Una noche inolvidable en la Embajada de

El jueves 28 de abril tuve el honor de ser testigo de una velada tan inspiradora, conmovedora y sumamente interesante.

La Embajada de la República de fue la sede de este gran en el que, en primer lugar, Francisco Martín Moreno, historiador y autor mexicano, presentó la novela “El Jardín Del Mar” de Sophie Goldberg. Una obra apasionante sobre la historia de su padre Alberto que sobrevivió la Segunda Guerra Mundial en así como del heroísmo del pueblo y monarquía búlgara al defender a sus judíos en contra de Hitler.

Sophie, como siempre, elegante y elocuente nos habló del gran viaje que ha sido escribir el jardín Del Mar y de una manera muy emotiva, entre lágrimas, de frente a la excelentísima señora embajadora de , Milena Georgieva Ivanova, expresó su profunda gratitud a por haber defendido a su misma familia y al pueblo judío.

“Este recinto representa la relación armónica de las diferencias, la humanidad del país que representa (…) Un país pequeño de los Balcanes encontró la fuerza que potencias y pueblos supuestamente desarrollados o poderosos no pudieron. Decirle que no a Hitler, que no mandaría a sus ciudadanos judíos como rebaño a la muerte.” – comentó Sophie Goldberg respecto a la embajada de y el pueblo búlgaro.

Entre los organizadores de este podemos mencionar la participación de Diario Judío México, con Isaac Ajzen cubriendo con medios el ; a B’nai Brith Internacional, con unas palabras por parte de Dan Tatarkovski embajador de B’nai Brith y Silvia Kleinberg directora de la sede México.

 

Por supuesto también el apoyo e intervención de Penguin Random House, quien publicó El Jardín Del Mar. Roberto Banchik, director de esta editorial, dio unas palabras emotivas al respecto.

Por último, el mismo protagonista del libro, el señor Alberto Bejarano, dirigió al público unas palabras para la ocasión comentando:

“No hay que olvidar el pasado (…) Y gracias efectivamente a Bulgaria, gracias a México, gracias a la gente que nos apoyó entonces y ahora y gracias a la vida aquí estamos todos afortunadamente.”

Dentro del mismo público, contamos con la presencia de diversos diplomáticos, entre ellos el Excelentísimo señor Maciej Ziętara, embajador de Polonia; Nadav Goren, jefe de Misión de la Embajada de Israel; la Excelentísima señora Elisabeth Kehrer, embajadora de Austria; el señor Mirko Schilbach, ministro consejero de la embajada de Alemania, el Rabino Yosef Grmon recién llegado de Dubai, entre otros.

Después tuvo participación Jennifer Skarbnik, directora del cortometraje “See you soon”. Un filme en proceso, creado con stop-motion, acerca de la historia de su abuelo.

 

Al respecto del cortometraje Jennifer mencionó que: “Está inspirado en una carta que escribió mi abuelo casi al término de la Segunda Guerra Mundial. Es una carta que relata sobre lo que vivió su familia durante el Holocausto y como muchos de ellos, casi ninguno sobrevivió. Y habla sobre todo de la esperanza de volverse a ver con su hermana pequeña Hanka y cómo esta esperanza es lo que me dejó a mi para transmitirles a ustedes…”

Después de estas palabras se proyectó el tráiler de “See you soon”.

Una noche llena de sentimientos, pasión y orgullo por tan bellas obras. Todo esto con motivo de Yom Hashoah, por lo que se pidió guardar un minuto de silencio en memoria de las víctimas del Holocausto y una pieza original titulada “Treblinka” fue interpretada por su mismo autor en violín.

Terminando la ceremonia, los asistentes pudimos disfrutar de una copa de vino o alguna bebida y deliciosos bocadillos preparados por Yosef Weintrub, mientras intercambiamos palabras, risas, tarjetas de contacto.

Jessica Lepe y yo, Samantha Rodríguez, estuvimos representando The Voice of the Silence, el proyecto de concientización sobre el Holocausto que dirigimos, compartiendo nuestra labor con diversos funcionarios diplomáticos y directores de organizaciones judías.

Al final del evento, la autora Sophie Goldberg autografió varias copias de su libro “El Jardín Del Mar”

Una noche muy especial, que sin duda quedará en el recuerdo de todos los que asistimos.

2 COMENTARIOS

  1. Excelente reportaje de un gran evento, lleno de momentos emotivos y en el que se respiró solidaridad, agradecimiento y esperanza por la raza humana.

  2. Hola, mis abuelos y padres tambien fueron Bulgaros, y efectivamente, tienen muchas a ecdotas de como el mismisimo rey de Bulgaria se opuso y paro el tren q ya estaba “cargado de Judios”, no conozco a muchos descendientes de Bulgaros en Mexico, me encanta q finalmente se les hace un reconocimiento de este tipo.
    Bulgaria es un bellisimo pais, con gente maravillosa, q de algun modo recuerda a Mexico.

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anterior‘Hitler tenía sangre judía’: declaración rusa causa polémica en Israel
Artículo siguienteMusulmanes izan una gran pancarta de Hamás en el Monte del Templo
Hola mi nombre es Samantha Rodríguez Del Río tengo 20 años y soy de México. Estoy realizando un proyecto que se llama "The Voice of the Silence" porque creo que hay historias que merecen ser escuchadas, especialmente por mi generación y las más nuevas porque hoy en día el desconocimiento en la historia va en aumento. La primera parte de este proyecto estará enfocada en historias de la Segunda Guerra Mundial y más específicamente en historias de sobrevivientes del Holocausto para que su memoria siempre se conserve y las generaciones jóvenes estén seguras de que esto no es un mito, sucedió, fue un episodio oscuro historia que no debemos olvidar ni repetir. Estoy muy interesada en el Holocausto porque soy descendiente de judíos que lo sufrieron. Mi bisabuelo Moszko Ajzyk Sztulman era polaco de Międzyrzec Podlaski. Acabamos de descubrir la aterradora historia de nuestros antepasados hace 4 años. La mayor parte de su familia fue asesinada en el exterminio nazi, pero una de sus hermanas sobrevivió a cuatro campos de concentración (Helena Sztulman). Mi familia y yo fuimos a Polonia en 2016 y 2017 para investigar un poco y visitar todas las ciudades y pueblos donde vivían, de hecho, fuimos a algunos campos de concentración como Auschwitz, campo de trabajo Trawniki (destruido) y Majdanek, donde estaba la hermana de Moszko. Me conmovió tanto esa experiencia ... Cada semana invito jóvenes para que conozcan más sobre el tema, y podamos aprender de las experiencias de los que sobrevivieron y sus familias.