Reconocida y premiada con excelencia en periodismo del San Diego.