Conocida es la Xàtiva de los Borja, la de las mil fuentes, la Saetabis Augusta, la Medina Xátiba, la de la Crema, pero poco se se sabe de su pasado judío. Y es que la capital de la Costera contaba con una de las más importantes juderías de la Comunitat, al ser la segunda ciudad en importancia del reino de Valencia.

Así lo constata el cronista oficial de la ciudad, Agustí Ventura, quien lleva investigado el pasado de la comunidad judía en la ciudad y que pronto dará a conocer en un libro que está ultimando. Visiblemente no queda ningún resto, es por eso que el pasado judío de Xàtiva no se conoce. La única evidencia física es un fragmento de yesería, parece ser que de la sinagoga, con una inscripción en hebreo traducida como ‘Jerusalén y para él será una evasión’ y que se conserva en el Museo de la iglesia Colegial Basílica de Santa María (la Seo).

Dos sinagogas

Documentación tampoco hay mucha. Ventura ha consultado archivos de Valencia, Barcelona y Aragón y gracias a esa exhaustiva búsqueda ha podido perimetrar el lugar donde se encontraba la judería. Entre las calles Corretgeria, Sant Doménec y Sant Agustí hacia la montaña. La calle central del barrio sería el de les Santes. En la ermita del mismo nombre, que ya no existe, estaría la sinagoga antigua, información que el cronista ha podido sacar de un texto en latín y dada su condición de Catedrático de esta lengua. Hubo una segunda sinagoga en lo que sería la iglesia de Sant Agustí.

Parece ser que se cumple la regla que delimitaba los barrios judíos: siempre están junto a las murallas y cerca de los conventos dominicos. Además, hay vestigios que conviven en la actualidad y que muchos ciudadanos desconocen como que el mercado ambulante se celebra los martes y vienes porque en aquella época los martes era para los judíos y los viernes para la comunidad musulmana y se ubicaban en la actual Plaza de l’Almodí.

Nombres como el del médico Lluís Alcanyís que lleva el nombre del hospital, también tienen su origen judío, puesto que fue uno de los conversos que se instalaron en el siglo XV en Xàtiva venidos de tierras aragonesas.

«Es una parte de nuestra desconocida que queremos poner en valor», asegura la concejala de Turismo, Raquel Caballero. De hecho, ya han dado el primer paso. Se han reunido con la comunidad judía de Valencia para exponerle la idea porque, según explica, «no es fácil entrar en la red de juderías».

Parece ser que les ha parecido una buena idea y que pueden ayudar al consistorio a promocionar la ruta incluso a nivel internacional, por el interés que tiene la comunidad en conocer su pasado sefardí.

FuenteLas Provincias

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorJared Kushner lanza un instituto para promover la paz en Medio Oriente
Artículo siguienteIsrael lanza una serie de televisión sobre las mujeres en el ejército israelí