Diario Judío México - Ella es una bella y valiosa señora…
De ella emana la alegría, pero también la tristeza…
A su lado al caer, nace el impulso de volverse a levantar…
De ella surge el placer, pero también genera el dolor…

En su compañía nos visita el triunfo, pero también nos hiere el fracaso…
A su lado se desenvuelve la vida, pero también nos visita la muerte.
El estar a su lado siempre de principio a fin es algo que espera Dios.

Por ahí alguien pregunta:
– ¿Quien es?
– No te oigo bien.
– ¿Que de quien se trata? alzando la voz.
– Se trata de la VIDA.

Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

Artículo anteriorColombia, con ojos de la red
Artículo siguienteGantz rechaza la idea de un pacto de defensa mutuo de Israel con EE.UU.
Industrial y asesor en materia de seguros y fianzas, inicia su actividad periodística hace siete años, principalmente en periódicos y revistas comunitarias judías y en el periódico El Asegurador, en su sección "Vivir seguros".