Diario Judío México - ט”ו בשבת והשם מכבי/מקבי

Queridos amigos:
T”u Bishvat – el 15 del mes hebreo de Shvat – celebra “el Año Nuevo de los Árboles”, es decir: la renovación del ciclo natural en la Tierra de Israel, representado por el florecimiento, en pleno invierno israelí, de la shkediá – el almendro -. Ésta es una fecha de gran alegría en Medinat Israel, cuando los niños y los jóvenes israelíes se vuelcan en masa a plantar árboles a lo largo y a lo ancho de la Tierra de Israel – el país más forestado del mundo, con un índice de forestación muy por encima del consumo de maderas locales -.
Macabi, el nombre que nos identifica a nivel internacional y que es razón de orgullo para el Pueblo Judío por doquier, refiere también, en una de sus acepciones, a T”u Bishvat, la Tierra de Israel y nuestra relación como macabeos con ella.
Cuando hablamos de Macabi, nos referimos a tres ejes vinculares; ejes que establecen la relación de cada macabeo con Dios, el Pueblo Judío y el Estado y la Tierra de Israel.  Como Macabeos, debemos sentirnos parte y responsables de mantener estos vínculos, que determinan la multiplicidad de nuestro ser judío y sionista:
1.     Macabi es un acrónimo del famoso versículo de la Torá “Mi Camoja Ba’elim Hashem” (“Quién es cómo Tú entre todas las fuerzas, Señor”, Éxodo 15:11). Al reconocer la infinitud divina y Su protección sobre nosotros, establecemos un vínculo de cercanía y a la vez de inefable admiración hacia nuestro Creador. Es el eje vertical, hombre – Dios; judío – Dios de Israel, que relaciona al macabeo con La Razón de todo y de todos.
2.     Análogamente, el nombre Macabi incluye las siglas del jefe de la familia Jasmonea y líder del inicio de la revolución libertadora, Matitiahu Cohén Ben Yojanán. Él nos inspira con su ejemplo el deber que tiene cada Macabeo de ocuparse del bienestar de su pueblo, estableciendo un vínculo basado en la interresponsabilidad y en el profundo amor a los Benéi Israel. Es el eje horizontal, hombre – hombre; judío – Pueblo de Israel, que relaciona al macabeo con el destino de su pueblo y lo exhorta a ser siempre parte protagonista de él.
3.     El tercer significado es el relevante a la celebración de T”u Bishvat. Macabi[1] significa también makevet, martillo: Yehudá era conocido por la forma en la que se enfrentaba a sus enemigos, golpeando como con la fuerza del martillo. Este nombre da paso a dos significados diferentes: el del espíritu de resistencia y de confianza en uno mismo – tan nuestro, tan macabeo -, que fue indispensable para la creación del Estado de Israel, y el de las herramientas concretas con las que trabajamos la tierra, transformándola en productiva aún en sus desiertos y sus pantanos. Desde ese significado – el de la herramienta con la que hacemos de la Tierra de Israel una “que mana leche y miel”[2] -, el nombre Makabi – Makevet señala nuestra responsabilidad para con la construcción, el florecimiento y el desarrollo de la Tierra de Israel – metas posibles al utilizar las herramientas de la era que nos ha tocado vivir -. Con el martillo de antaño y los tractores y el riego computarizado del presente, retomamos nuestro vínculo con la Tierra de nuestros antepasados – nuestra heredad -. Esta acepción, entonces, determina el último de los tres ejes de nuestro ser judío y macabeo: el del hombre – tierra; judío – Tierra de Israel. El eje que nos ubica con nuestros pies y corazones en la Tierra que es celebrada en T”u Bishvat con la plantación de más árboles y la multiplicación de la vida que ellos producen.
Que en este T”u Bishvat plantemos en nuestras almas el renovado compromiso hacia la Tierra de Israel y el Estado que ella sostiene, creando un presente lleno de los más variados, ricos, desafiantes e inspiradores frutos para nuestra generación y todas las futuras de nuestro pueblo.
¡T”U BiShvat saméaj!
¡Jazak ve’ematz!
RABINO CARLOS A. TAPIERO
Vice-Director General & Director de Educación
Unión Mundial Macabi
[1]El nombre T”u BiShvat es, en realidad, una fecha del calendario hebreo: el 15 del mes de Shvat. En el alfabeto hebreo existe una correlación entre las letras y los números que representan. El número 11, por ejemplo, es un compuesto de la letra Yud (10) y la Álef (1). El número 15 se conforma con las letras Tet (9) y Vav (6) – dándonos la sílaba que leemos como “TU” -. No se utilizaron las letras Yud (10) y Hey (5), ya que su conjunción es uno de los nombres de Dios – YA
[2] Macabi puede escribirse con la letra hebrea Caf como con la letra hebrea Kuf. Makabi, con Kuf, es sinónimo de makevet, que significa “martillo” en hebreo.
[3] Éxodo XXXIII, 3; Deuteronomio XI, 9.