UNESCO

Por:
- - Visto 469 veces

En el año 1967, el Estado de Israel fue atacado por Siria, Egipto y Jordania. El estado judío, se encontraba en estado de guerra ya que el presidente panarabista Gamal Abdel Nasser (de corte populista en todo el mundo árabe y de quien se esperaba que lograra conquistar todo Israel ya que contaban con un ejército de más de 50 mil hombres para esta batalla) había amenazada a dicho pequeño país y hasta había logrado que la ONU se retirara del Canal de Suez para así invadir a Israel a través del Sinaí. Sin embargo, dos factores fueron claves para entender como el pacto Sirio-Egipcio para atacar a Israel y al que luego Jordania, Irak, Marruecos y la futura OLP se unieron, fuera un fracaso. A pesar de sumar casi 500 mil combatientes entre todos éstos países árabes, Egipto mantenía muchas de sus tropas combatiendo en Yemen. Sin embargo, fue la “Operación Foco,” la cual se basó en atacar a la Fuerza Aérea Egipcia durante la mañana del 5 de Junio de 1967 mientras éstos se encontraban celebrando ya que creían (aunque el conflicto aún no había comenzado) que conquistarían a Israel en solo “unas pocas horas.” Esta misión fue la que le dio ventajas a Israel para que solo concentraran sus esfuerzos militares a nivel terrenal, inhabilitando a los egipcios de ejercer ataques aéreos contra posiciones israelíes.

El conflicto terminó en 6 días; sí, así de breve a pesar de que el ejército israelí solo contaba con 264 mil efectivos (incluyendo reservistas). Fue tan abrumadora la victoria, que Israel le arrebató a Siria los Altos del Golán, llegó hasta el Sinaí y le quitó a Jordania toda Cisjordania, Jerusalén Vieja y se detuvo hasta el Valle del Jordán. De modo, que incrementó su tamaño 3 veces más grande que hacía 6 días antes del conflicto (aunque la radio y la prensa Egipcia negaban la derrota y decían que estaban ganando la guerra). Esto es interesante, ya que el innato conocimiento de batallar en modo de guerrillas le resultó excelente a Israel ante la peor crisis existencial de su historia. Otra vez, el bien ganó sobre el mal. Este conflicto, fue decisivo para determinar y entender (y sin dudas agudizar) el conflicto árabe-israelí. De hecho, la razón por la cual se impulsa realmente la formación de un estado Palestino en Cisjordania y Gaza era para lograr el que las Fuerzas de Defensa de Israel abandonara dichos territorios y evitar la expansión territorial israelí. Pero eso es otro asunto. Ahora, esta batalla tuvo un toque patriótico ya que el retomar a Jerusalén Oriental después de 19 años sin haber podido visitar el Muro de los Lamentos (Kotel) y en general dicha franja, fue un logro que hasta el día de hoy persiste su efervescencia (sin dudas la canción “Yerushalayim Shel Zahav” unas tres semanas antes fue un espíritu de bien que dió otra razón por la cual luchar: Jerusalén). Y de los rasgos históricos de todo el territorio de Cisjordania y toda Jerusalén para con el pueblo judío es algo imborrable, algo innegable.

Sin embargo, hace unos meses la UNESCO aprobó una resolución en la que niega cualquier vínculo de Israel con el Kotel. Dicho acto de tono antisionista impulsado por el mundo árabe y que busca atribuir dicho lugar sagrado para el pueblo judío como un espacio “musulmán.” Dicha conclusión es ridícula, ambigua y no va acorde con el contexto histórico. Es increíble que una de las murallas del Segundo Templo de Jerusalén quiera ser atribuida al islam cuando esto fue un espacio invadido tras expulsar a los bizantinos y que el único argumento que sostienen los musulmanes para atribuirlo como un lugar sagrado para el islam sea que en un sueño (un gobernante musulmán que buscaba expandir su territorio quería atribuir a Jerusalén como parte del mundo musulmán) vio al profeta Mahoma estar en Jerusalén y amarrar a su caballo en el Kotel ante de subir al cielo. Algo que ni siquiera el Corán menciona . Y más aún; todo es un escenario que busca provocar a Israel. Sin dudas, vivimos en un mundo que en conjunción con este tipo de resoluciones y movimientos como el “BDS” solo buscan generar odio y escepticismo sobre un pueblo que por casi 2,000 años al fin tiene su propio estado en su propia tierra. Es una vergüenza que la comunidad internacional apoye estas movidas, e incluso, que países como Argentina (ya bajo el mando de Macri) hayan apoyado estas medidas con el solo hecho de lograr votos para que su ministra sea la próxima Secretaria de las Naciones Unidas. Ojo, Israel prevalecerá en su capital histórica y su existencia es infinita.


Sin dudas, el nuevo antisemitismo ya no solo se basa en la agresión física o de odio expresivamente, sino que se ha apoderado de los entes internacionales (nadie se olvide del ya fallecido ex Secretario de las Naciones Unidas, Kurt Waldheim, quien era un nazi y quien dio paso al proceso de demonización de Israel hasta nuestros días) y de un malestar generalizado ante la farsa del mundo árabe que solo tiene una respuesta para Israel: llevar a los judíos al mar, y expulsarlos de Palestina.

1 comentario en «UNESCO»

Deja tu Comentario

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.


El tamaño máximo de subida de archivos: 300 MB. Puedes subir: imagen, audio, vídeo, documento, hoja de cálculo, interactivo, texto, archivo, código, otra. Los enlaces a YouTube, Facebook, Twitter y otros servicios insertados en el texto del comentario se incrustarán automáticamente. Suelta el archivo aquí

Artículos Relacionados: