Diario Judío México -

“¿Cómo puede la poesía darle poder a la palabra?”
Emma Lazarus

Emma Lazarus, una poeta siempre presente por uno de los poemas que escribió, nació en , el 22 de julio de 1847, la cuarta hija de una familia sefaradí, sus ancestros portugueses llegaron a esa ciudad cuando todavía era una colonia inglesa.

Emma empezó a escribir poesía en la adolescencia, sus versos eran convencionales y melancólicos, su papá los hizo publicar en 1866. En su quehacer literario también hizo traducciones, escribió una novela y dos obras teatrales.

Llegó a la madurez como poeta cuando leyó la novela Daniel de Ronda de George Eliot, un llamado a un renacimiento nacional judío que animó su identificación con el pueblo judío; la inmigración masiva de judíos rusos que huían de los progroms y leyes represivas de 1881-82., le dieron una arena social y moral para realizarse como americana, como judía, como humanista y como campeona publica de los oprimidos.

En 1882 escribió su poema más famoso de la época: “Canción de un Semita” y ayudó a establecer el Instituto Técnico Hebreo, centro de entrenamiento vocacional para ayudar a los inmigrantes a alcanzar su independencia económica.

Inspirada por una causa nueva empezó a publicar traducciones de los grandes poetas judíos medioevales como Yehuda Halevy e Ibn Gabirol. Puso en práctica la conmoción de su espíritu frente a los refugiados judíos rusos y se dedicó a los trabajos de asistencia a los inmigrantes, defendía enérgicamente a esos “extranjeros” contra sus detractores. En su ensayo de 1882 en la revista Century, como respuesta a los ataque antisemitas, defendía a los judíos como pioneros del progreso.

Dedicó un poema a Eliot, “La Danza de la Muerte” y escribió muchos poemas con temas judíos tradicionales y de visiones futuristas, en una epístola a los judíos de 1883 defiende sus ideas y planes para reforzar y profundizar la vida judía en un renacimiento nacional y cultural en centros gemelos: en los Estados Unidos y en la Tierra Santa.

Es un antecedente importante del movimiento sionista, hablo en favor de un hogar judío anos de que Herzl empezara a usar el término sionismo acunado por Nathan Birenbaum en su periódico Selbstemanzipation en 1890.

En 1883 la convencieron de que escribiera un poema para una subasta de arte y obras literarias en favor de la construcción de un pedestal para la Estatua de la Libertad que se erigiría frente al puerto de . Emma Lazarus escribió un soneto;

The New Colossus
Not Like the bronzen gigant of Greek fame
With conquering limbs astride from land to land
Here at our sea-washed sunset gates shall stand
A mighty woman with a torch whose flame
Is the imprisoned llghting and her name
Mother of Exiles. From her beacon-hand
Glows world-wide welcome, her mild eyes comand
The air-bridged harbor that twin cities frame
“Keep ancient landa your storied pomp” cries she
With silent lips ‘Give me your tired, your poor,
Your huddle masses yearning to breath free
The wretched refuse of your teeming shore
Send these, the homeless tempest tost to me
I lift may lamp beside the golden door”

En una traduccion libre:

El Nuevo Coloso
No como el gigante de bronce de fama griega
Con pies conquistadores plantados de país en país
Aquí en nuestro portón occidental bañado por el mar estará de pie
Una mujer poderosa con una antorcha, cuya llama
aprisiona la luz y se llama
Madre de Exiliados. De su mano los rayos de luz
Iluminan todo el mundo en bienvenida, Sus suaves ojos ordenan
el puente de aire, marco de dos ciudades gemelas
“Conserven su leyenda de pompa”, exclama
con labios silenciosos: “Denme a sus agotados, a sus pobres,
sus masas amontonadas que ansían respirar libres,
Los despojos miserables de sus costas desbordantes.
Envíenme a los que no tienen casa, arrojados por la tormenta
Yo enarbolo mi lámpara al lado de la puerta dorada”

En 1887 Emma Lazarus viajo a Europa y volvió muy enferma, tal vez de cáncer, don meses después, el 19 de noviembre murió. No vivió lo suficiente para saber cuál sería la historia de su soneto.

La Estatua de la Libertad se inauguró en 1886. En 1901, el amigo de Emma, Gorje Schuleyer inicio un movimiento In Memoriam de Emma Lazarus y su poema, En 1903 triunfo y el poema fue grabado en una placa de bronce que está montada en el pedestal de la Estatua.

Cunningham escribió: “La Estatua de la Libertad no fue concebida y esculpida como símbolo de inmigración, pero rápidamente se convirtió en uno por los barcos de inmigrantes que pasaban bajo la estatua, Sin embargo, fue el poema de Lazarus el que sello permanentemente el papel de la Srita. Libertad, el papel de saludos no oficiales a los inmigrantes que llegaban.”

Inicialmente, Bertholdi quiso crear un monumento a los principios de; republicanismo internacional, pero “El Nuevo Coloso’ reinventó el propósito de la estatua a una madre que da la bienvenida y es símbolo de libertad, de esperanza para los rechazados del mundo.

Emma Lazarus encontró como darle poder a la palabra con la poesía.

Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

Artículo anteriorDescanse en paz el Sr. Abraham Zyman Reclevich Z”L
Artículo siguienteIrán acusa a Israel de los atentados suicidas en su embajada de Beirut
Nació en la Ciudad de México, terminó sus estudios de Filosofía en la UNAM, es Escritora y traductora. Actualemente reside en Israel.