Diario Judío México - Bernard Henry Levy nació en Argelia el 5 de noviembre de 1948. Su padre, André Levy, también nació en Argelia en el seno de una familia sefaradí, en el 38 peleó en la Guerra Civil Española, después se unió a los Franceses Liberales en y peleó contra los nazis en Italia. Volvió a Argelia, se casó con la hija de un rabino, Bernard Henry fue el mayor de sus hijos. En 1954 emigraron a .  André empezó un negocio de madera y llego a integrar una gran empresa, al morir en el 95, dejo la empresa a sus 3 hijos, a los dos años Bernard la vendió en 750 millones de francos.

Bernard es una personalidad extraordinaria: un intelectual ungido para la acción, se mueve rápido, filosofa, piensa, escribe rápido y es escuchado con respeto y admiración o gran enojo, es uno de los grandes escritores francés de nuestro tiempo.  Su acceso al poder y la decisión en sus acciones no tienen precedente. Es filósofo, editor, novelista, periodista, cineasta, hace documentales y películas de largometraje y aun alguna vez, actor, dramaturgo, hombre de negocios y cronista; defensor de causas, provocador y viajero incansable.

No representa a ningún partido y no tiene ‘chambas’. Ha servido como consejero de Mitterrand y el gobierno francés le pregunta insistentemente si quiere la Legión de Honor y el responde: no. La pregunta más frecuente no es si es sincero, sino si es real. Está presente en muchos frentes.

Los franceses pueden decir delicadamente que no es francés realmente, lo que puede significar que es argelino o que es judío.

Levy describe la inspiración como si fuera un dibuk, consciente de que puede ser un dibuk malo. Es tan poco popular entre los judíos religiosos que cuando quiso que su hijo fuera circuncidado -se ha casado tres veces y tiene dos hijos, un varón y una mujer-, tuvo que encontrar “un rabino en la orilla de la apostasía”, el doctor fue el médico del presidente Mitterrand.

Bernard ingresó a la Escuela Normal Superior a estudiar con Derrida y Althusser. Dejó la escuela y viají a Bangladesh, se hizo consejero del rey, después viajo a México para estudiar los movimientos revolucionarios, volvió a Paris a trabajar con Mitterrand  y en el 69 escribió su primer artículo: México, Racionalización del Imperialismo. El tema de su primer libro fue Bangladesh que inauguró una serie de reportes de guerra.

A los 20 años sabía que nunca tendría que someterse a nadie, “nunca he escrito algo que me avergüence o por dinero…

“Lucho por la libertad de otros, pero la mía es incomunicable. No puede ser generalizada.”

La carrera de Levy ha sido un recorrido de caídas fuera de la gracia y la popularidad y vuelta a la cresta de la ola intelectual. Tiene la certeza del escritor de que la vida puede reescribirse, “escribir tu vida, mi vida es como un texto sin fin” y la convicción de que los acontecimientos piden ser llevados a su fin. Es una combinación única de hechos y fantasía.

A los 26 años le dijeron que estaba acabado porque el diario que fundó, -L’imprevu- resultó un rotundo fracaso y comentó: “yo nací a través de la escritura.” Y se puso a escribir, dos años más tarde, publicó La Barbarie tiene Rostro Humano  que fue recibido con gran entusiasmo, desde entonces lo conocen como BHL.

Empieza diciendo: “Soy el hijo de una pareja satánica fascismo y stalinismo” y se ganó el rechazo de la izquierda.

Critica severamente el marxismo, el socialismo, el fascismo, y el nacionalismo. “El fascismo no se deriva del oscurantismo, sino de la luz.. la Gestapo es quien hondea la antorcha. La razón es totalitarismo… es el rostro de la barbarie. La revista Time lo reportó en su cubierta como la segunda muerte de Marx. Sus ideas incendiaron reacciones y controversias, dando a conocer a otros filósofos con BHL al frente en un movimiento filosófico: Nuevos Filósofos. Se opone al totalitarismo, a la , cuando defiende que tiene el poder de cambiar radicalmente al mundo y la necesidad de considerar una nueva perspectiva de conocimiento.

Según Foucault:  “la prueba decisiva para la antigua era crear sabios. En la Edad Media racionalizar el dogma. En la época clásica, fundar las ciencias, en tiempos modernos en su habilidad para dar cuenta de los muertos.”

En un debate televisado, se planteó la pregunta a cerca de la dirección del nuevo movimiento, si era a la derecha o a la izquierda.

Levy contestó “Un instante! Las únicas revoluciones que han triunfado en el siglo XX fueron las totalitarias. El problema izquierda o derecha no es relevante.”

Con nueva lucidez escribió Comedie, un libro lleno de enojo, también crudo y cándido sobre los acontecimientos de mayo del 68 que definió su generación y al Marqués de Sade como su Biblia. Le siguió una magnifica biografía de Sartre y Reflexiones Respecto a la Guerra que fue su segundo fracaso.

Su libro El Testamento de Dios del 79 recrudece las controversias y las hace más escandalosas. Levy defiende una ética humanista basada en el monoteísmo bíblico. En sus palabras: “Ese libro volvió en mi contra a judíos y antisemitas.”

En los 80 creó la asociación Acción Contra el Hambre y la dirigió durante seis años hasta descubrir que “..prevenir el hambre resultado de acciones totalitarias condona esa acción totalitaria”

En el 81 aparece en Gasset La Ideología Francesa, haciendo de el laboratorio conceptual del fascismo europeo.

En el 84 publica su primera novela: El Diablo en la Cabeza y gana el premio Medicis, en el 88, su segunda novela: Los Últimos Días de Charles Baudelaire, gana el premio Interrallie.

En los 90 inicia y dirige la revista La Ley del Juego. Dos años más tarde fue de los primeros intelectuales francés en entrar a Sarajevo sitiada y en sonar la alarma por la violencia del genocidio en la creación de Bosnia y Herzegovina, los campos de concentración de los serbios, tema de su película Bosnia e hizo dos documentales: Bosnia! y Un Día en la muerte de Sarajevo.

Después del estreno de la película, anuncio que se presentaría al Parlamento Europeo con demandas en favor de Sarajevo, prometió que saldría de la competencia si alguien más defendiera sus puntos y hubo quien lo hiciera. Fiel a su promesa se retiró. La prensa lo llamo bufón y los bosnianos todavía se sienten traicionados.

Con la humillación fresca, filma una película en México: Le Jour et la Nuit. La película salió en el 97, Cahiers du Cinema la calificó como la peor película francesa en décadas.

En abril de ’03 completo una misión oficial y entregó un reporte de 193 páginas al presidente Chirac que se publicó como libro: Bosnia

Le Figaro lo entrevistó y Levy dijo: “solo habrá paz cuando podamos desacralizar el debate que esta envenenado por formas subterráneas de idolatría…este es todo el mensaje del judaísmo: las piedras no son sagradas. Es una forma de idolatría santificar piedras, tierra. Los hombres son sagrados, no las piedras.”

En otro artículo le preguntaron: ¿cuál ideología presente le parece prevalente? Respondió: “…la religión le da sentido a lo que no tiene alguno –el sufrimiento, la desigualdad, la miseria, la desesperación- cuando los hombres se enfrentan a la profundidad de su condición, ven que no tiene sentido. La pasión religiosa es lo que siempre ha motivado a las personas, pero la religión se ha vuelto ideología. La única esperanza es el nacimiento de un Islam moderno, secular” que fue lo que encontró y admiró en Bosnia.

Giroud, escritor y exministro, opinó:” Bernard es inteligente y es valiente. Hay muchos hombres inteligentes en , pero pocos son valientes.”

Ser judío no le impidió ser campeón de los musulmanes de Bosnia, pero ser judío ahora significa que su secretaria en la editorial Gasset abre su correo, anónimo, en papel higiénico usado.

Ocupado en un libro sobre el periodista americano-judío, Daniel Perl, obsesionado por su asesinato, en 2002 viajó a Karachi. Era una investigación en línea con sus esfuerzos constantes por cerrar la distancia entre los horrores políticos y la percepción profunda de la . El libro Qui a Tue Daniel Perl? Se publicó en el 2003.

En la primavera del 2002, fueron quemadas tres sinagogas, jóvenes árabes y negros gritaban por las calles de París “muerte a los judíos”. El sentimiento antiamericano subía de tono y se hacía más maligno. Levy explica: “Estoy en una cultura donde el antiamericanismo es una luz de advertencia de que está ocurriendo lo peor. En el corazón del fascismo está el , o nacionalismo, o racismo. Pero algo nuevo y menos conocido, tan importante como el fascismo es el antiamericanismo. América es tomada como categoría no como región del mundo, sino como una región del alma y describe la parte no natural de la sociedad humana. La democracia es una mezcla de razas, una sociedad no basada en raíces, sino en una constitución basada en un juramento. Claro que América no es parte de ese programa, pero así es como la ve .” Levy está en contra del antiamericanismo, no de América. El odio es una América imaginada, es el anuncio de que el sucio genio está a punto de liberarse nuevamente.

Afirma que la demonización europea de surge de la culpa por el , convertir a los judíos en una nación asesina hace que la culpa sea más fácil de sobrellevar.

En su libro El Genio del Judaísmo del 2017, empieza por el para subrayar que hay una nueva forma de muy diferente al de los años 30 y el pasado, pero que está matando otra vez. Tiene tres características: 1} niega el . 2} es antisionista 3} revalúa el sufrimiento de otros desvirtuando el sufrimiento judío que trafica con su martirio.

El  ya no es un credo, es un crimen. Por esto, la elite política está en contra de las nuevas formas de discursos de odio y se encuentra vigilante frente al delito y, a pesar de los triunfos de la derecha en BDS, niega su apoyo a y resiste el .

Bernard elabora su credo del judaísmo rebatiendo la lógica perniciosa y falsa tras el y defiende a  como la democracia multiétnica más exitosa creada desde cero. Defiende “un judaísmo positivo que no solo se ve en el espejo del o que se ve como perpetuamente perseguido…los estudiosos brillantes del judaísmo, “los autores del Talmud proveen elucidación a los problemas que han animado a los hombres desde el principio de los tiempos.”

Levy recibió el título de Doctor Honoris Causa de la Universidad de Tel Aviv en 2002, de la Universidad Hebrea en 2009 y de la Universidad de Bar Ilan en 2017, donde presentó su libro El Genio del Judaísmo.

En su último libro, el número 30, El Imperio de Cinco Reyes, trata la deshumanización de América y simétricamente, el gran empuje de cinco poderes imperialistas nuevos: “China, Rusia, Turquía, Irán y los países árabes que apoyan o han apoyado Jihad” mi conclusión es que la única fuerza que puede resistir su empuje y que puede ocupar el vacío dejado por la retirada de América es . Mi último libro trata la salvación de .”

 

No hay comentarios

Leave a Reply

Artículo anteriorNegación Del Holocausto En Redes Sociales
Artículo siguienteValora la posibilidad de respirar
Nació en la Ciudad de México, terminó sus estudios de Filosofía en la UNAM, es Escritora y traductora. Actualemente reside en Israel.