Diario Judío México - Casi todo el mundo está de acuerdo en una declaración que dice: “La historia se escribe por los vencedores”

En nuestra historia vencidos y vencedores se dan la mano ya que a veces uno va adelante en ocasiones el otro.

El presidente Nixon estaba cegado por los aciertos de los Sputnik, tenía que hacer algo para estar delante de los rusos.

La Nasa consigue satisfacer al presidente, ahora el 20 de julio se conmemoró el 50 aniversario de esa hazaña, que se consideró como un orgullo nacional.

Es una proeza de la humanidad realizada por un equipo de hombres: Neil Armstrong, Edwin Buzz y Akdrin y Michael Collins que llegaron a la luna, y regresaron a la tierra sanos y salvos,

Al pisar la luna Neil dijo la siguiente frase que se ha hecho famosa y muy comentada: “Es un pequeño paso para un hombre, pero un salto gigantesco para la humanidad”.

Después que los rusos fueron antes vencedores, después de este viaje los vencedores son los americanos en llegar primero a la luna, ahora los vencidos la URSS que llegaron después.

Los logros, y la descripción de los viajes ya estuvieron publicados en casi todos los periódicos del mundo ya sea en papel o en el internet.

Este artículo, va más bien dirigido a los astronautas aficionados, a los amantes de la historia, quien quiera recordar detalles del nacimiento del programa, para llegar a la luna, ver algunas fotografías históricas, para esta satisfacción, doy una lista de libros publicados últimamente, copiada de “Science News” donde mucha gente encontrara que “recordar es vivir”

“The Shoot for the moon Vollage Apolo 11” Kames Donovan

El libro relata la carrera espacial, empieza por el lanzamiento del satélite Sputnik de la Unión Soviética en 1957 y culmina en la histórica misión Apolo 11, 12 años después. El libro ofrece información sobre las personalidades de los astronautas, ingenieros y otros que hicieron que el programa espacial de los fuese un éxito.

“One Gigant Leap”de Charles Fishman.

Según este libro, llegar a la luna exigía un millón de horas de trabajo por cada hora que pasaba la nave en el espacio. Por lo tanto, la historia se centra en los ingenieros, programadores, gerentes de proyectos y otros que trabajaron para conseguir que el programa Apolo despegara.

“Picturing Apolo 11” J.L. Pockring and John Bisney

Un libro lleno de cientos de fotos, algunas publicadas por primera vez, este libro de mesa de café se lee como un álbum de fotos de la misión Apolo 11. Las imágenes se centran en los momentos verdaderos del entrenamiento de los astronautas, así como en la emoción del despegue, el histórico aterrizaje y el regreso a casa de los tres hombres.

“Apolos Legacy” Perspectives on the moon landings Robert D, Launius

Un historiador espacial quita el programa Apolo de su pedestal para examinarlo desde múltiples ángulos: como una pieza de la máquina de la Guerra Fría, un esfuerzo de ingeniería plagado de tantas fallas como hazañas de gloria y un momento cultural. El libro explora puntos de vista positivos y negativos sobre el proyecto de la Luna en de científicos, políticos, medios de comunicación y el público durante la carrera espacial y más allá.

“Moonbound Apolo 11” and the dream of spaceflight Jhonatan Feter-Vorm

Es un libro que contiene coloridas y detalladas, ilustraciones con un estilo cómico, pero no es una ficción gráfica que dan vida a la luna. Gran parte del diálogo de los astronautas se basa en grabaciones reales, lo que hace que el libro se sienta particularmente auténtico.

“Moonshoot What Lanfing a Man on the Moon”. Autor Richard Wisman PhD. Este libro escrito por un psicólogo, se basa de lecciones practicas del Apolo, y sugiere ciertas formas aplicadas a los problemas cotidianos, desde cambiar carrera, hasta criar una familia, pero recalca que todo se deduce de una colaboración y creatividad de los astronautas y en la vida diaria, para llegar al éxito.

“Las misiones de Apolo” La increíble historia de la carrea a la luna. Por David Baler-

Un ex ingeniero de la NASA utiliza fotografías, ilustraciones, planos y otros documentos para guiar a los lectores a través de una historia concisa de la carrera espacial y el programa Apolo, desde los inicios de la ciencia espacial hasta el exitoso regreso a casa de la tripulación del Apolo 11.

“The Mission off a life Time” por Basil Hero

Los astronautas del Apolo rara vez dieron entrevistas personales. Pero ahora que están envejeciendo, los astronautas están comenzando a ser introspectivos. Este libro destila conversaciones con los 12 viajeros lunares que aún viven en la sabiduría general para vencer el miedo y apreciar la vida.

Todas las publicaciones anteriores son de escritores y científicos que estudiaron y llegaron a ciertas conclusiones en sus libros.

Pero existe un punto diferente de los viajes al espacio, a continuación, veamos algunos comentarios y respuestas a la llegada a la luna   la forma que Rabinos de Jabad piensan y algunos aspectos judíos sobre la llegada a la luna, la exploración espacial, y la vida extraterrestre.

El Rabí Menachem M. Schneerson estuvo en discrepancia con muchos rabinos, ya que el alababa, el viaje a la luna, a diferencia de otros rabinos que no la aceptaban, declarando “El ser humano ha realizado algo magnifico tiene mucho de que enorgullecerse” Pero eso no nos hace tan grandes que “Podamos reemplazar a Dios” justo lo contrario se debe de reconocer la grandeza del Creador.

Pero si en algún momento quieres ver la grandeza del Creador el versículo dice: “Levanta tus ojos al cielo y veras y preguntaras ¿Quién creo esto? 

Lo interesante en este caso es que muchos rabinos se pusieron a pensar y cavilar que debe de hacer un judío religioso que viaja para poder seguir las mitzvot, que no creo que de momento le interese a ninguno de los lectores. 

Desde el sueño de Jacob de ángeles bajando por una escalera, existen otros relatos de ángeles superiores que vienen de un reino mucho más allá del nuestro.

A este punto Maimónides escribe: sobre cuerpos celestes como seres consientes y no en sentido alegórico

Para terminar, veamos la respuesta del Rabí a una pregunta que se le hizo sobre habitantes en Marte, 

El Dr. Velvel Greene microbiológico de la Nasa que tenia un proyecto para ver si había vida en Marte le pregunta en privado al Rabí, de Lubavitch si continuar con la investigación. A lo que el Rabí contesto “Dr. Greene, busca la vida en Marte, y si no la encuentras allí, busca en otro lugar del universo. Porque si te sientas aquí y dice que no hay vida fuera del planeta Tierra, es ponerle limites al Creador, y eso no es algo que sus criaturas pueden hacer.