Diario Judío México - Me entrego totalmente a quien en mi confía…
Mi valor no tiene precio…
No tolero la mentira, mucho menos la traición…
Mis cimientos están hechos de verdad y nobleza…
Soy muy celosa, nunca acepto una segunda oportunidad en el engaño…
Al florecer me rodea la paz, la tranquilidad, la verdad.
¡Basta con que se me deje ser de verdad!

Por ahí alguien pregunta.
– ¿Quien es?
– No te oí bien.
– ¿Qué de quien se trata? alzando la voz.
– Se trata de LA CONFIANZA.

Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

Artículo anteriorMi sionismo y yo, capítulo 20
Artículo siguienteAuschwitz. El infierno a color
Industrial y asesor en materia de seguros y fianzas, inicia su actividad periodística hace siete años, principalmente en periódicos y revistas comunitarias judías y en el periódico El Asegurador, en su sección "Vivir seguros".