“En los 70´s estar solo significaba estar incomunicado, el día de hoy es al revés, los demás nos molestan en nuestra comunicación"

NOTA: No sé este ensayo tiene un valor religioso, espero al menos tenga un valor cultural, psicológico, y social.

A.N.

I

Era un día peculiar…

Desde niño amaba estar en los cielos, en las azoteas, ver las siluetas de las azoteas y los edificios. Desde el amplio punto de vista donde se podían ver los tejos de la ciudad, sus antenas parabólicas, torres de energía, antenas, torres de control, y los globos que se balancean alabando el cielo.

En aquella dimensión donde los hombres parecían diminutos e irreales, y organizados, los autos se movían en líneas rectas en cuadras y avenidas perfectamente delineadas en distintas formas geométricas siempre cuadrantes, atravesadas por cuadrados de casas o edificios, o triángulos de paso y jardines, o círculos de plazas y parques.

Las luchas o postes de luz a los lados también estaban altamente delineados, como libélulas de la noche emanando sus globos de luz como medusas o mantarrayas eléctricas permitiendo que la noche parezca un tablero eléctrico
.
En todo este silencio, yo.
El Yo.
Yo, aun existía.
Era un visionario, veía.
Gracias a papa y mama que pagaban las cuentas mientras que yo veía absorto, abstraído, conmocionado por esta existencia, conglomerado de grandeza, que los adultos dan por hecho, como si fuese real y posible, producto de sus propias consciencias.

Yo me veía a mí mismo en ese resto que no era yo, es decir, era una parte integral de una nada, superior, suprema, como una mayonesa en una alacena que nunca nadie toca ni usa, es eterna y es parte de los ciclos de la casa.

Una alacena, que perfecta en escena, iluminada o a oscuras, un pan de rebanadas empacado y de muchas marcas, arriba el pan dulce, o las latas de galletas, o las latas más pequeñas de aditamentos alimenticios o verduras de latas miniaturas en compartimentos o estantes pisos tapizados de plástico simple y dibujado, o los distintos botes y botellas, de salsas y cremas, o las sopas Campell tipo Andy, Warhol, Andy Warhol por supuesto.

También paquetitos, bolsitas, tambos de dulces, engolosinamiento grosero y atractivo, popular y nacional, identidad.

De todo allí, y está organizado. Como en los superes. En las mentes superiores.

Gracias a Dios que existen las madres.

De niños mi hermana y yo jugábamos a los superes, un carrito de súper de juguete, de plástico, pequeño, de máximo veinte centímetros de diámetro, luego los productos, las frutas, verduras, cajitas, pequeñas de dos a tres centímetros de diámetro, y la caja con un láser para leer el precio, de mentiritas, pero todo, sumamente, sumamente organizado y perfecto, con pilas.

Sumesa.
Aurrera.
De Todo.
Gigante.
Helados Danesa 33.

¡Que infancia perfecta!

Mi hermana era innovadora, y siempre salía a relucir alguna invención y descubrimiento a través de ella, como el helado de choco chips o la música disco en disco de vinilo de 45 revoluciones.

También música de los 70´s: Gloria Gaynor, Diana Ross, Barry Manilow, Village People, Bony M, y los novedosos y revolucionarios Beatles y Bee Gees…

¡Y se hizo la Luz!

Apareció John Travolta.

El mundo maravilloso como una gaviota cambio en buena dirección hacia las discotecas con esferas plateadas en el centro.

Mi padre, difícil de calmarse, nos empezó a llevar por el mundo en vuelos de Jumbos de dos pisos, en su intento de escapar de esta realidad incomprensible y que jamás podrá captar.

El Rock, el cine pícaro, los Cowboys de Dallas, Star Wars….

Una nueva era.

De pronto, el cielo, lejano y plano, ya no era un espejismo, lejano, calmo y ajeno, absoluto.
Era una aventura palpable, y nosotros parte de ella.

De pronto el cielo era penetrable, con seres humanos en latas y divertimentos entretenedores, maletas de colores con ilusiones y esperanzas, amos de tejidos de culturas y sueños americanos, divertimentos y postrecillos de los sentidos, juegos flash y de azar.

Leonardo DaVinci debió nacer en Las Vegas, hubiera sido el hombre más rico del mundo.

Y de pronto todos los cielos, como sinfonías invisibles estaban sobre habitados por nubes, de las cuales salen y entran estos pequeños seres plateados y de colores que iban y volvían en rutas envolventes de turistas como juguetes.

Como peces en el mar.

Un escenario increíble, maravilloso, irreal.

En la televisión empezaron a hablar de naves espaciales, programas de ciencia, ciencia ficción, UFO´s, y miles de historias sumamente misteriosas e increíbles. El cielo era la nueva frontera.

Pienso, o creo, que entonces la vida comenzó a tener sentido, y lo que era un mito se convirtió en realidad. Las mejores cosas y las peores también se volvieron un crucigrama demasiado grande y complejo.

Antes volaba en sueños, a partir de los sueños nocturnos, mi alma se elevaba a través los ojos cerrados, imágenes superiores que demuestran algo indemostrable en televisión, pero entonces, con los aviones y aparatos de evolución deje de volar con el alma y empezamos el vuelo con el cuerpo.

Los humanos dejaron de ser humanos para convertirse en superhéroes y semidioses. La risa se transformó en la época en la máxima expresión del nuevo heroísmo y autoridad.

La banalidad, lo cómico, las vanidades, el chiste, la risa, la carcajada, el chisme, el lenguaje inculto, lo popular.

¡Que belleza!

Inmaculados pero no inmunes para siempre.

Y entonces, vi La Tierra, como en una nave espacial, una esfera en el cielo, con millones de lucecitas, y el mapa secular de la escuela de papel que dejo de tener sentido y se convirtió en una pantalla digital hasta convertirse en una oferta de lo infinito.

De Louis Amstrong, los debates, la televisión a color, Disneyland, Carl Sagan.

Lo increíble en la propia sala, acompañada de amigos e interés, formas de compañía.

Cien años de soledad no se hubieran sentido en lo absoluto.

El telégrafo se convirtió en el smartphone (“teléfono inteligente”), las máquinas de escribir se transformaron en computadoras de punta, los conmutadores en Internet, y el espejo en Skype.

¡Que belleza! No se puede negar que es algo superior, hermoso, increíble, y a la vez muy humano.

II

En este contexto debemos comprender a los niños de la nueva generación, la nueva generación y sus afanes de juego, y aspiraciones, y sus formas de inhalar y exhalar, y sus sueños y el orden preferencial de sus pensamientos, y sus expectativas, necesidades y deseos.

¿Qué vendrá?, ¿Qué más vendrá?

Pokemon…

Pokeeemon…..

Perseguir un Pokemon virtual en la calle, como si corriera alejándose de nosotros.
¿Un sistema de entrenamiento?

Hay que lanzarlo en un centro circular en una pantalla de máximo veinte centímetros cuadrados que a pesar de ser superficial se siente dimensional como si nos jalara una fuerza centrífuga hacia su interior.

He allí la realidad. He allí el nuevo equilibrio. Ello es poesía.

Todo el equilibrio ecológico y mental, la salud mental y la felicidad, en una pequeña pantalla.

No solo es un juego, es nuestra consola, nuestro diagrama, nuestro mapa de supervivencia existencial, nuestra torre de control afectiva e inerte.

¡Es exagerado! … Para nosotros quizás….

Más para los niños, nuestros hijos, es real, incluso natural, pues nacieron con ello, y no podrían imaginar un mundo deshabitado sino por medio de la realidad virtual, la tercera dimensión, el cine de ficción.

Los niños que descubren sus capacidades mediante películas de cómics.

Una amiga me lo advirtió, tristemente, el mundo se estaría transformando en un cómic sin amor.

Por ello yo invito a amar, y a romper el mito, el paradigma:

“Si no existes en redes sociales no eres un humano digno de amor”, es decir, digno de una relación con estatus social"

¡Que nostalgia absurda! Y yo que quería romper con todo ello, con las definiciones del amor.

¿Y ahora?

Los extraterrestres se preparan para invadirnos….

Así escucho el Capitán David en su bocina:

“Prepárense para invadir a las 08:00 horas”.

Aun así, yo me siento, en un jardín, en un café en la terraza frente a una urbe, bebo un café caliente, observo el sol, siento el vientecillo suave, cada vez menos áspero, pero logro enfocar la esencia de la naturaleza y la vida, y los árboles, arbolitos, el pasto infinito aun danzan sin nuestra presencia y testimonio.

¡La generación Hippie murió!

El cielo azul.

Era un día peculiar…

Desde niño amaba estar en los cielos, en las azoteas, ver las siluetas de las azoteas y los edificios.

Ahora ya no observo desde arriba, mi vista en un piso alto de un edificio no me impacta, no me enamora, no me deja absorto.

Ya no espero frente a la ventana.

Me siento solo, y el mundo se sigue comunicando.

¡Ya imagino yo los chistes en WhatsApp!

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anterior¿Aceptas tus debilidades?
Artículo siguienteUn caso de impunidad, impudicia y vergüenza
Abraham Nissan Contacto: avivit02@gmail.com editorialgv@rocketmail.com '''Abraham Nissan''' (n. 1969, Distrito Federal, México) es un escritor, novelista, guionista de cine ganador del Premio Nacional de Literatura Sefaradí por su "Colección de cuentos de Internet" (2009). Abraham Nissan nació en Distrito Federal, México 1969. Curso sus estudios de literatura universal en la Sogem, Teoría de la Comunicación en la Universidad Nuevo Mundo y Dirección de cine en la Universidad de California en Los Ángeles. Escribió cuentos que le dieron el Premio de Literatura en el Festival de las Artes Monte Sinaí, el Premio de Literatura Cuento Sefaradí, y el Premio del Certamen Literario Cervantes. Así mismo, escribió y dirigió cortometrajes (Espejo de Azúcar,1991) que lo llevaron a ser galardonado como el mejor director de cine universitario de la Ciudad de México en el Festival Interuniversitario de cine de la Ciudad de México. Trabajó como editor y articulista de la revista cultural de universitarios "Todos Nosotros". Fungió como Presidente de la Sociedad de Alumnos de la Universidad. Estudió dirección dramática en el Núcleo de Estudios Teatrales con el director de teatro Ludwik Margolis. Estudio la Tora y la Cábala en las Instituciones Ohr Somayach y Bnei Baruj, así como en el Centro de Kabbalah del Rabino Berg. Fundo la empresa de cine "Holy City Films" que se centra en Jerusalén. Sintetizó su obra en la frase "En el Principio Dios creó el signo" basado en la semiótica de Umberto Eco y la Tora. Estudió la Cábala humanista con el Rab Michael Laitman en el canal 66 de la Cábala de Israel. 1973-1987 Estudió en una escuela hebrea judía en México. 1980-1985 Participó en los movimientos sionista Dor Hadash y Halutz en México. 1988-1992 Estudió comunicaciones, actuación teatral, escritura. 1991 Presidente de la Sociedad de Alumnos de la Universidad en México. 1992-1997 Estudió de la realización de películas y la dirección de la UCLA y NET en Los Ángeles. Trabajó como compositor de música de cine, escritor y guionista. 1992 Presidente de Comunicaciones de la FEMUJ (Federación Mexicana judía de Estudiantes Universitarios). 1988-1997 Escribió varios libros, artículos y columnas en varios periódicos y revistas. 1998 Hizo aliá a Israel. 1999 Estudió de hebreo en el Ulpán Akiva. 2000-2006 Trabajó en Jerusalem Post, Toys R Us, y algunas oficinas de Telemarketing. 2007 Miembro del consejo de administración en Kfar Hayam. 2000-2015 Produjo y escribió casi 40 libros, miles de artículos y columnas, 10 guiones de cine, 100 canciones, producidas pinturas digitales. Escritor de 7 novelas, uno de ellos el best seller "Polanco". Desde 2010 miembro de un movimiento israelí "Hamaagshim" para crear nuevas empresas. 2014- Productor de la película israelí "Anti-Virus" se proyectó en Cinemateq Tel Aviv. 2005-10 Trabajó en ups israelíes de inicio y películas: El nuevo JPost, 24 canales de televisión de música, película "El Secreto". Fue parte activa del movimiento de la cinematografía israelí. Propietario de 10 patentes de inicio. Escribió decenas de cuentos (Mi primera muerte, La calle rota, Furias y nostalgias ahogadas en un café, El director, Mi cocina esta en Jerusalem, La tela digital, El ministro Gold, Internet City, Quien es el asesino?, John Doe); Novelas (La piedra, El viejo, el mar y la mujer, El consejo de sabios de Internet, El amor de los Jasídicos, Polanco); Ensayos filosóficos (La Alef, La arqueología del lenguaje, El neandertal del lenguaje, Ser, hacer y tener, El signo); Guiones de cine (Ópera y Circo, Mashiaj, El balón es redondo, Oculto, Medusa, Crisis, 39 mujeres, El mejor pan del mundo, Camino al amor, Asesinato en la biblioteca, Amor perdido, El camino de la vida, Amor en la Oscuridad, El hombre www). Es bloggerista en Internet y trabaja como columnista en Diario Judío. Ha sido nombrado en el 2011 "Maestro del cuento" por la Comunidad Judía de México. '''Obras''' “Diario de un Viajero en Israel” (Diario escrito) 1987 "Mi primera muerte" (cuento)1988 "El juego de póker" (guión cortometraje) 1988 "La cayada de Abraham" (poesía) 1989 "Los gatos" (guión cortometraje) 1989 "El lago" (cuento) 1989 "Un pueblo llamado Esencia" (Novela poética) 1990 "Un hombre solo" (poema)1990 "La rosa roja" (guión y película cortometraje) 1990 "La calle rota" (cuento) 1991 "Furias y nostalgias ahogadas en un café" (cuento) 1992 "La sombra de una flor" (cuento)1992 "El director" (cuento)1992 "Las cuatro estaciones" (guión para la televisión)1992 “Isotopía de enredos” (guión de cine cortometraje/comedia) 1992 "El espejo de azúcar" (cuento y película cortometraje)1992 "Máscaras" (cuento)1993 "Ser, hacer y tener" (ejercicio psicológico)1993 "Diario de viajero a la India" (poesía) 1994 "Cartas de amor" (colección)1994-95 "Crisis" (guion de cine) 1994 "El camino más seguro del alma" (guión de cine) 1996 "La Alef" (ensayo filosófico)1997 "La piedra" (novela)1999 "La arqueología del lenguaje" (ensayo semiótico) 2000 "Mashiaj" (guion de cine) 2001 "Mi propia plegaria" (poesía) 2002 "Oculto" (guion de cine) 2003 "El balón es redondo" (guión de cine) 2003 "Tierra" (cuento) 2004 "Medusa" (guion de cine) 2004 "El pequeño Mesías" (guión de cine) 2004 "Mi cocina esta en Jerusalem" (cuento) 2005 "La tela digital" (cuento) 2005 "El viejo, el mar y la mujer" (novela) 2006 "El maestro y la luz" (cuento) 2006 "39 mujeres" (guion de cine) 2007 "El mejor pan del mundo" (guión de cine) 2007 "El día 28" (guion de cine) 2008 "Rushes" (guion de cine) 2009 "Camino al amor" (guión de cine) 2009 "El consejo de sabios de Internet" (novela) 2009 "Asesinato en la biblioteca" (guión de cine) 2009 "Quien es el asesino?" (cuento) 2009 "Internet City" (cuento) 2010 "John Doe" (cuento) 2011 "The Net" (cuento) 2010 "Amor perdido" (guión de cine) 2009 "El camino de la vida" (guión de cine) 2009 "The www man" (guion de cine) 2010 "Actores vs. Fantasmas" (cuento) 2011 "Brandy Coffee Cup" (cuento) 2011 "Un día en Twitter" (cuento) 2011 "The W" (guion de cine) 2011 "El amor de los Jasídicos" (novela) 2011 "Viaje en el tiempo en Wikipedia" (cuento) 2012 "Polanco" (novela) 2012 “El concierto de los árboles” (novela) 2012 "El gobierno de Internet" (novela) 2013 (...En proceso...)