Diario Judío México - Al momento de escribir estas lineas no han transcurrido dos semanas desde que asumió la presidencia y en tan poco tiempo ha ocurrido un terremoto politico como pocas veces se ha visto.

Las recientes leyes inmigratorias las justifica  aduciendo razones de seguridad debido al auge del terrorismo islámico en el mundo.

Una vez más pagan justos por pecadores.

Por cierto: si bien la amplia mayoría de los musulmanes NO SON terroristas, la mayoria de los terroristas sí lo son. Este hecho: ¿justifica las recientes leyes inmigratorias  de Trump? No.

Entre las decenas de miles de refugiados musulmanes hay muchos que escapan de las guerras, hay muchos niños. Además, cerrar las puertas a la inmigración de siete paises musulmanes, aunque “solo” sea por 120 dias, “huele” a discriminación.

No podemos aceptar eso. No podemos. Porque también nosotros sabemos -vaya si lo sabemos- lo que significa  ser discriminados. Porque también nosotros hemos sido muchas veces refugiados y en las épocas más oscuras de nuestra historia muchos nos cerraron las puertas.

Pero además hay incongruencias.

Ya ha sido dicho por otros: países como Arabia Saudita, que han “exportado” considerable cantidad de terroristas en las últimas décadas, no estan en la lista. La pregunta retórica es ¿porqué?

Una de las respuesta  podria ser: ¿acaso no integra la lista  porque el presidente norteamericano posee intereses allí?

Continuando con el tema: cuando Angela Merkel -realmente una gran personalidad y humana- quizo abrir las puertas de par en par a los inmigrantes, y las abrió, no le fue del todo bien, no fue correspondida en algunos casos y ya en el último año tuvo que reducir la cuota. De todos modos -a mi juicio-  hasta donde se pueda, la legislación en la materia tiene que ser, más allá  de realista, lo más humana que sea posible.

¿Y el muro? lo ideal en nuestro mundo debiera ser construír puentes y no muros (y no me refiero solo a este caso) pero…

También aqui obviamente hay un trasfondo. Hay una realidad. Hay un serio problema y un dilema.

Y lamentablemente muchas veces las circunstancias -seguridad u otros factores- quizás ameriten la construcción de muros.

Parte del mismo ya ha sido construído antes de Trump.

Lo que no tiene justificación alguna es la generalización negativa de la que han sido objeto los mexicanos por parte del presidente Trump; la humillación, el destrato, la prepotencia y la insólita exigencia  de que sean ellos quienes lo paguen. Nuevamente: ante un problema-dilema que es real, Trump ni piensa en negociaciones abiertas con su contraparte sino que exige soluciones que, seguramente, van con su propia “lógica” pero que al mismo tiempo, son absolutamente disparatadas e irreales.

Desafortunada fue la expresión de apoyo al muro del Primer Ministro de . Colocó a la comunidad judia mexicana en una situacion muy dificil. El liderazgo comunitario mexicano estuvo a la altura de las circunstancias. Reafirmó su condición judeo-sionista pero al mismo tiempo -no hay contradicción- su absoluta lealtad a y apoyo a su Presidente en este tema del muro en particular.

Demostró el liderazgo judío mexicano -incluyendo a líderes espirituales- que se puede: ser leales al pais en el que se vive, apoyar a y al mismo tiempo disentir con determinadas actitudes de sus gobernantes.

Muchos correligionarios en distintas partes del mundo ( y diáspora) depositan muchas esperanzas en la postura aparentemente proisraeli de Trump. Yo también quiero -siempre quiero- un Presidente norte americano projudío y proisraelí pero sin llegar al extremo de que, a los efectos de  obtener su apoyo, tener que vender el rico patrimonio al bajo (o alto, no importa) precio de la necesidad.

Las promesas electorales o la trayectoria proísraelí previa no son necesariamente garantía. Y más aún cuando el Presidente tiene  “rasgos” -digámoslo eufemísticamente- de xenofobia y misoginia.

El reiterado “America first” me preocupa.

El reciente 27 de enero, Día Internacional de Recordación de las Víctimas de la Shoah, el mensaje de la Casa Blanca al referirse a las víctimas no incluyó la palabra “judÍos”. Ni el término “”.

Llamó la atención. Contrastando con mensajes de presidentes americanos anteriores.

Este hecho no es menor.

Si  fue un “olvido” (lo dudo) es igualmente grave. Si fue ex-profeso, mucho peor.

Finalmente: considero que no es apropiado que el gobierno de -reitero: el apoyo al Estado  es para mi incondicional, el apoyo al gobierno depende de sus acciones y decisiones- aproveche el aparente pro-israelismo de Trump para llevar adelante su ímpetu colonizador, impulsado especialmente por colonos religiosos y extremistas. No esta bien. Es un obstáculo y no sirve ni para el presente ni menos para el futuro. Pues en cuanto a obstáculos, ya es suficiente con los que ponen los mismos palestinos.

Una reflexión más:  hemos visto como en estos dias en EEUU y muchos otros paises europeos, millares han protestado y se han movilizado contra las medidas de Trump y en favor de los inmigrantes musulmanes a quienes se les ha cerrado temporariamente las puertas de ingreso.

Comparto esas protestas y movilizaciones.

Pero espero que llegue el dia que ocurra a la inversa.

Es decir: que musulmanes protesten  y se movilizen también por injusticias o tragedias que le ocurren a no musulmanes en distintas partes del mundo: atentados terroristas, secuestros, prohibiciones religiosas, prohibición de entrar a determinados países con pasaporte israelí,etc.

Que buena parte del mundo árabe-musulman desconozca lo que es la democracia y la tolerancia no es atenuante.

De todos modos esto ni explica, ni comprende, ni menos aún justifica las recientes leyes de Trump.

Confío en que  el sistema democrático y la instituciones norteamericanas lograrán en mayor o menor medida frenarlo. Ojalá!

Antes de que sea  demasiado tarde.

Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

Artículo anteriorDécision historique dans une cour d’espagne contre le mouvement bds
Artículo siguienteTemas Curiosos-No. 10 Aromas con recuerdos
Docente de materias hebreas en la Escuela Integral Hebreo Uruguaya (LICEO), Conferencista, Escribe artículos especialmente en la prensa judía de Uruguay( Semanario Hebreo, Identidad, la NEWS del Comité Central Israelita), es integrante del Centro Recordatorio del Holocausto del Uruguay, integrante de COPREDI (Comisión de Prensa y difusión del Comité Central Israelita) e integrante de la Confraternidad judeo -cristiana del Uruguay.