Con varias dificultades técnicas antes de su presentación, la noche del 24 de junio en el Museo de Antropología, se presentó exitosamente este anunciado e interesante libro de nuestra querida compañera Paloma Sulkin, quien aprovecha esta nota para agradecer el apoyo y solidaridad de los asistentes al evento.

A continuación, mostramos a nuestros lectores una pequeña parte del texto, que refleja una labor de investigación y cariño a todas las comunidades judías de la República Mexicana, por lo que “Tierra para echar raíces”, se convierte a todas luces en un libro obligado de consulta.

“El 30 de enero de 1857 se emitió en la ciudad de México la Ley para el Establecimiento y Uso de los Cementerios. Esta ley esgrimía cuestiones sanitarias, pero también mostraba un cambio frente a creencias diferentes a la católica. En el artículo 51 se autorizaba la construcción de cementerios particulares para los extranjeros que se establecieron en el país y profesaran diferentes religiones. Esto indica que, hasta ese momento, otra alternativa religiosa resultaba inaceptable entre los mexicanos. Los nuevos sitios de entierro adquirieron un carácter laico y plural; sin embargo, las confrontaciones entre Iglesia y Estado se prolongaron por muchos años. En 1860 se promulgó la Ley de Libertad de Cultos, que pretendía que la religión se viviera como un asunto de carácter privado y personal. Se prohibían manifestaciones religiosas en espacios públicos, en las calles o las plazas, inclusive el cementerio, que no estaba considerado como templo ni como recinto privado para practicar ceremonias religiosas…….Otros panteones particulares establecidos por ese tiempo y durante los primeros años del siglo xx fueron: el Panteón Español, propiedad de la Sociedad Española de Benefi cencia; el Francés, establecido por la Asociación Français, Suisse et Belga de Bienefaisance et de Proveyance, en la Piedad, y los panteones Americano, Monte Sinaí y Alemán, ubicados todos ellos en Tacuba”.

¡¡Felicidades y enhorabuena!!

La adquisición de libros por el momento es a través de Paloma Sulkin 5290 3827 Cel: 55 2653 8725

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorHumor judío
Artículo siguienteLa entrega del Premio Jerusalem 2009
Noticias, Reportajes, Cobertura de Eventos por nuestro staff editorial, así como artículos recibidos por la redacción para ser republicados en este medio.