Diario Judío México - En todos los sistemas que haya en existencia debe haber una estructura de . A los que me voy a referir es a los humanos.

Esto sin entrar en un tema en el que pareciera que vamos a hablar de algo antiquísimo.

Pero sí en algo que a mi parecer debe ser tan actual como hace siglos atrás.

No sé qué ocurrió en nuestra sociedad, en la que de pronto (no fue tampoco tan rápido, pero a veces parece que sí) todo un sistema de creencias dejó de existir.

La actualización tecnológica parece habernos ganado velocidad. No es así con los .
Más bien parece que nos hemos regresado a un estado en el que todo, prácticamente todo, se vale.

El sistema humano de debe tener cierta permanencia, Independientemente que para unos signifique una cosa y para otros otra, deben haber universales como:
La familia, la amistad, el respeto, la libertad, el respeto hacia la libertad, la confianza, la honradez, la integridad, la dignidad, la gratitud si alguien hace algo por nosotros, la bondad, sin esperar algo a cambio, la prudencia, la paz, la tolerancia, etc.

Pero ahora en apariencia es que no hemos avanzado ni un tantito en los que nos enseñaron. No digo que sigamos exactamente la educación que nos dieron, pero sí hay cosas que son inamovibles y a eso me refiero con humanos. Eso nos hace tener mayor grado de humanidad.

Si uno le pregunta a la gente que piensan acerca de X tema controversial, la respuesta es casi siempre la misma:
“mientras a mi no me afecte, no me importa, que hagan lo que quieran”, o “yo ni me meto”. Y viene a caer muy bien la frase de: “no me interesa, me vale”.

Parece ser que los que prevalecen ahora son los anti-. Ejemplos que me vienen a la mente:
Los chicos mandan a los adultos, la vida desde su concepción no se valora, hacer cosas malas con la justificación de que es para un bien: es corrupción, las leyes ya no nos amparan, hay un abuso del poder, la gente se insulta con facilidad, las chavas ni cuenta se dan de como se visten hasta para ir al templo, (por cierto no es un antro, es un centro de oración).

Si uno busca pareja, hay que ir a otro lugar, porque sino la idea que transmiten es contraria a su vestimenta.

Recuerdo que hace poco, unas chicas fueron a una pijamada. Una se puso muy mal por tomar tanto alcohol y otra que no había tomado intentó que no saliera porque había un grupo de chavos en la calle. La chica alcoholizada insiste y le dice: “yo al menos dejo que me agarren lo que quieran total ya tengo 14, en cambio tú, ni dejas que te toquen”. A lo que ésta le respondió, “cierto, lo que pasa es que yo si me respeto”.

Otro ejemplo es de un señor que voleaba zapatos en la esquina, pasó un chavo caminando y le tiró su bolsa de cuero donde guardaba todo. El chavo ni se inmutó, ni volteó ni se disculpó. De verdad le valió. Y el pobre señor juntando sus cosas. Como yo estaba muy cerca, intenté ayudarle lo más que pude.

Seguí caminando e iba a cruzar la calle y los coches venían a toda velocidad -a pesar de haber señalamientos de que la Cruz Roja está cerca por lo que deben ir más despacio- y en eso…va cruzando una viejita de casi 90 años.

Yo asustada corrí a ayudarle a pasar más rápido porque los coches no bajaron la velocidad aunque era un cruce peatonal.

Armándome de valor alcé la mano para que se detuviera el coche Y para colmo el conductor gritó: “pin…vieja!, quítese! (no supe si era a la viejita o a mí).

Los hermanos se insultan, no se respetan a los padres como antes, se siguen chismes sin asegurarse que sea cierto, hablan mal a espaldas de otros hermanos. En lugar de buscar de verdad hermandad (y esto me consta muy de cerca).

De verdad ¿qué ocurrió? ¿qué le pasó a nuestra moral que se volvió tan laxa? ¿qué está prohibido y qué permitido? ¿vivimos en una especie de freedomland?

Los pocos ejemplos que puse arriba denotan, prepotencia, egoísmo, ira, intolerancia, falta de respeto.

¿Será que los valores están en vías de extinción?
Si miramos a nuestro interior…

¿Que prevalece? ¿qué somos? ¿y qué transmitimos?

¿Valores ó anti-valores?

No hay comentarios

Leave a Reply

Artículo anteriorMurió Leon Max Lederman, premio Nobel y autor de la teoría de ‘La Partícula de Dios’
Artículo siguienteCarta dirigida al alcalde de Benito Juárez (en boca cerrada…)
Estudié la carrera psicología para poder ayudar a las personas, siempre he tenido un sentido de vocación hacia los demás y creo estar en un punto de mi vida en el que puedo hacerlo. Además de que me gusta mucho el aspecto espiritual ó profundo del ser humano.Quiero ayudar a las personas a que alcancen su potencial, asesorándolos en lo que necesiten. Apoyando sus fortalezas. Me gusta la idea de ejercer mi profesión donde se conjugue el gusto por la gente. Puede ser por medio de: seminarios, talleres, pláticas, artículos, etc. para que las personas en lo personal y/ó en el trabajo logren sus objetivos y se superen.