Diario Judío México -

Hace más de veinticinco años, una turista llegó a realizar su sueño; Tocar el Muro de los Lamentos y rezar frente a él, se puso tefilim, se envolvió en el talit y empezó a bendecir el momento cuando sintió que se elevaba, no era su emoción, su pasión, era alguien que le gritaba y la empujaba fuera porque estaba haciendo algo prohibido.

El Muro fue liberado en 1967, solo entonces y desde el año 70, cuando fue destruido el Segundo Templo, pudieron los judíos acercarse al Muro, lo que quedaba de la muralla del Templo, besarlo, rezar frente a él y dejar en sus huecos los deseos de su imaginación, de su corazón, confiando en la fe.

El gobierno del nuevo Estado, confió al Ministerio de Cuestiones Religiosas la autoridad de supervisar los lugares santos y el Muro -Kotel- empezó a funcionar como sinagoga ortodoxa y más tarde se construyó una separación para que las mujeres pudieran rezar en una área mucho más pequeña y se hicieron regulaciones limitando y condicionando el acceso de las mujeres.

En 1988, durante la Primera Conferencia Feminista Internacional en Jerusalen, Cuando cerca de 100 mujeres fueron a rezar al Kotel, en su sección para mujeres, fueron asaltadas físicamente y maldecidas por judíos ultra ortodoxos.

Al finalizar la conferencia, un grupo de mujeres de Jerusalén continuó reuniéndose en la Plaza del Muro y formaron un grupo llamado Mujeres del Muro, Nashot Hakotel. Su misión central era obtener el reconocimiento social y legal del derecho de las mujeres a usar filacterias, taliot y leer en voz alta la Torah frente al Kotel, cantar en la presencia de hombres. El grupo era de denominación múltiple y desde entonces se reúne el día que se inicia el mes del calendario judío -Rosh Jodesh- para rezar con devoción.

La líder Anar Hoffman fue detenida, arrestada y sometida a interrogarlo, la por primera vez, fue puesta en libertad rápidamente, pero causo disgusto y avivo el interés por su causa y la lucha contra las reglamentaciones y la discriminación de los ortodoxos.

Presionada, la Suprema Corte, declaro el 12 de mayo de 2002 que los rezos de las Mujeres del Muro en la sección de mujeres eran legales, al igual que su relación con la Torah y no debían ser molestadas. Días más tarde, los partidos ultraortodoxos introdujeron varias mociones a la decisión de la Corte, inclusive una moción que convertía en ofensa criminal para las mujeres el rezar de manera no tradicional y podrían ser detenidas con un límite de 7años. La moción no pasó, pero la Suprema Corte cambió se decisión en abril de 2003; Se prohibió a las Mujeres del Muro leer la Torah, usar taliot o tefilim en la zona publica porque eran una amenaza para la seguridad y el orden públicos. Se propuso que rezaran en el Arco de Robinson. Anar Hoffman reacciono con rabia: “Ahora vamos a rezar a un sitio arqueológico, un sitio alternativo para los judíos de grado menor,”

Hoffman fue arrestada varias veces más, cada vez con mayor arbitrariedad, le castigaban con multas, prohibiciones de acercarse al kotel y toda clase amenazas. En 2010, otra vez arrestada por cantar en voz alta y faltar al orden, la liberaron y volvieron a detenerla dos días después con otras compañeras por “faltar al orden”. Anat Hoffman describe lo ocurrido: “Esta vez fue diferente, ya no me acompañaba una policía al baño, me revisaron totalmente desnuda, me arrastraron por el suelo, tengo las huellas, me metieron a una celda sin camas con otras tres prisionera de faltas comunes. Nos aventaban la comida por una ventana en la puerta. Me acosté en el suelo y me cubrí con mi talit. Soy una mujer fuerte, pero me sentí desgraciada y ¿por qué? por reza el Shma.. con unas mujeres de Hadassa.”

Consciente del conflicto y las peticiones de los líderes israelíes y norteamericanos, Netanyahu encomendó a Sharansky, Director de la Agencia Judía, que encontrara una solución al conflicto. El año pasado, Sharanski dio con una solución: Extender la plaza del Kotel, incluir espacio permanente para rezos igualitarios, integrando parte del área arqueología adyacente, pero separada por varias paredes y un puente, se volvería a liberar el Kotel que es un símbolo de unidad de los judíos y no de alineación y lucha. Loa judíos conservadores o reformistas tendrían un lugar que les hacía falta en Jerusalén y las mujeres podrían rezar junto con los hombres libremente, sin amenazas, ni lucha, sin dañar la mezquita de al Aksa.

Pero, el 11 de febrero de este año, 10 mujeres fueron detenidas, inclusive dos rabinas de , por rezar frente al Muro y usar prendas que les son prohibidas porque son propias de los hombres, se les prohibió el acceso al Kotel durante 15 días.

En marzo, después de la presentación de Sharansly, 5 mujeres fueron detenidas y liberadas porque el juez determinó que no eran responsables de alterar el orden público, los responsables eran los judíos ortodoxos y rechazó el pedido de restringir el acceso al Muro.
Fue un veredicto revolucionario de la Corte de Distrito de Jerusalén al afirmar que las costumbres cambian y las mujeres no deben ser detenidas por usar tallit.

El presidente de la Federación Judía de Norteamerica dijo:” lamento el arresto de algunos miembros de las Mujeres del Muro… cuando parecía que se llegaría a un entendimiento. La FJN urge a todos los que intervienen den su apoyo a una solución general que patrocine la expresión religiosa libre en el Muro.

Mientras cada vez había más mujeres ortodoxas que aplaudían públicamente a las Mujeres del Muro y hasta se presentaban para apoyar a sus hermanas reformistas en su lucha.

El 11 de abril, el juez Solel de una corte superior apoyo la decisión del juez Larry-Bevli, confirmando que el dictamen de 2003 no era para determinar actos criminales de las mujeres en la Plaza del Muro, tampoco les negó el acceso al Muro y negó que fueran un peligro para el publico.

Netanyahu se encontró con Sharansky en Londres y le dio el Visto Bueno a su proyecto.

El 30 de abril se discutió el problema de las Mujeres del Muro en la Knesset. Anat Holfman, allí presente, lo celebro poniéndose el talit, Enojo a los ortodoxos y algunos conservadores que la acusaron de provocadora y de crear una pantomima.

Aunque al principio las Mujeres del Muro festejaron el plan de Sharansky, cambiaron su decisión, aparentemente porque las activistas ortodoxas, dos de ellas forman parte de la dirección del grupo integrado por 8 mujeres, no querían participar en servicios igualitarios e insistían en poder rezar como un grupo de mujeres en la sección femenina frente al Muro.

Anat Hoffman expreso la nueva posición: “Las Mujeres del Muro da la bienvenida al plan de Sharansky, es revolucionario y ambicioso, pero no es relevante para nosotras.

Es relevante para nuestros miembros conservadores y reformistas que no tienen donde rezar-en la zona del Kotel- Nosotras tenemos otra solución en la sección de las mujeres que nos ha encontrado un juez extraordinario. Traicionaríamos nuestros ideales después de 24 años si les dijéramos a nuestras compañeras que abandonamos la sección de las mujeres.”

Sharansky dijo que continuara promoviendo su plan a pesar del rechazo de las Mujeres del Muro, con el apoyo de los movimientos no ortodoxos que representan millones de judíos en los . Estos apoyan y económicamente a las Mujeres del Muro, pero que son docenas.”

Las Mujeres del Muro anunciaron su servicio de Rosh Jodesh el 10 de mayo. Se proponen leer en su Rollo de Torah en contra de la regulación que prohíbe a quienes van a rezar que lleven sus propios Rollos a las zonas de rezos.

Aliza Lavie, miembro de la Knesset le pidió a la policía que definiera claramente su guía de comportamiento antes del servicio para evitar que haya más arrestos:” No permitiremos que se atente contra los derechos de las mujeres.”

Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

1 COMENTARIO

Deja tu Comentario

Artículo anterior¿De quién descienden los palestinos?
Artículo siguienteRadicalismo Islámico en Medio Oriente y Sudamérica
Nació en la Ciudad de México, terminó sus estudios de Filosofía en la UNAM, es Escritora y traductora. Actualemente reside en Israel.