Diario Judío México - Esta semana en el ámbito internacional destacó el comunicado del Grupo de Lima en relación a la situación de ; 14 países se pronunciaron exhortando al gobierno venezolano a reconsiderar la convocatoria a las elecciones y presentar un nuevo cronograma electoral, reconocieron el deterioro de la situación humanitaria en , respaldaron la decisión de la Corte Penal Internacional de iniciar exámenes preliminares contra funcionarios venezolanos por crímenes de lesa humanidad, entre otros temas.

Para nadie es un secreto que vive una crisis económica, social y humanitaria sin precedentes. Este año se espera que la inflación alcance un 13000%, la escasez de alimentos y medicamentos continúa en ascenso, el éxodo de venezolanos que huyen de la crisis, intentando sobrevivir al descalabro de un sistema desahuciado; está generando graves problemas, principalmente para los paises vecinos, quienes buscan sin éxito, proteger sus fronteras.

La producción petrolera del país con mayores reservas de crudo en el mundo, en el último trimestre del año pasado llegó a su nivel más bajo en 3 décadas, lo que podría ser la antesala a un escenario casi apocalíptico, considerando que el 95% de las exportaciones de ese país provienen del petróleo.

En su gira por el secretario de Estado Rex Tillerson manifestó la posibilidad de un embargo petrolero a , como medida de presión para forzar una transición en este país.

El año pasado el presidente de los Estados Unidos Donald Trump, manifestó en una de sus alocuciones esta posibilidad, pero la realidad es contundente; el embargo petrolero podría afectar a Estados Unidos. es su tercer proveedor de crudo, Estados Unidos importa cerca de 800 000 barriles diarios de ese país. Si Washington decide imponer el embargo a , tendría que buscar alternativas para satisfacer su voraz consumo energético, uno de los más altos del mundo. Tal parece que en este escenario todos saldrían perdiendo, el precio del crudo se dispararía, afectaría el mercado interno de los Estados Unidos y las inversiones que tienen en , sobre todo en la Faja Petrolífera del Orinoco.

El embargo podría ser una de las soluciones a la grave crisis que enfrenta el pais sudamericano, ¿pero habrá una verdadera intención por parte de Estados Unidos de llevarlo a cabo a pesar de las consecuencias económicas, o será simple retórica?

Los intentos de la comunidad internacional por solucionar la grave crisis que enfrenta el país sudamericano sólo revelan una falta de liderazgo en la región y una debilidad vergonzosa, casi risible, de los organismos internacionales que nos representan.

Pero en este escenario electoral en , donde prácticamente se definirá el rumbo de 6 naciones del continente, la pregunta realmente no es esa, la gran incógnita es: ¿Qué generó esta crisis sin precedentes, que ha llevado al país con las mayores reservas de crudo en el mundo, a convertirse en tierra de nadie, en un indigente que vaga con la esperanza efímera de que en medio del caos diario, algún individuo tenga la bondad de percatarse de su presencia?

18 años de un sistema que el fallecido Hugo Chávez Frias catalogó como socialismo del siglo XXI, han derivado en este escenario desolador, para la que alguna vez fue una de las economías más prósperas de . El populismo es una enfermedad que consume lentamente a las naciones y de la manera más cruel. Va acabando con sus instituciones, socava las libertades, termina por sepultar a la democracia y con esta, se lleva a sus ciudadanos a la tumba.

Esta semana tuve el honor y el privilegio de conversar con una de las mentes más brillantes, Dra. en Economía de la Universidad de Harvard, Deirdre McCloskey. La autora de 17 libros, en su más reciente trilogía, estudia la importancia de la Burguesía como motor del desarrollo económico y social de las naciones más privilegiadas. En su libro “Las Virtudes de la Burguesía”, menciona que la prosperidad de los países está directamente relacionada con la libertad, y aún más íntimamente relacionada con la libertad económica. Reconoce que la retórica también es determinante en el desarrollo y asegura que una tercera parte del producto interno bruto de los Estados Unidos, proviene de lo que ella denomina “Sweet Talk”.

Las grandes economías apoyan la la apertura a los mercados internacionales y la innovación. Por otro lado, manifiesta que para la prosperidad de un país es absolutamente necesario un mutualismo perfecto entre competencia y cooperación. De acuerdo a la Dra. McCloskey la prosperidad de un país tiene sus bases claramente identificadas: una economía de libertades que se nutra, (y en términos químicos diría), de una solución acuosa o medio, caracterizado por una sinergia perfecta entre competencia, cooperación e innovación. Estas características son las que identifican hoy a dos grandes potencias asiáticas China e India, economías que experimentan un crecimiento mayor al 6% anual, muy por encima del promedio mundial que no llega al 3%. En México, por ejemplo, estamos creciendo aproximadamente a una velocidad del 2.3% anual.

Este 2018 se encuentra ante un escenario electoral, varios países se enfrentan a una bifurcación determinante: ¿Populismo o Liberalismo? Resulta aterrador, pero tal parece que el discurso populista resurge en y en especial en nuestro país.