Diario Judío México -

He tenido la fortuna de entrevistar a muchos personajes destacados, sin embargo uno de los más peculiares fue Raymond Kurzweil. El Dr. Kurzweil me citó en su oficina una mañana a las 11 del día. Lo primero que me percaté al llegar fue que su oficina era una fábrica de inventos. Kurzweil para muchos es un profeta de lo que serán los humanoides (la mezcla de humanos con tecnología) en las próximas décadas. (en lo que se nos aproxima en el siglo XXI). Sin embargo, lo que realmente es Kurtzweil es un inventor. A menudo se ha reconocido la originalidad de su mente—tanto así, que la revista Forbes una vez lo llamó “la máquina idónea de pensamiento”.

Entre un sinfín de útiles inventos, desarrolló el primer software capaz de reconocer textos escritos en cualquier tipo de letra. También creó un avanzado sintetizador que puede replicar a la perfección una variedad de instrumentos musicales. Más tarde, Kurzweil diseñó un sistema de computación que reconoce el habla individual y lo comercializó para uso común. Estos son solo algunos de los muchos inventos que Kurzweil ha lanzado al mercado.

Al llegar a su oficina me hizo pasar a su recinto privado, donde esperé dos horas. Entra intermitentemente; cada 10 minutos se sienta en su computadora ingiriendo vitaminas contra el envejecimiento como si comiese palomitas de maíz. De vez en cuando me recalca que la entrevista se hará en algún momento dado y que solo tendrá un máximo 10 minutos.

Finalmente se llevó a cabo la entrevista. Comenzamos con un rapport sobre la genealogía de ambos que empata con ancestros (mi abuelo y su padre), ambos conductores de orquesta vieneses. Posteriormente me comparte por más de una hora y media su visión de lo que será el futuro de la humanidad.

El argumento principal de Kurzweil se basa en la Ley de Moore, la cual afirma que la velocidad del cambio en la tecnología computacional crece exponencial y no linealmente. De hecho, debido a que tantos campos dependen de esta tecnología (científica, industrial, económica, etc.) Kurzweil afirma que este crecimiento debería de traducirse en áreas como la nanotecnología y la biotecnología, a lo que él denomina la “Ley de compensación.”

Kurweil predice que para el año 2050 los humanos podrán extender radicalmente la vida a través de los “nanobots” (robótica en miniatura.) Además, está convencido que para el 2029 una computadora será capaz de aprobar el examen de Turing. Asimismo, cree que la inteligencia artificial (I.A.) habrá desarrollado capacidad emocional y valores morales. Kurzweil preveé un futuro en el que los humanoides rebasarán y borrarán la distinción humano-máquina. Así, argumenta, la humanidad podrá mejorar su calidad de vida y longevidad. A Kurzweil se le reconoce por su controversial concepto de la “singularidad tecnológica” ya mencionado—el punto en el que el crecimiento tecnológico sobrepasará la inteligencia humana y nos cambiará por siempre.

La labor del Dr. Kurzweil podrá ser objeto de debate, pero el científico se ha mantenido a la vanguardia en la ciencia y tecnología por décadas. No muestra señal alguna de variar su curso; de hecho, ha mencionado que una de sus metas es la de revivir a su padre a través de DNA extraído de su tumba combinado con sus propias memorias. En lo personal, salí de la entrevista convencido de una cosa: los libros de Kurzweil y sus inventos son prueba del inmenso poder de una mente auténticamente original.

Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.


Artículo anteriorDescanse en paz la Sra. Sara Sefchovich Itzcovich Z”L
Artículo siguienteRosy Stolow es nombrada Subprocuradora de Distrito de San Diego, CA.
Bienvenidos a este espacio donde pretendo compartir con ustedes: Interrogantes, críticas, dudas, inquisiciones, propuestas, miedos, esperanzas, ideas. En suma: Letras. Letras grandes y pequeñas. Pensadas y espontáneas. Letras desdibujadas, otras reiteradas, ciertas ya publicadas con antelación y probablemente una que otra inédita. Al final de cuentas, letras para ser desdobladas por aquel lector amable y generoso que sea provocado por las mismas.Agradezco a Silvia Cherem e Isaac Ajzen por invitarme a ser parte de Foro Judío.Acerca de Andrés RoemerEl doctor Andrés Roemer es autor de más de 18 libros de diversos temas, como: felicidad, arte, sexualidad, amor, agua, futbol, derecho, economía, crimen y psicología evolutiva, entre otros. Ha sido merecedor de varios premios incluyendo el Don K. Price Award por distinción académica en la Escuela de Gobierno John F. Kennedy de la Universidad de Harvard y las becas Fulbright, Harvard, Ford, ITAM, SEP y Conacyt; recientemente la Fundación de Microsoft, ha establecido el "Premio Andrés Roemer para el Desarrollo de Derecho y Economía por Distinción en el Servicio a la Comunidad Académica". Ha creado más de 1,000 programas de televisión; actualmente, es el fundador y presidente del Think Tank "Poder Cívico A.C."; asimismo, es el curador del festival internacional La Ciudad de las Ideas.