Diario Judío México - Yom Hazicarón Lejalelei Maarajot Venifgaei Peulot Haeibá (Día de Recordación de los Caídos en las Guerras de y las Víctimas de Actos de Odio) es mucho más que lo que su nombre indica, ya que se trata de una jornada de duelo nacional que se conmemora desde 1949 (5709, según el calendario hebreo), al año siguiente de la independencia del Estado de .

Ello acontece el 4 de íar, el día anterior a Iom Haatzmaút (Día de la Independencia), a menos que alguno de ellos caiga o vaya a terminar en Shabat, como este año respecto de este último, ocasiones en las cuales se los adelanta, como esta vez, para hoy, martes, y el miércoles, o se posterga para el atardecer del domingo.

En rigor, la rememoración no se limita a las tropas, sino que también se honra a las bajas pertenecientes a la Policía, la Gendarmería, la Defensa Civil, el Servicio Penitenciario y demás organismos de seguridad e inteligencia que dieron su vida por el establecimiento y posterior defensa del Estado judío.

Y a partir de 2005 se agregaron las víctimas civiles de atentados terroristas.

Existen tres estadísticas diferentes que se dan a conocer en vísperas de esta jornada: los caídos en el último año, las víctimas desde el comienzo de la Guerra de Liberación (1947-1949, entre la Resolución de Partición y la firma de los armisticios) y los 1.626 fallecidos desde 1860, cuando los judíos jerosolimitanos dejaron la Ciudad Vieja para asentarse fuera de sus murallas.

En esta oportunidad se trata de 68 uniformados y civiles asesinados en los últimos 12 meses, para un total de 23.447, a los que hay que sumar a los quienes los sobreviven: 1.948 huérfanos menores de 30 años, 4.917 viudas y 9.442 familiares.

También murieron 59 veteranos de guerra que habían quedado discapacitados.

Un país virtualmente paralizado visita cementerios y se reúne en familia porque todos tienen alguien a quien recordar.

La ley estipula el cierre de todos los lugares de entretenimiento del país, el arrío de las banderas a media asta y el encendido de velas recordatorias en edificios públicos y sinagogas.

FuenteItongadol
Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

Artículo anteriorIsrael se une en el recuerdo por los soldados caídos
Artículo siguienteDescanse en paz el Sr. Rubén Alberto Mizrahi Dayan Z”L
Noticias, Reportajes, Cobertura de Eventos por nuestro staff editorial, así como artículos recibidos por la redacción para ser republicados en este medio.