Diario Judío México - y los dos templos fueron sido destruidos por divisiones internas. Cuando unos creen tener la verdad y quieren imponerla a los demás, la sociedad se divide y el país desaparece.

Este año, si realmente quiere conmemorar Tishe Be’av aproveche la ocasión para analizar lo que está sucediendo y pensar cómo puede participar para evitar otra confrontación interna que sólo beneficiará a los enemigos.

No importa de que lado esta Usted.  Si la separacián continúa, si se sigue usando la religión (y el dinero) para separarnos todos, religiosos y seculares, ortodoxos y reformistas, ateos y ulturaortodoxos, sionistas y no sionistas, derechistas e izquierdistas, todos perderemos por igual.

La cuestion es, nos daremos cuenta a tiempo o seguiremos jugando a la política y a la repartición del presupuesto sin darnos cuenta de las consecuencias.

¿Podremos aprender a respetarnos – o sea, a aceptar que otros piensen diferente a nosotros y aceptarlo-  o lucharemos literalmente “hasta la muerte” por demostrar que tenemos la razon?

Le comparto dos artículos que vale la pena leer:

Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.