Este fin de semana, 15 del mes de Shvat, el celebra uno de sus cuatro inicios de año (junto a Pésaj, Rosh Hashaná y los diezmos de Elul, según la Mishná) en el que se adivina el despertar de la naturaleza después del letargo invernal: los primeros brotes de vegetación, especialmente algunos frutos arbóreos. Este ciclo festivo unido al paso de las estaciones tiene su equivalencia en el ciclo de lecturas bíblicas, que comienza en Simjat Torá, al final de Sucot, por lo cual cada celebración anual va unida a unos versículos que aparentemente nada tienen que ver con ella. Por ejemplo, el de la semana de la luna llena de Shvat, conocido como Beshalaj por su palabra inicial, habla del famoso episodio del cruce del Mar Rojo.

Lo lógico sería que tal suceso, la salida de los israelitas esclavizados del país que los sometió, coincidiera con la celebración de Pésaj que lo conmemora. Lo cierto es que ese sincronismo no es casual, sino que se repite años tras año desde que hace siglos se estableció el ritual, haciendo que cada vez que empezamos a vislumbrar el retorno de la luz natural a nuestras vidas hablemos del insondable designio divino que indicó a Moisés llevar al pueblo de vuelta a su tierra dando un rodeo que se prolongó cuarenta años. Es inevitable por tanto que unos significados terminen permeando a los otros.

Por ejemplo, nos anticipamos a la primavera (que confirma el total restablecimiento de la luz, la flor, el retoño) celebrando los primeros signos balbuceantes de verdor, como el pueblo liberado se anticipó a alegrarse de su libertad cantando y bailando cuando se vieron libres de las hordas de Faraón, sin ser conscientes aún del largo camino por recorrer hasta la verdadera libertad, con el regreso a la tierra de la que salieron los hijos de Jacob. Es tiempo de alegrarnos de haber llegado hasta aquí, pero también de tener presente la travesía del desierto que nos espera.

En los últimos meses (años, décadas, siglos, milenios) hemos tenido que superar muchos obstáculos meramente para sobrevivir. Si echamos la vista atrás veremos que el invierno que está más cerca de culminar no fue tan duro como el de nuestros padres, abuelos y demás antepasados. Incluso en tiempos tan terribles y aparentemente insuperables en desdicha como el holocausto, los supervivientes ashkenazíes lo referían al principio con la expresión en ídish de “jurbn eirope”, la debacle o destrucción europea, como otro desastre que necesita de un adjetivo, no un hecho único en su . Porque después de los egipcios tuvimos que sufrir a los asirios, los persas, los romanos, los cruzados…

Cada debe recordarnos que las inclemencias que acabamos de superar quizás no sean las peores, porque tenemos un objetivo al final del camino, cuando la luz nos alcance de pleno, por largo y tortuoso que sea el tránsito. Quizás porque sólo así, en el contraste de frío y calor, de privaciones y abundancia, de esclavitud y libertad, de muerte y supervivencia, de odio y amor, de tinieblas y esplendor, seamos capaces de descubrir nuestra misión en la vida: la certeza de seguir adelante cuarenta años para conseguir ver los primeros brotes verdes de la felicidad.

Jorge Rozemblum

Director de Radio Sefarad

www.radiosefarad.com

 

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorLa Kehile felicita a Enrique y Alyza por el nacimiento de su hijo
Artículo siguienteDialogan Defensores de Migrantes Mexicanos en Estados Unidos con GCDMX
En 1989 empieza a desempeñar labores de redacción y traducción (Inglés, Francés y Hebreo a Español) para diversas publicaciones informáticas: PC Magazine Actual, Personal Computing, Amstrad Magazine, Redes, Sistemas, Tribuna Informática, etc.). De 1992 a 1996 es responsable de las secciones de sonido y vanguardias tecnológicas en la revista de nuevas tecnologías OnOff (Editorial Globus). Realiza proyectos de ediciones técnicas también para las editoriales VNU, Infolaser y Tecnipublicaciones. De 1994 a 1998 trabaja como corrector para temas de informática para la Editorial McGraw-Hill. En 1996 realiza traducciones técnicas para KDC y para CT. *  Desde 1995 a 1999 es Jefe de Redacción en la agencia de comunicación Aleph, encargándose de las Notas de Prensa, Comunicados y Columnas para empresas como Lotus, Autodesk, Acer Computer Ibérica, Pinnacle, BEA, etc. Entre 1999 y mayo de 2000 es nombrado Director de Servicios Especiales de la misma empresa, a cargo de los servicios de traducciones (folletos técnicos, de marketing, anuncios, etc.), boletines (LotusClub, ATC Noticias, BEA News, etc.) y clipping. TRAYECTORIA PROFESIONAL (música) Desde 1989 colabora como redactor para revistas de música (Sociedad Española de Musicología, Guitar Player, Keyboard, etc.) y generales (Avalon, Panama Jack, etc.). En 1990 funda y dirige la revista trimestral de nuevas tendencias musicales MUSICA GLOBAL (Mandala Ediciones), que funciona hasta 1995. Se encarga del apartado de música en la versión española de la enciclopedia en CD-ROM Encarta 97 de Microsoft (para Me&Ta Multimedia). De 1996 a 1999 colabora con Marketing Editorial en varios proyectos para el Club Internacional del Libro (redacción de fascículos de la colección Historia de la Música Deutsche Grammophon y fichas de la colección La Gran Música). Desde 1995 participa en el grupo de música antigua de Eduardo Paniagua, como intérprete de cítola (guitarra medieval) y cantante de música judía sefardí, con los que ha actuado en España, Portugal, Marruecos, Francia, Italia, Suiza, Alemania, Bélgica, Dinamarca, Noruega, Canadá, Costa Rica, Panamá, Honduras, Croacia, Bosnia e Israel. Junto al grupo ha editado los discos “Música de las Tres Culturas” (1998), “Moradas del Corazón” (2003) y “Maimónides” (2004, todos en Pneuma Records). En 2006 forma el grupo Klezmer Sefardí (con CD del mismo nombre para Pneuma Records). TRAYECTORIA LABORAL * Desde junio de 2003 colabora desinteresadamente con la web Musicasdelmundo.org en la redacción de artículos sobre música e instrumentos del mundo. * Desde enero de 2004 y hasta marzo de 2005 colabora como redactor y traductor de la revista Musitec Magazine de F&G. * Desde enero de 2004 y hasta enero de 2005 colabora como traductor y redactor para la agencia de comunicación empresarial Aleph Comunicación. * Desde abril de 2001 y hasta marzo de 2005 colabora como redactor y traductor de las revistas DVD Total y Future Music de LarPress * Desde abril de 2001 y hasta mayo de 2003 colabora como redactor de la web de noticias de Nuevas Tecnologías de Tecnipublicaciones. * Desde junio de 2000 trabaja como traductor y redactor freelance para empresas como DyR, Prensatec, Aqua MassMedia, Aabam, Crimson, iTerracom y Premdan. Desde abril de 2007 trabaja en Radio Sefarad como director musical y desde finales del mismo año y hasta septiembre de 2011 como editor, a cargo de la creación y puesta en marcha de nuevas secciones. Desde octubre de 2011 es el director de Radio Sefarad.