¡VICTORIA!

La autoridad de radiodifusión catalana se disculpa por el odio a los judíos

Estimados amigos: El Proyecto Lawfare ya está obteniendo resultados en España.

El pasado día 14 de Junio, algunas asociaciones catalanas como ACAI (Associació Catalana d´Amics d´Israel), LICRA (Lliga Internacional Contra el Racisme i el Antisemitisme) en Catalunya y STOP HATE de la Comunidad Israelita de Barcelona se hicieron eco vía las redes sociales de unas lamentables y escandalosas declaraciones de una comentarista durante la retransmisión televisiva en TV3 (Televisió de Catalunya) del Torneo pre-olímpico de Natación Artística en Barcelona. En ellas, la ex nadadora y colaboradora Clara Basiana, sin venir a cuento, una vez finalizada la actuación del dúo israelí, en lugar de hacer las calificaciones técnicas como hacía con todos los equipos, empezó a decir que “Israel era un país apartheid y genocida y que no tenía ningún derecho a participar en ninguna competición deportiva y que sólo lo hacía para blanquear sus atroces crímenes y asesinatos masivos a todo el pueblo palestino”.

Estos comentarios fueron ampliamente difundidos por todo el mundo vía redes sociales y múltiples organizaciones internacionales emitieron comunicados de protesta e indignación. Se lanzaron masivas campañas de queja y de clamor general solicitando demandas judiciales contra el ente televisivo catalán por parte de importantes instituciones a nivel mundial que combaten discursos de odio racista y antisemita.

Sin embargo, este pasado viernes la defensora de la audiencia de la Corporación Catalana de Medios Audiovisuales (CCMA), Laura Baladas, comunicó formalmente en respuesta a una reclamación presentada por Wenley Palacios -el abogado y representante de The Lawfare Project en España- las disculpas en nombre de la televisión pública catalana. La defensora de la audiencia - un cargo independiente dentro de la CCMA cuyos deberes son atender y resolver las quejas dirigidas por los espectadores y garantizar que se respeten los estándares periodísticos de la corporación- ofreció primero explicaciones, informando que la actuación de Clara Basiana fue en calidad de colaboradora externa de la competición de natación sincronizada, y el hech de que la retransmisión fuera en directo impidió la aplicación de controles editoriales. No obstante, afirma Laura Baladas, el hecho de que los comentarios hechos contra Israel no pudieran ser previstos ni evitados por los realizadores de la emisión en directo, no implica que puedan ser justificados ni les resta trascendencia ofensiva.

La defensora de audiencia ofreció formalmente disculpas escritas en nombre de la CCMA a todas las personas que se han sentido ofendidas por los comentarios de Clara Basiana, y reconoció que no se habían respetado los estándares periodísticos de la corporación. También informó a The Lawfare Project que desde la Dirección de Televisió de Catalunya se han adoptado las medidas internas correspondientes para garantizar que todas las intervenciones independientemente de la forma en que se produzca, cumplan el Libro de Estilo de la CCMA, sean escrupulosamente respetuosas y eviten todo tipo de descalificaciones.”

Por su parte, The Lawfare Project solicitará a TV3 (Televisió de Catalunya) información sobre las medidas internas que se han adoptado en relación con la comentarista Clara Basiana, y el contenido de las medidas adoptadas para evitar la repetición de tal clase de comentarios.

Este logro de The Lawfare Project no es de extrañar para quienes conocemos la excelente labor de su representante legal en España, el abogado Ignacio Wenley Palacios quien colabora con otras instituciones y personas combatiendo legalmente el movimiento de Boicot a Israel con discreción y eficacia.

Sobre su reclamación frente a estos comentarios anti-israelíes en la televisión pública catalana, Ignacio-Wenley Palacios escribió:

“Clara Basiana tiene la libertad de tener y expresar sus ideas políticas, libertad que incluye el error y la hipérbole. Sin embargo, esta libertad política se ve limitada cuando comenta un torneo y tiene que dirigirse a la audiencia como periodista deportiva. En este contexto, debe conducirse con el rigor y la precisión que sirven a los criterios profesionales y de servicio público de la televisión pública de Cataluña, y debe respetar las obligaciones profesionales que le obligan a valorar los hechos comentados por su interés informativo y no en función del origen nacional de los deportistas protagonistas, a los que Clara Basiana hace cómplices colectivos de las decisiones de su gobierno con las que no está de acuerdo.”

“Es un principio esencial del periodismo explicar los hechos desde un punto de vista neutral y equidistante, sin convertir las opiniones en hechos, evitando mostrar simpatía hacia una de las partes, no tomando partido y ofreciendo elementos de juicio a la audiencia. Esta falta de imparcialidad y rigor en la información periodística es especialmente lamentable al dirigirse únicamente a Israel, utilizando términos ("genocidio") de los que los judíos son el ejemplo más notorio, y pretendiendo extender a los deportistas israelíes la responsabilidad de los daños, reales o imaginarios, cometidos por su gobierno.”

Para lo que no lo conozcan, The Lawfare Project fue fundada en New York por la abogada canadiense Brooke Goldstein en 2010 y es una red de más de 350 abogados que trabajan para proteger los derechos humanos y civiles de las comunidades judías y pro israelíes en todo el mundo, financiando acciones legales contra el antisemitismo y la discriminación contra los judíos. En 11 años, se han iniciado más de 70 demandas judiciales en 16 jurisdicciones en todo el mundo, de las que son sólo una muestra, las realizadas contra Kuwait Airlines por su negativa a transportar viajeros israelíes, contra la Estatal de San Francisco que culminó en el reconocimiento por esta de que el sionismo es para muchos judíos, una parte importante de su identidad, obligando a revisar el código de conducta de los estudiantes y las políticas internas contra la discriminación de la universidad, los trabajos realizados ante la Dirección General de Comercio Exterior de la Unión Europea frente al ahora abandonado proyecto de Ley de Territorios Ocupados que el Parlamento de Irlanda estaba decidido a aprobar, y el entendimiento alcanzado con la compañía Google LLC para la revisión de la política de revisión y retiradas de contenidos del buscador Google Search.

De esta manera, cuando todo hacía suponer que los inadmisibles comentarios de la comentarista deportiva de TV3 (Televisió de Catalunya) iban a quedar en el olvido, las disculpas de la defensora de la audiencia de la CCMA representan una auténtica victoria para la lucha contra las discriminaciones y el antisemitismo disfrazado de antisionismo. Pero no olvidemos que es sólo un pequeño paso y que no se debe nunca desfallecer. Lo que hay que esperar a partir de ahora es que estas actitudes no se vuelvan nunca más a producir y mucho menos desde un ente público que pagamos entre todos los ciudadanos catalanes.

A principios de este mes, les contamos sobre los comentarios repugnantes que hizo Clara Basiana mientras informaba sobre un torneo de clasificación olímpica de natación.

Se presento una queja a la autoridad de radiodifusión pública, exigiendo una investigación sobre el incumplimiento de los estándares por parte de su empleado.

Y Recientemente se recibió una respuesta oficial: Laura Baladas, Defensora del Pueblo de la Corporació Catalana de Mitjans Audiovisuals (CCMA) -funcionaria cuyo deber es velar por el cumplimiento de las normas periodísticas en la corporación pública de radiodifusión catalana- afirmó por escrito que "Basiana violó las normas CCMA y que sus comentarios de odio "no pueden ser justificado."

Además, ofreció una disculpa formal e informó que la dirección de Televisió de Catalunya ha tomado medidas para evitar comentarios ofensivos en el futuro.

Aseguró a The Lawfare Project que todos los comentarios futuros de expertos sobre deportivos cumplirán con el Libro de Estilo de la CCMA, serán escrupulosamente respetuosos y evitarán intentos de desacreditar a los atletas.

El Proyecto Lawfare solicitará ahora información a la dirección de Televisió de Catalunya sobre las acciones concretas realizadas con respecto a la Sra. Basiana y las medidas internas adoptadas para evitar comentarios fuera de tema por parte de los comentaristas durante las retransmisiones deportivas.

Brooke Goldstein Directora ejecutiva, The Lawfare Project comento "El odio a los judíos no tiene cabida en los deportivos, especialmente por parte de los periodistas que trabajan para las autoridades de radiodifusión pública con normas escritas para la conducta profesional.

Si bien la Sra. Basiana ciertamente tiene derecho a tener las opiniones ofensivas que desee, su empleo en la CCMA no le permite hacer declaraciones discriminatorias en el aire sobre los orígenes nacionales de los atletas."

DISCULPAS DE LA CORPORACIÓN CATALANA DE MEDIOS AUDIOVISUALES

 

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorCEO de Ben & Jerry’s: no soy antisemita
Artículo siguienteIsrael y el béisbol olímpico: el sueño americano en Japón