Dedicaremos esta ponencia a analizar la vida y el pensamiento de Francisco Maldonado de Silva (1592/1639) en el contexto histórico de la época. Había nacido en Tucumán (hoy provincia argentina) que murió ‘relajado’ (= quemado vivo) en Lima (Los Reyes) el 23 de enero de 1639. Es el más célebre de los mártires de América del Sur. Fue acusado de judaizante y estuvo preso durante 12 años antes de su ejecución. Vivió solamente 46 años. Era hijo del cirujano portugués, Diego Núñez de Silva (que fue juzgado por la Inquisición de Lima y reconciliado en 1605) y de Isabel Otañez (sevillana). El hermano mayor de Francisco, llamado Diego de Silva también fue reconciliado en al misma fecha que el padre.

Lo más interesante a los efectos de analizar los pensamientos de Francisco Maldonado de Silva es que, mientras estuvo preso, mantuvo 15 “disputas” con los doctores más calificados de la Iglesia y se mantuvo “pertinaz” (es decir defendió sus convicciones). Conocemos parcialmente el contenido de dichas discusiones a través de los textos de la Inquisición y del propio Maldonado de Silva. Éste nos dice, en una de las cartas, que elaboró más de doscientos argumentos para los calificadores y que no le respondieron. (Bohm, Gunter: de los judíos en Chile, Vol I, Período Colonial. Judíos y Judeoconversos en Chile Colonial durante los siglos XVI y XVII. El Bachiller Francisco Maldonado de Silva, 1592 -1639, Santiago de Chile, 1984, pag. 324). Los calificadores definieron los argumentos de Maldonado como “explicaciones frívolas”, “para hacer vana ostentación de su ingenio y sofisterías”. Y agregaron que los infinitos cuadernos que escribió, lo hizo “por la curiosidad de juntar papelitos”. El lector juzgará quien tenía razón luego de analizar alguno de los argumentos de Maldonado que veremos más adelante.

A su pluma de Francisco Maldonado de Silva se deben dos cartas a la de escritas en latín (que nunca fueran enviadas) de 1633 y un cuadernillo (año 1638). Son los únicos textos propios que se conservan. . Las cartas tienen alto valor histórico y literario. Además, escribió varios otros cuadernillos (cuyo destino no lo conocemos) y dos libros que fueron quemados en con el propio Maldonado en 1639

LUCIDEZ Y ALTOS CONCEPTOS MORALES.

Es interesante destacar la lucidez de un condenado como Francisco de Maldonado de Silva, cuando describe en la segunda carta a la de Roma, la situación del reo ante la Inquisición. Leemos de él: ‘ ...el que abiertamente confiesa ser judío y no haber otro Dios verdadero que el Dios de Israel, es echado al estrago del fuego y le quitan toda su hacienda, y si acaso tiene hijos no se compadecen en absoluto de ellos; por el contrario, quedan en perpetuo oprobio. Si se convierten a los cristianos, quitados todos sus bienes, los vejan con oprobio perpetuo, pues aunque por algún tiempo corto o largo les ponen sobre los vestidos la capa que llaman de Sambenito, sin embargo el estigma de su oprobio se imprime en su sangre y en la de sus hijos de generación en generación, y no pueden ni ellos ni sus hijos desempeñar funciones públicas en los Estados de los cristianos ... ’. (Bohm, op cit, pag. 324).

Este diagnostico que hace de la Inquisición y sus consecuencias lamentablemente se aplicó a su propia esposa e hijos que tuvieron que vivir en la mayor indigencia luego del apresamiento de Maldonado de Silva.
Resalta además sus profundos conocimientos bíblicos tanto en español como en latín. En los pocos textos que nos han quedado hace referencia a 52 citas bíblicas en su mayoría del Antiguo Testamento y algunas del Nuevo Testamento.

Es realmente increíble que la defensa del judaísmo provenga de un condenado por la Inquisición que nunca tuvo en sus manos a ningún texto hebreo original.

Debe recordarse que los americanos no tenían acceso a fuentes vivas del judaísmo. No había maestros, ni rabíes, ni exegetas que pudieran transmitir sus conocimientos. Estaban prohibidos todos los libros judaicos y tampoco había calendario para encontrar las fechas de las festividades. Además, ni siquiera las se podía acceder a las Biblias católicas prohibidas por la Inquisición. En este contexto adquiere aún mayor relevancia sus conocimientos bíblicos.

Además llama la atención en los escritos de Francisco Maldonado de Silva su elevado concepto moral del hombre y su afirmación de los más caros derechos humanos; especialmente si tenemos en cuenta las durísimas condiciones que debió sobrellevar como preso en las cárceles de la Inquisición durante doce años.

Y, entre sus escritos (segunda carta a la de Roma), figura el que sigue: ‘ ... Amad la misericordia y la justicia, dad con largueza vuestra limosna a los prójimos pobres y, en fin, temed a Dios y amadle de todo vuestro corazón para que proteja a vosotros y a vuestros hijos después de vosotros ... Defended Su Verdad ...... Elegid para vosotros la vida ... ’. ((Bohm, op cit, pag. 324 y325)

Curiosamente, estas líneas eran escritas a la de por Maldonado de Silva en el 1633, o sea en los mismos días que en otra latitud, en Recife (el nordeste del Brasil bajo dominio holandés), se estaba fundando la primera Comunidad Judía de América. De la que, seguramente, Maldonado de Silva no tenía noticia alguna sobre su existencia.

Para concluir, el proceso a Francisco Maldonado de Silva es uno de los mejor documentados, pero no ha recibido toda la atención que merece de parte de los historiadores.

La valentía del personaje, su coraje al desafiar a la mayor autoridad de la época. Sus convicciones llevadas hasta el final de sus días no pueden más que admirarnos cualquiera fueren nuestras creencias.

Francisco Maldonado de Silva debe incorporarse a la lista de los grandes mártires latinoamericanos que lucharon por la libertad de expresión y desafiaron a la mayor empresa del Imperio Español en América: la Inquisición.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorIngeniero israelí ayudó a optimizar una aplicación de Smartphone para gente ciega
Artículo siguienteDescanse en paz la Sra. Martha Eidelman de Gerson Z"L
Mario Eduardo Cohen, escritor e investigador, nació en Rosario (Provincia de Santa Fe, Argentina), padre de una hija, Corina, es Profesor de Historia (egresado del Instituto Nacional del Profesorado), conferencista y organizador de congresos, simposios y encuentros nacionales e internacionales sobre temas históricos y del pensamiento. Se ha especializado en Historia Judía, demografía y en Cultura Sefardí. Es además, Contador Público (egresado de la Universidad de Buenos Aires) y asesor de empresas. Es autor de varios libros en materia impositiva y contable Fue distinguido -en 1994- por el Rey Juan Carlos I de España con la Orden del Mérito Civil en reconocimiento a su actividad en pos de la investigación y la divulgación de la cultura sefardí. Autor del libro "América Colonial Judía" editado en abril de 2000. Presidente del CIDICSEF - Centro de Investigación y Difusión de la Cultura Sefaradí-, del que es miembro desde 1977, ha dirigido 15 volúmenes de la publicación académica "Sefárdica" que edita la mencionada institución. Fue, en 1992 el Director General de Encuentro Internacional "Cinco Siglos de Presencia Judía en América" y otros simposios internacionales. Además fue invitado a exponer en varios Congresos de EE.UU. en 3 oportunidades, España e Israel. Es colaborador permanente del matutino "La Nación" de Buenos Aires en temas judaicos. Sus ponencias fueron publicadas en la Argentina, Venezuela, los Estados Unidos, Israel, España y Holanda. Ha sido curador de varias exposiciones relacionadas con sobre temas judaicos, las que fueron presentadas en distintas ciudades latinoamericanas y en los Estados Unidos. (ver www.maimonides800.org.ar) Fue, además, Director Ejecutivo del ICAI (Instituto Cultural Argentino Israelí) y de FeSeLa (Federación Sefaradí Latinoamericana). Asimismo es autor del libro y el vídeo "Al Encuentro de la Novia" (programa multimedial sobre el Shabat y su práctica en el hogar).También ha dirigido y redactado los CD Rom Educativos Mekorot-Fuentes ll y Jaguim-Festividades.