Diario Judío México - Tristemente cuando uno se absorbe en sus problemas, preocupaciones o que aceres, es fácil olvidarse que uno no vive solo, hay personas que nos rodean y que sin querer se lastiman con la indiferencia, el mar humor la falta de tolerancia y la completa desconexión. La persona que sufre del fastidio y del cansancio se tortura constantemente sin poder resolver sus cosas, se intoxica con sus propios pensamientos, y angustia a todos lo que le rodean; Ciertamente hay pendientes que son importantes, problemas que exigen atención, situaciones que se tienen que resolver, pero eso no quiere decir que se tiene que consumir toda la atención y energía que uno se dispone. Dar descanso, orear los pensamientos y disfrutar de los seres queridos aún en situaciones difíciles, facilita la solución de muchas situaciones y alivia el alma.

Rubén es el patriarca de su familia, el siempre esta enojado, fastidiado, cansado, no tiene tiempo ni paciencia para disfrutar una cena familiar, una platica informal o simplemente una vista casual.

Con él, bueno y poco. No hay día que no mencione su canción: “Estoy cansado, estoy fastidiado, tengo sueño y ya me quiero ir.” Realmente se comporta como un pequeño que después de cada comida, se quiere ir a dormir a su casa. No tiene nada de malo estar cansado, tampoco se le critica que se quiera ir a descansar, al contrario; Rubén es un hombre mayor, que trabaja como un joven y sabe lo que quiere y como conseguirlo. Lo único que su familia le pide es que de repente, pueda convivir amenamente con sus hijos y sus nietos al igual que puedan disfrutar y compartir con ellos su buen carácter y simpatía.

Hace unos días, se juntaron varios festejos, el cumpleaños de uno de sus nietos, el aniversario de uno de sus hijos y el éxito de su esposa, así que todos salieron a cenar; allí celebrando, platicando, brindando, Rubén como de costumbre, comió sin participar en la platica, al terminar su platillo, comenzó a tronar sus dedos comentando lo cansado que se encontraba, con lo que logro incomodar a todos. Nunca se percato el clima tan ameno y cálido que se sentía en la mesa ni tampoco lo contentos y divertidos que todos estaban.

Que lastima, Rubén no pudo dejar de pensar en sus problemas y sus incomodidades. Pensar que si se hubiera despejado de sus pensamientos se hubara podido relajar y además hubiese pasado un rato alegre. En lugar de amargarse la cena y hacer que todos a su alrededor se sentían impacientes e incomodos.

Una verdadera pérdida para todos, los momentos con la familia son regalos de la vida que hay que aprovechar y saborear estos son los momentos que nutren emocionalmente.

www.recetasparalavida.com

La receta

Diluyendo círculos viciosos

Ingredientes:

  • 1 taza sentido de la vida (para que realmente vives)
  • 1 taza de perspectiva
  • 1 manojo de esfuerzo (entre mas esfuerzo mayor es la satisfacción)
  • 2 cucharadas de creatividad
  • 3 pedacitos de gratitud
  • 5 gotitas de placer y goce

Condimentos

Ojo noble (ver las cosas con un punto de vista positivo), alegría y conciencia

Recomendación del chef: Para poder encontrar el mejor sabor a la vida es necesario tener claro cual es el propósito de la vida y aprende a disfrutar cada momento.

Modo de preparación:

  • La vida es más que solo sus problemas. Vivir solo para trabajar, pagar cuentas y resolver problemas es llevar una vida vacía, miserable y sin chiste. Al tener metas espirituales, aprender a disfrutar los pequeños detalles y buscar nuevas razones para vivir diariamente se diluye el fastidio y el aburrimiento.
  • No se puede estar en dos lugares al mismo tiempo. Si uno esta realmente presente y consiente en el aquí y ahora, no puede estar pensando en los problemas del trabajo o en alguna otra angustia que no sea la experiencia única que esta viviendo en el preciso momento. Vivir y aprovechar cada momento permite saborear la vida con gusto y alegría.
  • Hay que romper los circuíos viciosos para poderse liberar el mal humor y aburrimiento. El verdadero placer que tiene la vida se logra cuando uno se esfuerza por combatir sus propios demonios y cuando aprende a valorar lo que se tiene: familia, salud, amigos etc… cosas que no tienen precio.

“Soltar lo problemas y las preocupaciones por un rato da la oportunidad dejar un espacio libre para poder apreciar las cosas realmente valiosas de la vida” *Prohibida su reproducción total o parcial sin el permiso escrito del editor y sin citar la fuente.

Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.


Artículo anteriorNueva escalada de violencia en el sur de Israel
Artículo siguienteAkiba Rubinstein Z”L, uno de los grandes sin corona

Becky Krinsky
Creadora en conjunto con la doctora Iliana Berezovsky de "Recetas Para la VidaTM" un proyecto basado en el concepto de que el sentido común, el hogar, la familia, la vida diaria y el éxito en la vida dependen de la suma de nuestras experiencias para alcanzar la felicidad. Actualmente escribe todos los jueves para el Diario San Diego con su columna Recetas para la VidaTM. También aparece mensualmente en Univision en el programa Despierta San Diego.