Ya hace varios años que no resido en y no es clara la información que se publica en el exterior sobre la inminente puesta en venta de la vacuna israelí. En el día de hoy leí dos notas que mencionan a Israel, mientras que yo de no recibo ninguna noticia y cuando pregunto, tengo vagas respuestas como “todo lo que se dice al respecto no es relevante” y en algunos casos es “propaganda manejada por Bibi”. Tienen cada uno oportunidad de manifestar qué saben, porque la gente realmente y me incluyo, está ansiosa de saber si habrá próximamente una vacuna que nos permita superar la amenaza de este terrible e invisible virus. Hoy mismo se ha publicado una nota de mi autoría (1) donde no me refiero a la vacuna, sino a otras miradas de la pandemia.

La primera nota que leí se refería al presidente Piñera de Chile, que conversó con el presidente Trump (2) y de la nota cito: Hemos tomado contacto con los principales proyectos que están avanzando en una vacuna para que cuando esté esa vacuna, Chile esté en pole position (primera fila, en los deportes), y eso lo conversamos con el presidente Trump, porque él está muy optimista de que podamos tener una vacuna antes de lo que muchos esperaban”, señaló. Además, detalló que conversaron sobre tratamientos terapéuticos a causa de la pandemia, explicando que los laboratorios de ese país han invertido fuertemente en la materia. A ello agregó que también han interactuado con Reino Unido e Israel sobre este punto.

La segunda nota es un comentario publicado en Colombia (3) y si bien no suelo comulgar con la ideología del autor Fernando Londoño Hoyos, publica varias ideas que ya he manifestado al comienzo de la crisis. De su texto extraigo: Hay pacífico acuerdo sobre la necesidad de una vacuna, a la que se anticipan, por ahora, algunos medicamentos que parecen eficaces. Unos anticuerpos – vaya uno a saber de qué se trata y en qué consisten los tales- que han sido anunciados por los israelíes.

Concretamente pregunto ¿que tenemos en mano? Y todo esto pregunto porque en mi propia nota que ya se escribió hace unos días manifiesto: ¿Alguien realmente entiende qué se nos dice? Y quienes lo sostienen, ¿entienden lo que dicen?

Y aprovecho para otra vez acosar a la prensa que dan noticias que pueden llegar a equivocar sin alertarnos que puede ser en gran medida, propaganda. Copio de la nota de Piñera: En la conversación, según afirman en el gobierno, Trump habría felicitado a Piñera por el manejo de la pandemia y analizaron la situación regional. Asimismo, el Mandatario de habrían conversado sobre los planes de retorno “a la nueva normalidad”. En mi propia nota menciono que tanto los presidentes de Argentina y Colombia reciben felicitaciones por el manejo de la pandemia y curiosamente ambos no están en el mismo lado del mapa político.  Nadie felicita al presidente Maduro por la efectiva contención de la enfermedad con apenas 10 muertos hasta hace dos tres días. ¿Confiar en la información oficial? ¡¡Seguramente que no!! ¿Confiar en los demás? ¿Porqué? Me encuentro con el siguiente enlace (4) y ya al comienzo de la nota dice: Han transcurrido diez días desde que el presidente Nicolás Maduro, quien gobierna bajo el desconocimiento de 61 países del mundo, ordenó a la población venezolana a cumplir una cuarentena social. Sin duda el autor tiene una agenda que a mis ojos lo descalifica. Quien sabe por ejemplo, que Taiwán, que es un país con mas de 20 millones, por ahí 25 millones, no es miembro de la OMS que supuestamente, es tan importante en  estos días.

Taiwán ha logrado erradicar rápidamente la amenaza de la pandemia (5). Otro tema que tiene muchos comentarios es el tema de los médicos cubanos en el mundo. Según el siguiente enlace (6) hay personal médico en 62 países. ¿Y porque eso se ve mal? Es acaso peor que los indocumentados en EEUU, que sus remesas de dinero a sus familiares son muy importantes para la de sus países. Solo como ejemplo este titular (7), para finalizar Mexicanos en el extranjero enviaron cifra récord de remesas en 2019: USD 36.048 millon


SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorSobreviviente del Holocausto de 99 años, se recupera de COVID-19; su esposo fue víctima del virus
Artículo siguienteUna invitación a la civilidad - Lag Ba'omer
Julio Ioseph May (Yossi) nació en Entre Ríos, Argentina. Es Contador Público de la Universidad de Buenos Aires. Desde 1973 viviò  en el Estado de Israel y a partir de febrero 2014 reside en Barranquilla, Colombia. En vistas a la tercera edad comenzó a practicar su sueño de escribir que lo acompañó desde chico.Participa activamente en variados grupos literarios del internet. Comparte publicaciones de cinco antologías: De Paz y De Guerrasy Lazos Umbilicales publicadas en Israel en 2007, "primer antología" de Muestrario de Palabras (2007) y Libro del Haiku, Ediciones Artesanales Santoamor (2008) ambas en Buenos Aires. Pensamiento Antologico Universal, La poesia purifica la vida humana, Congreso Universal de Poesia Hispanoamericana, publicada en Mexico 2010. La revista virtual Palabras al Sol publicaba regularmentecuentos y poemas de su autoría. Su preferencia es la narración.