Diario Judío México - Antes que nada quiero advertirles que estoy totalmente de acuerdo con la cuarentena (tengo 78 años), pero ya debiéramos consultar a científicos de diferentes países (Noruega, Suecia, España y por qué no , del que nadie habla pero sí se lo destrata), para salir de la misma inteligentemente.

Al Presidente con sus deditos admonitorios, sus comentarios contradictorios y con pasado K,  debo señalarle que se rodee de gente de todos los partidos y profesiones, incluyendo trabajadores sociales y gremialistas. No le agrega mérito a su gobierno el abrazarse y besarse con Moyano o Insfran, representantes de la más baja, oscura y hedionda partidaria, como así tampoco afirmar que está secundado por “científicos” (Cafiero, Losardo, Meoli, Ginés García, Mera, Donda, Zanini, Parrilli, y siguen muchos etc.).

Lamentablemente hay un sector de los medios que lo “apoyan” comprados por la pauta como todo C5N,  gran parte del grupo América, grupo Crónica, incluyendo en este sector periodistas, conductores y ciertos panelistas. Ayer (30/5) se realizó en la Plaza de la República (qué curioso) un acto de los anti cuarentenistas y fueron infiltrados por elementos K antisionistas y antisemitas que dejaron al descubierto un peronismo de vieja tradición e historia persecutoria a la comunidad judía.

Hubo carteles y banderas que decían Soros No, Perón Sí, el fue creados por los judíos, el 75% de los medios son de capital judío, el sionismo es dueño del mundo, etc. Presidente lea a D.Diderot que dijo:” Del fanatismo a la barbarie sólo media un paso”. Y no le eche la culpa a los medios. Mandela dijo:”Es el deber de los periodistas examinar la conducta de las figuras públicas y exponerlas a la luz”.

Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorComo una persona con un solo corazón
Artículo siguienteNo más a la naturalización de la violencia…
Nací el 9 de marzo de 1942 en Buenos Aires, Argentina. Tengo educación secundaria y algunos años de Derecho pero por razones de tiempo dejé para casarme y trabajar en una industria química de mi familia política desde 1964 hasta el 2001, comenzando en el sector costos hasta ser director financiero-administrativo de la empresa, que en aquel momento tenía 3 plantas y unos 300 dependientes. Mi esposa Irene es Profesora Nacional de Artes Visuales, es artista plástica y estudió entre otros con Urruchúa, Castagnino, Schurjin, Pujía, etc. Tenemos 2 hijos Juana Elizabeth, Abogada y con una Maestría en Derecho Internacional Público, radicada y ciudadana canadiense desde el 2002, casada y que nos dio una hermosa nieta de 7 años. Nuestro hijo varón se radicó en México D.F. también el 2002, montó una empresa que se dedica a la venta de aceros para la construcción de la cual es Gerente Comercial, soltero, 44 años. Mi suegra, fallecida en el 2006, fue escritora de cuentos y poemas, con muchos libros publicados y premios en distintos países, incluyendo el Fernando Jeno a la Poesía en México en 1979; sus libros figuran en diversas bibliotecas, incluyendo la del Congreso de EE.UU. Mis hijos siendo pequeños obtuvieron menciones y premios en el famoso Concurso Shankar de pintura, en la India y algunas de sus obras ilustraron libros de poemas de la abuela materna Arminda Ralesky. De esta mujer el Maestro Jacobo Ficher compuso una obra para coro y orquesta del poema Kadish Laico y además algunos de sus poemas formaron parte del repertorio de Berta Singerma. Yo soy socio vitalicio de la Sociedad Hebraica Argentina desde 1979 y fui parte del Consejo Directivo y del Consejo Consultivo en varios períodos. Siempre me interesó la política seria y desde hace unos años escribo a los diarios como una forma de participación activa.